Los muertos, mejor con pan


| OPINIÓN |

  • En México, el Día de los Muertos constituye una de las mayores celebraciones del año
  • México es uno de los países con mayor delincuencia y muertes violentas

El famoso "pan de muerto" es una de las especialidades mexicanas para ese día

El famoso “pan de muerto” es una de las especialidades mexicanas para ese día

El día 1 de noviembre posee una tradición especial en gran parte del mundo. La llegada del invierno en muchos países del mundo está asociada con la llegada de la tristeza y la melancolía: el frío ya no permite salir a la calle como en las épocas estivales, el sol nos acompaña durante menos horas y la oscuridad siempre conlleva un grado de nostalgia y soledad mayor, vemos como las hojas de los árboles caen… Por eso, se relaciona esta fecha con la muerte y la desaparición: según se dice, la naturaleza comienza a morir cuarenta días después del equinoccio de otoño, es decir, el primer día de noviembre. Así, la muerte acecha con su hoz y su halo de tristeza a muchos hogares, aunque en otros no es la muerte la que viene, si no los propios difuntos y sus almas.

La mayor parte de festividades en torno a este tema proceden de la tradición católica del Día de Todos los Santos, fecha en la que se recuerda a los difuntos y se lleva flores a sus tumbas, además de comer los fantásticos “huesos de santo”. Sin embargo, esta tradición ha derivado en otras muchos totalmente diferentes en varios puntos del planeta. Una de las más espectaculares es el conocido Día de los Muertos en México, una fiesta mestiza declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO que se desarrolla entre los días 1 y 2 de noviembre. A pesar de sus raíces católicas, esta fiesta ya existía antes de la llegada de los españoles a América, cuando comenzó el mestizaje de la tradición. Hasta entonces, según los datos, las celebraciones se hacían en las etnias mexica, maya, purépecha y totonaca, con rituales relacionados con la vida de los ancestros, entre los que se encontraba el de guardar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante la celebración simbolizando la muerte y el renacimiento. Así, hoy en día las calaveras pintadas y adornadas son uno de los atractivos más llamativos de esta fiesta mexicana.

Aquellos que “se adelantaron”, tal y como se dice en México, vuelven hasta la Tierra en este día y por ello son imprescindibles las ofrendas y los buenos recibimientos. Los colores, olores y sabores llenan los cementerios. Las canciones y los dulces son parte imprescindible del festejo de aquella a la que más se teme. Se festeja el miedo, la soledad, la melancolía, la desaparición, pero también se celebra que vuelven y que, al fin y al cabo, la muerte es parte de la vida. No solo se adornan los cementerios, también los lugares públicos y en los supermercados existen ofertas especiales para ese día. Se publican poemas de burla y mofa en torno a la muerte, llamados “calaveritas”, y aquellas que representan a las de verdad (esperemos que no sean todas humanas y reales) son símbolo de este día.

El día 2 de noviembre es un día de unión para los mexicanos. Unión entre los vivos y los muertos, pero sobretodo entre toda la nación mexicana. Si algo posee México como unificador de la nación es el folklore y su cultura: desde el arte muralista de Diego Rivera hasta el Día de los Muertos, muchas de las representaciones y costumbres del pueblo mexicano consiguen convertirse en una seña de identidad y en un emplaste de pegamento que hace sentirse patrios a los ciudadanos. Y este hecho es sorprendente a la vez que admirable. En un país en el que un gran porcentaje de ciudadanos muere con violencia y que miles de familias y amigos se ven privadas de convivir con sus seres queridos a causa de mafias, vándalos o del crimen organizado, es de admirar que sean capaces de burlarse de la muerte.

Les honra su valentía y, por qué no, su alegría. Alegría de que los que ya no están vuelvan, alegría de que ellos sí pueden celebrarlo. Se comen a los muertos con pan, y se comen a la vida de un bocado.

Anuncios


Categorías:Cultura, Internacional, Opinión

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: