Refuerzos de primera


 | ANÁLISIS |

Javier Aguirre en rueda de prensa/FOTO: Agencia EFE

Javier Aguirre en rueda de prensa/FOTO: Agencia EFE

La temporada 2013/2014 se presentaba difícil para el Espanyol de Aguirre. La deuda amenazaba la estabilidad del equipo, y la política de fichajes de este año era clara, intentar vender a buen precio e incorporar jugadores de talla por poca cantidad. Gesta complicada, ya que cuando se quiere contar con futbolistas de cierta calidad, es obvio que el desembolso a realizar implica un esfuerzo notable. El entrenador mexicano advertía antes del comienzo de temporada, lo complicado que iba a resultar competir con equipos como el Sevilla, que se había gastado 30 millones en fichajes. No quería que sonara a queja, pero por mucho que intentara adornar sus frases, la esencia a reproche no la perdió en ningún momento. Cada equipo tiene que manejarse dentro de sus posibilidades, frase que no vendría mal que se la repasaran equipos grandes.

El conjunto perico apostó por gente competitiva, por gente que sabe lo que es luchar cada partido como si fueran finales, por gente que ve con los mismos ojos tanto al colista como al líder. Por jugadores de Segunda, vamos. A falta de dinero para conseguir a futbolistas consagrados y con cierto nombre en la Primera División, se echó la vista abajo para intuir que la solución se encontraba ahí. Los fieles quinielistas entenderán bien por qué menciono la tremenda competitividad que existe en Segunda. Igual se gana fuera que se pierde en casa. Tan pronto te encuentras en la zona alta como visitas la zona roja de la tabla. Siempre se está alerta. Y el Espanyol necesitaba eso para encarar esta competición, que los jugadores estuvieran enchufados desde el inicio hasta el fin. También es cierto que se apostó por esa opción porque no había más narices.

Pero no sólo las incorporaciones creaban incertidumbre en el equipo catalán. Las salidas que se produjeron en el mercado de fichajes también fueron alarmantes. Grandes pilares blanquiazules abandonaron el barco para tomar otro destino. El delantero Wakaso quizá fue uno de los más sonados por el dinero que dejó a disposición del club, algo más de 5 millones de euros. Pero sin lugar a duda, el golpe más duro fue la salida de Verdú. La salida del fútbol. Qué difícil comenzar una campaña nueva sin alguien que sabe muy bien lo que es una pelota. Y además de Wakaso y Verdú, se perdieron hombres importantes en todas las líneas fundamentales de un equipo. Amat en defensa o Baena en el centro del campo.

Verdú en un partido de la temporada pasada/FOTO:  estadiodeportivo.com

Verdú en un partido de la temporada pasada/FOTO: estadiodeportivo.com

Ya son 8 las jornadas disputadas y 8 los equipos que hay que contar desde la parte de arriba de la clasificación para encontrar al Espanyol. Para nada ha tenido un mal comienzo el equipo, a pesar de estas tres últimas derrotas consecutivas. Es pronto para hablar de estas cosas, pero la UEFA la tienen a tiro de piedra, así que a día de hoy el balance es positivo. Aguirre no ve tan negro el futuro, y una vez metido en faena, ha sabido sacar partido de gente que anteriormente desempeñaba otro papel en el equipo. Claro ejemplo de ello es el jugador Víctor Sánchez, el cual ha tomado mayor responsabilidad con el balón de la que antaño tenía. La suma goleadora que aporta este jugador a día de hoy es destacable, y hasta el momento está a la altura de la herencia que dejó el gran Verdú. Ya entrado en los 30, edad respetable en el mundo del fútbol, Sergio García sigue haciendo muestras de su calidad y de sus magníficos movimientos cerca de portería. Uno de los líderes, encargados de gestionar al equipo desde dentro del rectángulo de juego. Tarea compleja teniendo en cuenta la multitud de caras nuevas con las que cuenta el equipo. Caras nuevas de las que hablábamos al principio. Ese grupo de Segunda por el que apostó la entidad perica, que al parecer no les está saliendo rana. Muchos de los recién ingresados están siendo determinantes en el buen arranque que ha tenido el Espanyol. El lateral Fuentes procedente del Córdoba, está desbancando a todo un veterano de guerra como es Capdevilla. David López es uno de los elegidos por Aguirre para dirigir al equipo desde la zona del medio, y si hablamos de jugadores decisivos recién llegados (en este caso de vuelta tras una cesión), Thievy es uno de los destacados. El ex-jugador de Las Palmas, ha perforado hasta tres veces la portería rival en lo que llevamos de Liga.

Quedan muchas visitas por recibir, muchas salidas para ser recibidos, y sería muy arriesgado vaticinar un resultado para final de temporada. Pero sí hay que tener en cuenta que dentro de las posibilidades económicas que posee el Espanyol, esta apuesta por jugadores de Segunda me parece interesante e inteligente a la hora de competir en Primera. Simplemente porque los equipos más humildes de esta categoría, se olvidan de jugar con intensidad en los encuentros equiparados, en los enfrentamientos de su liga como dicen constantemente, eliminando de esta a equipos como Madrid, Barsa o Atleti. Y si en tu equipo cuentas con un número de jugadores que entienden mejor en determinados momentos el espíritu competitivo, puede dar resultados en una competición tan larga y equiparada en términos generales. El caso es que los refuerzos están siendo de primera.

Thievy celebrando un gol/FOTO: elpais.com

Thievy celebrando un gol/FOTO: elpais.com

Anuncios


Categorías:Deportes, Fútbol

Etiquetas:, , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: