Ley de Seguridad ‘Gubernamental’


| OPINIÓN |

Hace unas semanas circula un borrador sobre una nueva invención del Ejecutivo, la llamada Ley sobre Seguridad Ciudadana. En ella se recogían sanciones tan extremas como multar con hasta 30.000 euros a un agente de policía, o hasta 600.000 por manifestarse sin permiso ante el Congreso. La Ley de Seguridad Ciudadana aumenta las multas ante supuestos actos vandálicos y desobedientes que, no obstante, vienen recogidos como derechos en la Constitución, para hacer que la masa se comporte ante el poder. La nueva ley perseguirá más conductas que la legislación actual, pero también aumentará el importe de las sanciones correspondientes. El incremento de la cuantía de las multas con respecto a la normativa en vigor podrá alcanzar hasta un 149.050%. El terror cundirá así entre los ciudadanos. Tanto es así, que por fin se podrá controlar la conducta de algunos.

El borrador era tan agresivo, que minutos antes de presentarlo en el Consejo de Ministros de hace tres viernes, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sánez de Santamaría, decidió no hacerlo para que el Ministerio del Interior hiciera acto de arrepentimiento y modificase algunas normas que incluía, como la multa por una sanción grave por la increíble y desmesurada cifra de 1.000 euros. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha reculado tras las críticas de colectivos, oposición y partido propio y el pasado viernes presentó el nuevo proyecto de ley con algunos cambios. En él, rebajaba algunas multas, y muchas de las leyes que eran graves pasaban a leves. Pero la esencia sigue siendo la misma.

Estando en estas, la Ley de Seguridad Ciudadana limitará la democracia en España, impidiendo protestas y escraches que se están sucediendo en nuestro país contra las medidas impopulares del Partido Popular, como único fin. Por cierto, España no es diferente en este asunto. Según el diario británico The Guardian, en aquéllos países donde ha habido recortes o retrocesos en derechos y libertades, los gobiernos han endurecido las leyes para evitar la efervescencia de las calles y que los ciudadanos protesten libremente. Y para ejemplo, Grecia.

De nuevo, la nieve que cae en toda la Península está convirtiéndose en caspa de este gobierno, que además de haber retirado numerosos derechos, quiere ahora que no nos quejemos por ello.

Anuncios


Categorías:Opinión

Etiquetas:, , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: