¡A la carrera!


| OPINIÓN |

Fachada del Congreso de los Diputados

Fachada del Congreso de los Diputados

Decir que la clase política nacional está valorada por la sociedad con baja nota no es ninguna novedad. Las políticas adoptadas desde la llegada de la crisis o los múltiples casos de corrupción descubiertos estos últimos años, entre otros hechos, han sido factores clave para la llegada de esta realidad.

Tanto los políticos como la gente de la calle tienen claro que esto debe cambiar. De hecho, si hoy entrevistáramos a cualquier político, independientemente de su ideología, existe una gran probabilidad de que éste se muestre conforme con “llevar a cabo los cambios necesarios para que los ciudadanos muestren un menor descontento con la clase política actual”, o alguna afirmación semejante. A la práctica, podemos comprobar con un claro ejemplo sucedido la semana pasada que dicho cambio no va a ser nada fácil.

Jueves 31 de octubre, víspera de puente festivo de tres días. Los diputados se encuentran en el Congreso para llevar a cabo una votación que incumbía a la reforma de las pensiones. Nada más acabar de votar, sin conocer el resultado de la votación y sin que el presidente de la Cámara, Jesús Posada, hubiera levantado la sesión, una estampida de parlamentarios se dirige hacia la salida literalmente corriendo. Ante la extraña situación vivida en el Congreso de los Diputados, algunos de ellos explicaron vía Twitter el por qué de la carrera vivida horas antes. Algunos alegaban que perdían su avión, tren u otro transporte que les debía llevar a su lugar de destino. Otros, incluso, vieron esta acción como algo completamente normal, sin necesidad de dar explicación alguna. Dejando los rodeos a un lado, y haciendo honor a la verdad, lo que realmente sucedía es que tenían prisa por irse de puente, que por supuesto es algo mucho más importante que conocer el resultado de una votación que repercutirá a millones de pensionistas españoles.

Y de esta manera es como se añade otro hecho más favorable a que la sociedad tenga una opinión negativa de la clase política que teóricamente le está representando. Si la despreocupación de los políticos por los ciudadanos que han permitido que ellos estén ahí ya era más que tangible, con este último hecho ha quedado evidenciada.

Y es que si realmente quieren ser mejor valorados y ejercer el cargo que les pertenece con responsabilidad, deben exigirse un cambio de actitud radical, evitando por completo lamentables acciones como la sucedida la semana pasada en el Congreso.

Anuncios


Categorías:Nacional, política

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: