El Sadar no es Reyno para el Barça


Neymar entre dos rivales | FOTO: Claudio Chaves - MD

Neymar entre dos rivales | FOTO: Claudio Chaves – MD

| ANÁLISIS | El Barça de Tata Martino llegaba a Pamplona ante la duda existencial del virus FIFA cada vez más visible en equipos que se quedan en cuadro cuando las selecciones hacen acto de presencia. Los culés no han dejado marchar muchos puntos en estas últimas temporadas, pero si echamos la vista atrás, vemos que tras la vuelta de disputas entre países, los blaugranas no han mostrado su mejor versión. En las últimas temporadas, dos empates (ante Racing de Santander y Real Sociedad) y una derrota (ante el Hércules) son más que suficientes para catalogar de dañinas esas salidas alrededor del mundo de los jugadores internacionales del club catalán. A esa nueva lista, hay que añadirle un nuevo miembro, el Osasuna de Javi Gracia.

En el césped de El Sadar faltaron varios de los habituales en los onces del Tata, que repitió modelito sin fortuna. Dani Alves, Gerard Piqué, Jordi Alba y Alexis Sánchez verían el encuentro desde sus respectivas casas. Leo Messi, además, lo haría desde el banquillo. Con la tranquilidad relativa que conlleva recuperarle para los partidos ante Milán en Champions y Real Madrid en Liga que afrontarán los catalanes en los próximos siete días.

Enfrente, un equipo ordenado y obediente que no permitió al Barcelona generar el juego que más le gusta. Las visitas a Navarra del club blaugrana nunca han sido cómodas. Esta no iba a ser menos. Campo pequeño, con el terreno muy reducido. Y futbolistas que se sabían bien su papel. No dejar campar a sus anchas a Neymar y maniatar el juego de triangulación culé.

El partido comenzó con un Barcelona sin prisas por rasgar la tela de araña que Gracia preparó para el partido y con un Osasuna contemplativo cuando los centrales culés tenían la posesión. Sergio Busquets decidía interponerse entre Carles Puyol y Bartra, mientras que Oriol Riera y De las Cuevas dificultaban la salida por el centro. Y una línea muy junta de cuatro en el mediocampo hacía casi imposible la circulación veloz en la zona.

IMAGEN 1

IMAGEN 1

Las líneas del cuadro navarro estaban perfectamente diseñadas para imposibilitar al F.C.Barcelona desplegar el fútbol que más le gusta, que es el de entre líneas y paredes por dentro. Sabiendo que Montoya y Adriano no son Alves y Jordi Alba, dejaban más abiertos los carriles, aunque con especial atención a cuando recibiese Neymar. Momento en el que las ayudas se multiplicaban.

IMAGEN 2

IMAGEN 2

La superioridad del Barça en el partido tenía nombre. Neymar. Él era el arma principal de los del Tata para poder desarbolar a la poblada defensa rojilla. Con Messi en el banco, le tocó al brasileño sacar su repertorio de regates, velocidad y, ademas, intentar abrir el campo por su costado. En ocasiones pudo conseguirlo, pero sin la suerte o la precisión como para terminar la jugada en gol o en ocasión.

IMAGEN 3

IMAGEN 3

Una de esas soluciones que se dio fue la de Neymar abandonando la banda para entrar en terreno central y romper líneas con los recursos que él atesora. Así llegaron las jugadas de mayor peligro para el cuadro catalán. Pese a todo, eso tenía su recompensa pero también su lado negativo. Las continuas faltas que recibió el brasileño a lo largo de todo el partido, muchas de ellas sin una amonestación que, de sobra, merecieron algunos de los futbolistas osasunistas que no tuvieron más remedio que pararle por lo civil o lo criminal, o incluso con pisotón, que sólo Beltrán sabe si fue intencionado o no.

IMAGEN 4

IMAGEN 4

Otro factor diferencial fue el mal partido de Xavi Hernández. Desprovisto de ayudas y lejos del lugar donde él es peligroso, el catalán naufragó en la red que instaló Osasuna en el centro del campo. Recibiendo en muchas ocasiones de espaldas o casi en su propio área, Xavi dejó de ser determinante para dedicarse a ser un futbolista que devolvía el balón en corto o hacia atrás. Y ahí Hernández no es el 6 que conocemos.

IMAGEN 5

IMAGEN 5

Así se fraguaron los primeros 45 minutos. Un endeble Barça que pisaba el área rival con cuentagotas, por lo que tuvo que tirar de repertorio desde fuera del área (con Andrés como mayor exponente) pero que disponía de la posesión del balón. Un conjunto que jugó a cansar al rival para que persiguiese el esférico y así, en la segunda parte, dar entrada a jugadores de refresco para desarbolar a un contrario más mermado físicamente. Parecía la preparación para lo que iba a ser la entrada de Leo Messi a escena. No asumir riesgos y esperar una genialidad.

Y otra cosa no, pero riesgos no hubo. Ni tan siquiera entre los centrales, que se dedicaron a jugar el balón en corto y nunca en largo. Bien porque el que suele hacer eso es Piqué o bien porque era más importante no hipotecar el balón. Víctor Valdés fue mero espectador del partido. Como lo fue Andres Fernández, que vio como sólo Bartra le inquietó en el último minuto de la primera mitad al mandar al limbo una ocasión clarísima.

Pero al comienzo tras el descanso todo cambió. El Barcelona dio un paso adelante y empezó a mover el balón con mayor electricidad y a encomendarse a un Neymar que se movía por todo el frente de ataque con mucho peligro. Así es como empezaron a llegar las ocasiones, dejando de lado el toque inservible y dando rienda suelta a la calidad.

Los movimientos del brasileño hacia el interior y su juego al primer toque permitieron encontrar un carril más abierto para Adriano.

IMAGEN 6

IMAGEN 6

Y llegaron las ocasiones. Con un Osasuna más cansado y un Barcelona más fluido, empezaron a caer las opciones de gol para los blaugranas. Entradas en rotura con Fàbregas como especialista, empezaron a ser tónica habitual de la segunda parte, en la que los culés evidenciaron una falta de puntería que no era habitual. Llevaban anotando gol desde hace más de año y medio cuando no consiguieron batir a Diego López en un Villarreal – Barcelona. Fallos clamorosos como los de Cesc en los minuto 57 y 60 terminaron por decantar la balanza hacia el empate.

IMAGEN 7

IMAGEN 7

De nuevo Neymar, y sería la última, trazó una jugada de vídeo juego para dejar completamente sólo a un Montoya que se le hizo de noche. Sería la última aportación destacada del brasileño, que se quedó anclado en el sector izquierdo cuando Messi entró al terreno de juego. Un Leo que estaba un peldaño de forma inferior a sus compañeros y que se evidenció en los 25 minutos de los que dispusto. Un juego pausado, a veces incluso lento. Andando y errando ocasiones que en otros tiempos eran caramelos para él.

IMAGEN 8

IMAGEN 8

Nuevamente rompiendo la línea defensiva de Osasuna por arriba y con entrada, esta vez de Leo Messi, desde atrás, pudo el Barça desatascar el partido. Pero ni por esas.

IMAGEN 9

IMAGEN 9

El resultado no se movió e todo el encuentro y el F.C. Barcelona se quedó con las ganas de batir el récord de mejor arranque liguero de toda la historia. Las variantes de Tata esta vez no funcionaron, porque los navarros se plantaron en el campo a que los culés no pudieran aprovechar sus nuevas armas. Empate a 0 que deja al Barcelona líder en solitario, pero que evidencia que cuando en el equipo titular faltan demasiadas piezas, el bloque se resiente.

Lo mejor:

La vuelta de Carles Puyol al centro de la zaga. Volvió el capitán de capitanes y fue un muro para los tímidos ataques navarros. Está en forma y da la sensación de retirarse no por edad, si no cuando él lo decida.

Lo peor:

La sensación de debilidad a la hora de atacar a un equipo bien colocado sobre el terreno de juego. Como ya sucedió en Supercopa ante el Atlético o en Celtic Park, los azulgranas pecan de toque y no encuentran soluciones ante un rival cerrado a cal y canto.

Por Imanol Echegaray García

Sígueme en Twitter: @ima_etxega

Anuncios


Categorías:Fútbol

Etiquetas:, , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: