Roger Federer: la caída de un imperio


Roger Federer | FOTO: Sports FM

Roger Federer | FOTO: Sports FM

| ANÁLISIS | Federer, probablemente el mejor tenista de la historia, está lejos de alcanzar su mejor tenis. Tras una década plagada de éxitos, el tenista suizo puede cerrar su peor curso desde que está en la élite. Sólo la Copa Masters que se disputará el próximo mes en Londres puede salvar una mala temporada.

Todos los grandes imperios terminan viniéndose abajo. El romano, probablemente el más conocido de la historia, aguantó poco más de 500 años en la cúspide hasta su caída. En el caso de Roger Federer, el gran maestro del tenis, forjó en torno a su figura un imperio tenístico abrumador, durante muchos años invencible.

El suizo, que el pasado mes de agosto cumplió los 32 años, es el tenista con mayor número de Grand Slams, con un total de 17, (ganó el Abierto de Australia en cuatro ocasiones, un Roland Garros, siete en la hierba británica y cinco US Open), además de 21 Masters 1000, (segundo clasificado histórico por detrás de Rafa Nadal) y una plata olímpica en Londres 2012. Pero, a mi parecer, uno de sus mayores logros fue mantener la jerarquía del tenis mundial bajo su raqueta, reteniendo el número uno de la ATP durante cuatro años y medio (2004-2008), y volviéndolo a recuperar en 2009 y 2012, acumulando un total de 302 semanas al frente de la clasificación, algo que nunca nadie había logrado. Además ostenta el récord de mayor número de semanas seguidas como líder, alcanzando las 237.

Con un curriculum deslumbrante, la Perfección Suiza, como así le apodaron, ha vivido una carrera deportiva plagada de victorias, pero también de derrotas. En 2009 le vimos llorar en la pista tras perder Australia en detrimento de Nadal, y unos pocos meses después sobreponerse a ello rebozándose en la arcilla parisina, tras conquistar el único Grand Slam que se le resistió durante muchos años. Hemos vibrado con sus golpes y hemos presenciado puntos inolvidables, a la par que partidos que perdurarán en el tiempo, batallas incansables de poder a poder, finales que se convirtieron en obras de arte, como la de Wimbledon 2008, calificada por John McEnroe como “el mejor partido de la historia”.

El año del declive

Pero como decía al principio, no todo dura eternamente. El físico se va desgastando y las piernas te responden con menor agilidad. Y tras muchos años disfrutando del mejor tenis jamás visto, en este 2013 el jugador de Wallerau (Suiza), ha empezado a mostrar sus primeros síntomas de decadencia. Sus números en esta campaña reflejan lo evidente, y es que sin alcanzar la final en ninguno de los cuatro torneos importantes, Federer únicamente ha conseguido la victoria en Halle (Alemania), a la par que una final en el Masters 1000 de Roma, donde perdió con el español Rafa Nadal. Se ha visto relegado al séptimo escalón en la clasificación ATP y por el momento, peligra su participación en el último torneo del año, la Copa de Maestros, a tan solo un mes para que se dispute.

Es por ello que todos los focos mediáticos están puestos en la figura de Federer. Tras caer en los cuartos de final del Masters 1000 de Shanghai ante Gael Monfils, contra todo pronóstico, ha entrado en una férrea lucha por entrar entre los ocho primeros y aclarar su participación en el O2 Arena de Londres del 4 al 11 de noviembre.

Roger Federer |FOTO: GrandRoger.blogspot.com

Roger Federer |FOTO: GrandRoger.blogspot.com

Hasta la fecha, aquellos que tienen su billete asegurado son Nadal, Djokovic, Ferrer, Del Potro y Murray, aunque este último ha sido descartado tras recaer de su lesión, hecho que deja la puerta abierta a cuatro nuevos inquilinos. Plazas que se disputarán Wawrinka, Tsonga, Gasquet, Raonic, Haas, Almagro y Federer. El suizo, que no se pierde este torneo desde 2002, no quiere faltar a la cita en su torneo fetiche, donde ha alcanzando la corona en seis ocasiones y llegado a la final en otras dos. Siendo una superficie que se adapta mejor a sus condiciones de juego: recordemos que se disputa en pista rápida a la par que indoor.

Uno de sus compañeros, actual número uno mundial, Rafa Nadal, realizaba unas declaraciones en defensa de su colega suizo. “Lo va a lograr, se va a clasificar, siempre ha jugado bien en la última parte de la temporada”, señalando que, “le gusta jugar en este tipo de torneos. Es un gran jugador y no me cabe duda de que estará allí peleando”.

Pese a las agradables palabras del tenista español, la realidad es bien distinta, y es que al suizo le quedan escasamente dos torneos para sumar los puntos necesarios y asegurar su presencia en Londres. Uno lo jugará en casa: el ATP 500 de Basilea. El segundo es el último Masters 1000 de la temporada: Paris Berçy. Pero las malas noticias nunca vienen solas, a todo esto hay que sumarle el divorcio del jugador helvético con el entrenador que le había acompañado los últimos tres años, Paul Annacone.

A pesar de todo, el Gran Roger tiene calidad suficiente para conseguir su plaza en un torneo donde se verán las caras las ocho mejores raquetas del momento. Y aunque los focos estarán puestos en la batalla final por el número uno entre el español Rafa Nadal y el serbio Novak Djokovic, la Copa Masters siempre es un torneo especial, con sorpresas. Un duelo de maestros al que, sin duda, Federer no puede faltar.

Anuncios


Categorías:Tenis

Etiquetas:, , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: