Sigue la violencia en la República Centroafricana


| ANÁLISIS |

El número de afectados por el auge de la violencia en la República Centroafricana (RCA) suma ya más de 500 muertos y 680.000 desplazados, desde el inicio del conflicto el pasado 5 de diciembre

Algunos de los afectados por el conflicto entre musulmanes y cristianos / Fuente: MSF

Algunos de los afectados por el conflicto entre musulmanes y cristianos en la RCA/ Fuente: MSF

Este conflicto entre grupos rebeldes de dos confesiones diferentes; cristianos (milicias anti-Balaka) y musulmanes (milicias Séléka) ha sumido a la capital del país africano, Bangui, en el caos; en un ciudad donde las violaciones de los derechos humanos están a la orden del día, y donde la violencia se convierte en la mejor forma de defensa.

Este conflicto no se limita a la capital, sino que con el paso de los días se ha ido extendiendo a otras ciudades como Bouca, Bozoum y Bossangoa,  lo que ha provocado que miles de personas decidan huir  e instalarse en otros países como la República Democrática del Congo, donde la situación no es mucho mejor.

Sin embargo, este auge de violencia entre musulmanes y cristianos (estos constituyen el 80% de la población del país) no ha surgido de repente como si de generación espontánea se tratara; sino que  es fruto de una situación de tensión que se viene dando desde hace bastante tiempo.

En marzo de 2013 la milicia Séléka da un golpe de estado y llega al poder acabando así con el gobierno de François Bozizé, y con la paz que reinaba en el país. El grupo insurgente nombra presidente del país a Michel Djotodia, y desde ese momento, los actos de violencia entre musulmanes y cristianos se convierten en la realidad a la que los 4’5 millones de personas de este país que apenas sabemos situar en el mapa, se tienen que enfrentar.

Ante esta situación, la Organización de Naciones Unidas, declaró de manera pública el peligro de un posible  “genocidio” como había ocurrido ya en  Ruanda y Burundi en “el conflicto de los Grandes Lagos”; pero no ha sido hasta el brote de violencia vivido hace unas semanas cuando la sociedad internacional ha parecido darse cuenta de lo que allí pasaba.

La Unión Europea ha decidido aumentar el número de soldados presente en el país; Francia, bajo la dirección de Hollande, ha mandado tropas y la ONU ha  desplegado una misión internacional.

Sin embargo, varias organizaciones internacionales como Médicos Sin Fronteras (MSF) han denunciado la lentitud en reaccionar de la ONU; ya que como suele ocurrir normalmente, los países occidentales solo se preocupan por lo que pasa en algunas zonas de África cuando empiezan a aparecer muertos, o cuando el número de fallecidos llega a las tres cifras.

Pero, mientras que la gente sigue huyendo a la selva para escapar de la violencia, mientras que los asesinatos tanto a cristianos como a musulmanes se suceden, el gobierno centroafricano se limita a decir que abrirá diálogos con los grupos rebeldes de la oposición y que podría pactar una amnistía con los responsables de las matanzas.

Ahora parece que solo queda esperar a que la República Centroafricana no se convierta en la próxima Ruanda, que la Comunidad Internacional no haya actuado demasiado tarde, y que la democracia vuelva a instalarse en un país que hace tiempo que no la conoce.

Anuncios


Categorías:Internacional

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: