De Roberto Carlos a Marcelo


Marcelo en el banquillo madridista/FOTO: eldia.es

Marcelo en el banquillo madridista/FOTO: eldia.es

Con tan solo 18 años, un joven lateral izquierdo ingresaba en las inmediaciones del Real Madrid con el rol de “nuevo Roberto Carlos”. Marcelo Vieira venía con una tarea difícil de solventar ya que el incansable Roberto quizá haya sido uno de los tres extranjeros más queridos y valorados, que haya pasado por la entidad merengue. En aquel Madrid de hace ya unos años, no se concebía un partido sin las multitudinarias subidas de banda que realizaba el pequeño velocista. Aquellos centros-chut eran medio gol. Malacostumbró a la afición madridista a exigir a los laterales como si fueran extremos. Las labores defensivas pasaban a un segundo plano. Que nos metan goles, preocupémonos de meter más que ellos. Algo así venía a ser la filosofía del Madrid. Cuando se ausentara Roberto, saltaba a la vista que suplir ese modo de juego iba a ser una de las más complicadas x que iba a tener que despejar el Madrid.

El 19 de junio de 2007 sería la fecha que marcaría un antes y un después en el Bernabéu. Roberto tomó rumbo a Turquía, y con él sus tan temidas y voluminosas piernas. Esas piernas que tantas veces han hecho que se doblaran manos a los porteros, o que han permitido galopar sin cese alguno junto a la línea de cal. Después de esta desafortunada pero inevitable baja, comenzaron las propuestas y la búsqueda de soluciones. Otro zurdo brasileño, nacido en Río, sería la opción por la que el Madrid se decantaría. Perfil a priori parecido que podía encajar en las peticiones de los aficionados blancos. Su llegada se confirmó en 2006, y el inicio en el club no fue para nada bueno. No jugaba con el primer equipo y en su lugar se vieron hombres como Heinze, Miguel Torres o Drenthe. Futbolistas que no encajaron y no ofrecieron muchas de las cualidades que este puesto reclamaba. Al menos en el Madrid. Roberto tuvo la culpa.

Ya se sabe que la posición de lateral no es una de las más aclamadas por los aficionados. En ocasiones son tratados como meros pegotes dentro del césped. Juegan porque tienen que ser 11. Suena feo, pero es una realidad. Pero como he dicho, Roberto Carlos modificó esta visión en los aficionados madridistas. El lateral era de suma importancia, una de las variantes más empleadas en el juego ofensivo. ¿Para qué servía un lateral que no tuviera recorrido? Una vez que pruebas el jamón la mortadela queda en el olvido. Es evidente que esta idea futbolística no sólo presenta ventajas. Esas numerosas subidas implican un mayor esfuerzo para los centrocampistas a la hora de realizar coberturas. Incluso obliga al extremo o interior a ocupar zonas más céntricas del campo. Pero el poderío ofensivo se multiplica. Un equipo con laterales atacantes es una bomba para los adversarios, la atención en defensa es constante.

Roberto Carlos apunto de realizar un disparo/FOTO: defensacentral.com

Roberto Carlos a punto de realizar un disparo/FOTO: defensacentral.com

Ya han pasado 7 años desde la llegada de Marcelo, y creo que es hora de afirmar que es un digno sucesor del añorado Roberto. Puede que resulte osado, o una inconsciencia comparar a uno con otro, pero jugando al fútbol es como se demuestran las cosas, y el Madrid sin Marcelo no presenta ni la mitad de síntomas de peligro que con él. El Madrid con el brasileño pone en alerta a los equipos rivales. Obliga al menos al extremo de su banda a preocuparse por defender, a no encarar con tanta ligereza, a evitar acosos constantes en ataque. Es cierto que en defensa tiene muchas lagunas, que descuida su espalda, y que hace que los centrocampistas de contención realicen un desgaste físico mayor que el que tendrían que hacer. Pero en el fútbol como en todos los deportes, se trata de hacer balanzas constantes. De saber si te interesan más los pros o los contras que te presenta un deportista. Y francamente creo que es preferible tener a Khedira más pendiente de esos temas y dejar a Marcelo que tenga el balón.

El Madrid pierde centro del campo cuando juega Marcelo. Pero se trata de buscar el equilibrio que convenga al equipo. Cada jugador mantiene su función en el club, y la clave es saber asumir esa función que tienes. No hay mejor ejemplo que el Atleti de Simeone. Los jugadores rojiblancos guardan un control, una disciplina, y quedan bien fijados los roles que desempeñan cada uno en el rectángulo de juego. Con Marcelo en el campo se necesita al menos un centrocampista que sea un pulmón, y que sepa que para el beneficio del equipo con las subidas de Marcelo, tiene que realizar ese pequeño o gran sacrificio. Ese hombre es Khedira. La gente puede quedarse en la anécdota de jugador tosco, de tronco, de jugador torpón, pero si se quiere a Marcelo en el campo interesa respetar la función de Khedira. Creo recordar que en la época en la que era Roberto Carlos quien sorprendía en ataque, tenía a un jugador vigilando sus espaldas que no era un as con el balón. Makélélé era el hombre que proporcionaba ese equilibrio. Makélélé era el hombre que danzaba por la zona media sin hacer mucho ruido, asegurando el pase en corto, y recuperando balones sin parar. Ya estaba Zidane o Figo para poner el fútbol. Por mucho que sea el Madrid, no todos pueden ser ángeles con la pelota.

Marcelo es primordial, es el hombre que ha hecho recordar viejos tiempos a los madridistas. Se ha vuelto a vibrar por esa banda izquierda. Se ha recuperado una tradición que se perdió durante unas temporadas. Y que dure mucho. Porque jugadores que tienen tanta relevancia en el ataque de un equipo son los que se echan de menos, y más cuando se trata de un lateral. Marcelo está demostrando en cada partido que los laterales también pintan algo en un once.

Marcelo liderando una jugada contra el Guadalajara/FOTO: vivelohoy.com

Marcelo liderando una jugada contra el Guadalajara/FOTO: vivelohoy.com

Anuncios


Categorías:Deportes, Fútbol

Etiquetas:, , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: