Concertinas no, gracias


| OPINIÓN |

Últimamente se ha hablado mucho de las “concertinas”, una palabra que la mayor parte de la población la identificaba con alguna clase de concierto de cámara, o algún instrumento musical (chiste fácil)

Parte de la valla de Melilla / Fuente: Periodista Digital

Parte de la valla de Melilla / Fuente: Periodista Digital

Pocos sabían que de lo que en realidad se estaba hablando era de cuchillas, y de las cortan, por si hacen como Mariano Rajoy y no lo saben. Pocos sabían para qué se utilizaban y dónde estaban.

Sin embargo, esto cambió hace pocas semanas, cuando a nuestro tan querido ministro de interior Fernández Díaz, al que se le atribuye esa gran “ley antiportesta”  que no permitirá cosas como manifestarse ante el Parlamento (“la casa del pueblo”, qué irónico) o grabar a agentes realizando prácticas indebidas (qué malos los periodistas); se le ocurrió la gran idea de volver a instalar en una de las partes de la valla de Melilla estas cuchillas.

Unas concertinas que habían sido retiradas en 2005, y que, aunque nuestro Gobierno lo niegue sistemáticamente, producen graves heridas en el cuerpo de las personas que intentan saltar la valla para llegar a España.

Y es que no es solo esto, ya que estas cuchillas que el ministro de interior se empeña, con una tozudez un tanto absurda, en alabar y presentar como uno de los métodos persuasivos más eficaces del momento están puestas en la zona de mayor número de saltos.

Una técnica que se utiliza en una valla que separa Marruecos de España, y que para muchos de estos inmigrantes, que por mucho que algunos crean que saltan por afición y ganas de sentir adrenalina, es la  última vía de escape posible, el punto de partida de una vida mejor, donde la violencia y el hambre no tengan cabida.

Organizaciones No Gubernamentales, Sindicatos y Asociaciones de inmigrantes, de guardias civiles, se han quejado y han denunciado la peligrosidad  de esta práctica. Sin embargo, el Gobierno, demostrando una falta de humanidad que da pavor, no ha hecho nada. Las cuchillas siguen ahí, la gente sigue saltando, y las heridas en la piel siguen tardando en cicatrizar.

Pero, cuando parecía todo perdido, aparece la Unión Europea representada en la comisaria de interior Cecilia Malmström.

De repente esa institución a la que España admira ve algo (que no mucho, porque de momento tampoco ha tomado ninguna decisión al respecto) en esta práctica, y dice que no cree en la eficacia de las concertinas.

Ahora no somos ni los españoles, ni los inmigrantes que no tienen papeles (aclaro, que no inmigrantes ilegales, porque ninguna persona es ilegal), ni las ONG; ahora es Europa. Ahora es Europa quien dice “cuidado”, quien hace ver al gobierno que no hace las cosas bien, y que tiene que dar explicaciones.

Ahora es el gobierno el que tiene que responder sí o sí. Pero tampoco nos esperemos mucho, porque como ya han adelantado el mejor argumento que tienen es “otros también lo hacen”, como en el colegio, cuando nos escudábamos en que nuestro amigo también lo había hecho cuando nos castigasen.

Mientras tanto; mientras Bruselas reacciona, mientras el gobierno se excusa,  y mientras nosotros protestamos y gritamos a gente que no quiere oír; los inmigrantes intentarán seguir saltando, se seguirán cortando, seguirán falleciendo en la frontera española, y las inhumanas cuchillas seguirán puestas, una tras otra a lo largo de una alambrada cual Edad Media.

Porque es esta y no otra, la época en la parece que vivimos.

Anuncios


Categorías:Internacional

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , ,

1 respuesta

  1. El concertino es el primer violín (solista) en una orquesta, por si a alguien no le ha quedado claro en el subtítulo… Buen artículo, triste realidad.

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: