El primer ‘Merseyside Derby’ de Roberto Martínez


El sábado se celebró en  Goodison Park el derby con más tradición de Inglaterra, el Everton-Liverpool. El duelo no decepcionó y entregó a los espectadores uno de esos partidos para guardar en la memoria. Fue un choque de ritmo frenético, con ocasiones en ambas porterías y con seis goles, tres para cada equipo. Pudo ganarlo cualquiera, pero el empate fue justo.

El enfrentamiento presentaba novedades con respecto a capítulos anteriores y una de ellas estaba en los banquillos, era el primer derby del Mersey para Roberto Martínez. El técnico de Balaguer abandonó el Wigan tras ganar la FA, aunque descendiendo a Championship y firmó por el Everton como sucesor de David Moyes. Es otro paso más en la carrera de un entrenador que ha ido escalando poco a poco desde divisiones inferiores, superando barreras a base de notables logros. Ya ha alcanzado un puesto en un histórico de Inglaterra como es el Everton y lo que es más importante, ha obtenido una  gran reputación  y se ha ganado el respeto del mundo futbolístico británico.

Image

Como ya sucedió en Wigan, tiene la misión de hacer que el equipo aparte de competir, practique un fútbol vistoso. Lo logró como sucesor de Jewell en Wigan y mantuvo al equipo varios años en la Premier, en alguna ocasión de manera milagrosa. Ahora tiene un reto más difícil de superar, ya que Moyes estableció al club en la mitad alta de la tabla, pero ahora falta el último paso, codearse con los grandes. Obviamente por presupuesto no puede hacerlo, pero Roberto va a intentar hacerlo a través de fútbol, de hacerse con el balón y generar ocasiones, dominar los partidos y no renunciar a su estilo, sin importar quién esté enfrente.

Así lo ha hecho en este principio de temporada, dejó marchar a Fellaini sabiendo que no era una gran pérdida para el estilo que quiere implantar. Con los fondos recaudados compró a McCarthy y obtuvo cedidos a Barry, Lukaku y Deulofeu. Y le dio minutos a Barkley. Esa quizá haya sido la muestra que mejor simboliza el cambio que se está gestando en el Everton. El joven de la cantera ‘toffee’ ya gozó de minutos con Moyes, pero es Roberto Martínez quien de verdad ha confiado en él para comandar los ataques desde tres cuartos de campo, con sus potentes arrancadas que le permiten buscar un pase desequilibrante o disparos desde la frontal.

El sábado el Everton salió a dominar el partido y buscando la victoria desde el principio, aunque un despiste en un córner permitió al Liverpool adelantarse en los primeros minutos. Lejos de venirse abajo el Everton empató rápidamente pero se marchó perdiendo al descanso a pesar de dominar el partido. La segunda parte fue apoteósica. El Everton arrolló por momentos al Liverpool, que solo salía ocasionalmente a la contra. Lukaku avisó dos veces, en un mano a mano y en una falta, pero en ambas detuvo con acierto Mignolet. El  delantero belga insistió y acabó perforando dos veces la portería rival para darle vuelta al marcador. Sin embargo, con diez minutos por delante, aún quedaba todo por decidir. El invitado de última hora de este magnífico espectáculo fue Daniel Sturridge, suplente por sorpresa. Él fue el encargado de empatar el partido con un cabezazo en el 89’ tras rematar una falta sacada por Gerrard.

Así que Roberto Martínez no pudo estrenarse con victoria en el derby del Mersey, pero el fútbol que realizó su Everton unido al de un gran Liverpool que marcha segundo en la Premier hizo que su primer derby sea recordado como uno de los mejores de la historia.

Anuncios


Categorías:Fútbol

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: