Sesión de cine: sofá y manta, palomitas y espionaje en EEUU


| OPINIÓN |

EEUU realiza desde hace años escuchas y espionaje en múltiples países del mundo

Va a ser cierto aquello de que la realidad supera a la ficción. A pesar de estar hartos de ver los domingos por la tarde películas de procedencia americana en las que miembros del FBI persiguen e interceptan a los malos, muchas de veces de nacionalidad no americana casualmente, desde hace unos días el mundo puede disfrutar como espectador de una enredada y jugosa película de espías de corte estadounidense.

Con EEUU como protagonista principal, Australia, Reino Unido, Canadá y Nueva Zelanda con papeles secundarios y Rusia, China, Afganistán, Irán, Pakistán, como antagonistas. Pero además, en esta película de alto presupuesto hay papeles para todos: Brasil, México, India, España, Alemania, Francia, Suiza, Italia, República Checa, Bruselas… Todos caben en esta historia. Dotados de las últimas tecnologías electrónicas y telefónica, y por profesionales de la red, no hay país que se haya resistido al husmeo. Ni la mismísima Señora Merkel, alta mandataria y gloriosa señora de Europa, se ve afectada por la trama de espionaje.

En la trama, Estados Unidos y su Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA), con Obama al mando a pesar de que le haya costado confesarlo, han rastreado durante años las comunicaciones de los principales miembros y gobiernos de diferentes países de todo el mundo. Tal y como confirmaba el diario EL PAÍS hace unos días, la documentación que acredita los hechos habría sido filtrada por Edward Snowden, el exanalista de la NSA refugiado en Rusia y culpable de la actual crisis internacional derivada del espionaje. Así, los principales objetivos serían China, Rusia, Afganistán, Pakistán e Irán. Aquellos focos que, sin ser los más importantes, también aportarían un toque de sal a la receta serían Francia, Alemania, Italia, Suiza y España entre otros. Y, finalmente, cinco países se salvarían de todo esto, no gratuitamente por supuesto: Australia, Reino Unido, Canadá y Nueva Zelanda serían cuatro ojos que, junto con el protagonista, formarían el selecto club de “Los cinco ojos blancos”, un grupo exento del espionaje americano a cambio del intercambio mutuo de información.

Los agentes de la NSA colaborarían con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en una unidad de élite denominada Servicio Especial de Captación (SCS), sita en las principales ciudades europeas, desde donde se interceptarían las señales telefónicas y de Internet. Entre las ciudades que poseen unidades de espionaje se encuentran Madrid y Berlín. Sin embargo, una vez más las diferencias entre las reacciones españolas y las alemanas se han dejado notar. La canciller, aun bajo la sospecha de las actividades de espionaje estadounidense, dejó de lado su agenda y llamó directamente al presidente estadounidense para increparle sobre su responsabilidad y los actos llevados a cabo en su teléfono móvil. Tras la certeza de lo ocurrido, Berlín fue capaz de dejar a un lado sus problemas con París (otro de los afectados) para acusar a los Estados Unidos, consiguiendo que todos los países europeos afectados secundaran las declaraciones.

Por otro lado, una vez enterado el gobierno de España de la trama de espionaje que afectaba a los servicios españoles y a sus políticos, su respuesta fue… casi inexistente. No solo los representantes españoles en Bruselas evitaron pronunciarse al respecto, si no que además una vez dada la confrontación presencial entre uno de los responsables de la trama estadounidense y el ministro de Asuntos Exteriores español, ésta se transforma en un saludo y charla cordial. Pero, sorprendentemente, esto no nos asombra. Quizás sea por la costumbre que estamos adoptando los españoles a ver cómo el mundo se pasa por el forro a este país, en parte culpa de nuestra pésima situación política. Tal vez puede ser porque nos hemos rendido ante el gran peso pesado americano. Sea lo que sea, resulta intolerable.

La no – respuesta española viene derivada del pacto creado entre Jose María Aznar y George W. Bush en noviembre de 2001: EEUU tendría libertad para operar en territorio español y a cambio se reforzaría la cooperación contra el terrorismo en España, tanto el provocado por ETA como el yihadista. Paradójicamente, el espionaje y la intercepción de teléfonos sin autoridad judicial está penada por la legislación española incluso para el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Es decir, que aquello que se está permitiendo hacer a EEUU en España, está penado para los propios españoles, seas profesionales o no. No es que sea una actividad legal, pues como dijo el propio servicio secreto español, “la ley solo rige para tu propio país, toda actividad de espionaje en el extranjero es por definición ilegal. Y eso vale para las actividades de la NSA en España”.

Pero, y he aquí la parte más graciosa, EEUU no necesitaría si quiera espiar a España, pues tal y como afirma el diario EL PAIS, los documentos filtrados por Wikileaks señalan que los propios mandatarios del gobierno del PSOE y de la oposición ejercida por el PP, acudirían regularmente a la embajada estadounidense en Madrid para confesar los propios problemas internos.

Dentro de que el espionaje, al parecer, es insignificante en nuestro país dada la grandeza de las bocas españolas, la pésima e insignificante reacción ante dicha situación debería, por lo menos, despertar cierto nivel de alarma. Es cierto que como dijo el señor Rubalcaba espiar a los aliados está mal, pero dejar que lo hagan está peor. Y ya, si encima de que se deja hacer, ni se disimula, esto ya es la bomba.

Anuncios


Categorías:Internacional, Opinión

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1 respuesta

  1. Se ta ha olvidado mencionar que la película está catalogada para todos los públicos, y género humor. Porque no hay otra forma de nombrar esto, de risa, de puta broma en la cual nosotros somos los protagonistas, pero no los que se ríen, sino de los que se ríen.
    Gran artículo Teresa.
    Un saludo

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: