Manos suaves, también durante los meses de frío


| REPORTAJE |

Sin título

El frío, el viento y la humedad son las tres causas climatológicas que en esta época del año propician que la piel de nuestras manos se torne más seca y áspera. En ocasiones, la falta de hidratación y ácidos grasos en la piel puede provocar la aparición de heridas o grietas realmente muy dolorosas.

Con la bajada de las temperaturas el organismo pone en marcha un mecanismo de defensa para mantener el correcto funcionamiento de todos los órganos vitales, la sangre fluye con más intensidad hacia estas zonas para mantener una temperatura constante en los órganos que así lo necesiten para su correcto funcionamiento. En los miembros más distales, manos y pies, el riego sanguíneo es menor y la temperatura baja, por lo que se produce el fenómeno tan habitual de tener las manos y los pies más fríos.

El viento influye en la pérdida de agua de las capas más superficiales de la epidermis, así como el exceso de humedad. Lo que se traduce en “piel más seca”. Si queremos evitar tener las manos secas, ásperas, con rojeces e incluso grietas, no podemos bajar la guardia en su cuidado:

  • Necesitamos utilizar un jabón emoliente, sobregraso que no reseque la piel de nuestras manos. Por ejemplo, un gel de aceite de oliva como Jardín de Almazara Jabón Líquido sería ideal.
  • Secar bien las manos después de lavarlas, insistiendo especialmente en las zonas de pliegues.
  • Utilizar una buena crema de manos varias veces al día. Prácticamente después de cada lavado en caso de piel muy seca. Para aquellas que ya presentan rojeces, eccemas o alguna grieta os recomiendo Avéne Cicalfate manos, su poder reparador y emoliente es increíble en pocas aplicaciones.

Sin título

  • Por las noches aplicar el producto hidratante en mayor cantidad, aquí podemos recurrir a concentrados más untuosos con mayor poder reparador. Neutrógena Crema Concentrada de Manos.
  • Utilizar guantes fuera y dentro de casa. Fuera, para evitar el frío y el viento, conviene utilizar guantes de tejidos naturales como algodón y lana. Dentro, evitaremos en lo posible el contacto con productos detergentes muy alcalinos que perjudican claramente a nuestra piel.

Nuestras manos dicen mucho de nosotros y son nuestras mejores herramientas de trabajo, cuidarlas es fundamental para mantenerlas con un aspecto saludable que nos ayudará a expresarnos mejor en nuestras relaciones personales.

Y tú, ¿cómo cuidas tus manos durante los meses de frío?. ¿Conoces alguno de los productos que te propongo hoy?…

Feliz semana.

Farmacosmetica.net

Anuncios


Categorías:Salud

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: