¿El principio de una Iglesia mejor?


| OPINIÓN |

El Papa Francisco es elegido personaje del año por la revista Time

El inicio del pontificado del Papa Francisco no ha dejado indiferente a nadie, e incluso ha conseguido sorprender positivamente a los sectores más opuestos a la Iglesia Católica. El pontífice no sólo ha empezado a introducir cambios en la estructura jerárquica de la Iglesia retirando a los cardenales más conservadores, sino que también  ha manifestado una ideología austera, solidaria y más cercana a la gente y a los tiempos que corren. No se declara conservador ni liberal, y afirma interesarle más el Evangelio que cualquier ideología. Este “cambio de pensamiento”, ha sido la clave de su popularidad y gracias a él, la revista Time lo ha considerado la persona del año.

images

Dentro de esta intención de reforma eclesiástica, lo más comentado ha sido la postura del Papa sobre el papel de los homosexuales dentro la Iglesia. No sólo ha sido el primer pontífice en atreverse a hablar del tema –aunque de forma bastante moderada–, sino que se ha mostrado partidario de no excluirlos ni juzgarlos. “Si alguien es gay y busca al Señor con buena fe, ¿Quién soy yo para juzgarlo?”, declaró. Gracias a este posicionamiento, la revista The Advocate, dirigida a la comunidad homosexual estadounidense, también lo ha elegido persona del año.

¿Un Santo Padre galardonado por una publicación dirigida al colectivo gay? Parece una broma, pero es un hecho real. Sin ser demasiado extremas, las declaraciones del pontífice han sembrado la polémica entre los colectivos más conservadores de la Iglesia, a la vez que han agradado a los colectivos más liberales y con ansias de cambio. Todo esto hace plantearse diversas preguntas: ¿Es este el inicio de una Iglesia más integradora, moderna y abierta? ¿Realmente el catolicismo se basará en la austeridad, tal y como promulgó Jesús? ¿Se conseguirá, con esta ideología, integrar a los jóvenes y a los colectivos opuestos al catolicismo tradicional? ¿Estamos presenciando el inicio de una nueva Iglesia o simplemente es un espejismo momentáneo y todas estas palabras se las llevará el viento?

Mucha gente es consciente de que no todo lo que hace la Iglesia resulta negativo –las misiones o el voluntariado, por ejemplo, hacen una gran labor social– pero estos esfuerzos son lapidados por escándalos de pedofília, de derroche económico o de declaraciones semifascistas disfrazadas de “valores tradicionales”. No cabe duda, pues, que cambiar esta percepción negativa costará mucho. ¿Logrará el Papa Francisco cambiar esta Iglesia y acercarla más a la esencia del cristianismo? Parece ser que la intención está ahí, pero si realmente la Iglesia evoluciona, lo hará de forma lenta y tortuosa, siendo consciente de que aceptar a los homosexuales es sólo un paso, y quedan muchísimas cosas por cambiar. El papel de la mujer dentro de la Iglesia, el posicionamiento sobre temas como el aborto o  la represión sexual son algunos de los muchos temas que, quizás, deberían revisarse. Si en este año, como suele decirse, “con la Iglesia hemos topado”, quizás el 2014 sea el año de cambiarla.

Anuncios


Categorías:Internacional, Opinión, Sociedad

Etiquetas:, , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: