La otra cara del jefe del mundo


| OPINIÓN |

Vivimos en un mundo que sigue dominado por Estados Unidos de América.

Barak Obama, presidente  de los Estados Unidos de América / Fuente: The Clinic

Barak Obama, presidente de los Estados Unidos de América / Fuente: The Clinic

Estados Unidos, una de las principales potencias mundiales, por no decir la primera; la policía del mundo; defensor de la libertad; padre del famoso “sueño americano”; país al que se le llena la boca hablando de la libertad y la justicia, y al que le encanta defender ante los demás países del mundo que en EEUU todos los ciudadanos tienen las mismas oportunidades.

Sin embargo, no todo es color de rosa, hay otra cara de este país, no tan bonita e idealista, que no se nos enseña tanto, pero que es la más importante.

El país que se describió antes,  es el mismo país que tiene una prisión (y otras muchas que desconocemos) llamada Guantánamo en la que se vulneran los Derechos Humanos sin que nadie diga nada; es el mismo país que ataca a civiles inocentes en países del Oriente Medio y Oriente Próximo con los tan famosos drones; el mismo país que deja que miles de sus ciudadanos se queden sin un servicio médico porque no pueden pagar sus seguros; el mismo país que asesina periodistas en guerras; el mismo país que inicia guerras cruentas basándose en mentiras (veamos el ejemplo de la guerra de Iraq); el mismo país que sigue sin aceptar que el color de la piel no es sinónimo de superioridad; el mismo país que espía a los ciudadanos del mundo; el mismo país que controla los teléfonos de sus “aliados”; el mismo país que permite la pena de muerte; el mismo país en el que las armas parecen convertirse en una prolongación más del cuerpo de sus ciudadano;  el mismo país que persigue a personas que simplemente han defendido el derecho a conocer que estamos siendo vigilados;  el mismo país que invade estados; que apoya gobiernos corruptos; que provoca guerras civiles; que juega con el mundo a su antojo y al que nadie le dice nada.

Estados Unidos se ha convertido en el jefe del mundo. Un jefe corrupto e inviolable. Un jefe que puede hacer lo que quiera, porque es tanto su poder, y hasta donde llegan sus tentáculos que nadie se atreve a decirle nada.

Ningún país es capaz de plantarle cara, porque vivimos en un  mundo en el que por encima de todo está el interés, y esos a los que llamamos políticos prefieren seguir viviendo en su estado de comodidad que denunciar las irregularidades.

Están cometiendo un error muy grande, están permitiendo que personas inocentes sean víctimas de una política imperialista que parece no tener fin.

Estados Unidos sigue siendo el principal polo de poder, el líder al que todos debemos seguir sin preguntarnos si lo está haciendo bien o lo está haciendo mal.

Anuncios


Categorías:Internacional

Etiquetas:, , , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: