Tu cara me suena: ingredientes del éxito


| OPNIÓN |

  • Tu cara me suena es el formato español más exportado de la historia.
  • Consigue una audiencia intergeneracional, algo muy suculento a nivel publicitario.

¿Tenemos la televisión que nos merecemos? Seguramente no. Este medio no deja de ser un conglomerado de empresas privadas y pseudopúblicas al servicio de la maximización de beneficios y de un sistema presupuestario basado principalmente en la publicidad de las empresas multinacionales. El corporativismo es algo que está devorando los contenidos, así como la influencia política en todas y cada una de las cadenas, pero no por ello tenemos que criminalizar la totalidad de sus contenidos. Debemos sentirnos orgullosos de tener formatos cocinados en nuestra casa y que son exportados a decenas de países de todo el mundo. Y aquí es donde entra en juego ‘Tu cara me suena’ (Antena 3TV).

El programa en el que unos famosos escogidos meticulosamente imitan a cantantes conocidos de todas las épocas cuenta en su haber con tres temporadas de emisión en España con muy buenos datos de audiencia, no tanto por la cantidad –que también- sino por la calidad: ha sabido atraer a todas las generaciones y tener un impacto en las redes que ya quisieran muchos otros. Si a esto le añadimos el prestigio internacional que está adquiriendo -exportado a más de 30 países y ganador del premio al mejor formato internacional-, podemos afirmar que ‘Tu cara me suena’ es quizás una de las emisiones más atractivas en las que la publicidad puede invertir.

Bebe de otros formatos como Lluvia de estrellas, ¿Cantas o qué?, OT o Crónicas Marcianas.

Fuente: 20minutos.es TCMS ha sabido modernizar el espectáculo, incluso en la incursión de la publicidad.

Gestmusic Endemol (OT, Crónicas Marcianas, La parodia nacional) con Tinet Rubira actualmente al mando es la encargada de producirlo. Pero… ¿en qué ingredientes basa su éxito? Es una receta cocinada con ingredientes de formatos emitidos con éxito en épocas pasadas. ‘Lluvia de estrellas’ es quizás la fuente de inspiración mayoritaria: personas imitando a cantantes, un jurado profesional opinador  y un maestro de ceremonias que lleva el hilo conductor durante todo el espectáculo. Pero ‘Tu cara me suena’ ha añadido el factor “academia” con el inagotable profesor Àngel Llàcer que tanto rédito tuvo en Operación Triunfo. Aun así, no era suficiente. Se necesitaba una cierta dosis de distensión y entretenimiento basado en los propios personajes, al puro estilo Crónicas Marcianas, sin el cinismo y amarillismo que en él se vertía. Y la elección de jurado y concursantes ha sido crucial para lograrlo: un engranaje perfecto de opiniones y comentarios que se suceden de manera trepidante.

A pesar de todo, debemos remontarnos al 2006 para entender el nacimiento de ‘Tu cara me suena’.  ‘¿Cantas o qué?’ asomó la cabeza siendo siendo un simple karaoke que contaba en su haber con un reparto bastante mediocre del star system español. No tuvo éxito alguno, motivo por el cual se reinventaron en el formato actual, dando especial importancia al equipo de caracterización. El travestismo no hace sino provocar un mayor sentimiento de reflejo del telespectador ante nuestro tan repetido: “yo lo haría mucho mejor”. Ese es, para nosotros, el ingrediente secreto de este programa: la empatía. No solo porque el público desee ponerse en la piel del imitador, sino porque todo lo que piensa acabará siendo verbalizado por alguno de los miembros del jurado, de los concursantes o del presentador. Entre todos ejercemos, a la vez, de jueces y participantes.

Y así, con ensayo y error, Gestmusic ha sabido encontrar la gallina de los huevos de oro en Antena 3, algo que tantas veces había conseguido en Telecinco. Y, de momento, sin síntomas de agotamiento. Cada semana los telespectadores esperan el momento pulsador para opinar sobre las posibilidades de éxito del famoso en cuestión en la siguiente gala; Twitter arde semana tras semana con el elemento de discordia que Tinet ha sabido incluir sin alterar el buenrollismo del programa: Marta Sánchez; el fusionador se ha convertido en la puerta con humareda 3.0 de la ya mítica ‘Lluvia de estrellas’. Además, un cuerpo de baile y muchas luces. ¡Ah! Y que no falte la pseudosolidaridad: mientras una organización social se lleva  de premio una dotación económica, mantenemos a sueldo este star system que, recordemos, cobra por ello cada semana.

De acuerdo que a nivel de calidad, TCMS no es ni ‘Redes’ ni ‘Saber y ganar’. Pero tampoco lo pretende. A parte de informarnos y educarnos, la televisión debe entretenernos sin maltratarnos como audiencia. Estamos ante un programa que ha modernizado el espectáculo, dando cabida al humor e incluso a dosis de corazón, pero siempre tratado con respeto, algo que escasea hoy en día. Y por ello, por hacernos reír a lo largo de casi tres horas, así como para dar a conocer cantantes de distintas épocas a las diferentes generaciones, apostando por la familiaridad, esperemos que show must go on por mucho tiempo.

Es un entretenimiento blanco que no hace daño a nadie, respeta a la audiencia ante todo.

El formato tiene un arma de doble filo: nos entretiene a cambio de una pseudosolidaridad e incluso momentos de corazón, que son tratados con simpatía.

Anuncios


Categorías:cine & TV, Opinión

Etiquetas:, , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: