Luces, cámara… y NBA


| ANÁLISIS | Miami Heat levantó el trofeo Larry O’Brien y con ese gesto se puso punto y final a una temporada en la que los de South Beach cumplieron los pronósticos que les daban como campeones. Ahora, tras un verano de los más ajetreado en cuanto a movimientos de mercado, los de Florida no tienen el camino tan allanado de cara al anillo, sino que no han hecho más que aparecer piedras y más piedras que dificultarán su travesía.

En los Bulls sólo hay que decir que ha vuelto Derrick Rose, lo cual los convierten en favoritos a todo. Allá por Brooklyn, donde se respira baloncesto por los cuatro costados, emergen los Nets con Pierce y Garnett como guindas a un proyecto que puede dar mucho que hablar. En Houston se acabaron los problemas y llegó Howard para tratar de culminar lo que empezó Harden el año pasado. Casi todos los equipos han hecho sus movimientos, principalmente con jugadores de la llamada clase media de la liga. Pistons, Warriors e incluso Mavs han dado un giro de tuerca apretando sus plantillas en busca de la gloria.

Derrick Rose y Joakim Noah junto al entrenador Tom Thibodeau | Foto: nba.com

Derrick Rose y Joakim Noah junto al entrenador Tom Thibodeau | Foto: nba.com

Pero mientras unos aprietan, otros aflojan en busca de esa futura pieza que les pueda volver a colocar en lo más alto. Llámenlo reconstrucción o llámenlo ‘tanking’, históricos como los Celtics o equipos en continuo balance negativo como los Sixers han hecho movimientos que no invitan a pensar que quieren luchar por algo, ni siquiera por la dignidad. Haciendo equilibrio entre la delgada línea roja que separa la reconstrucción y la pérdida del respeto se encuentran los Lakers, ahogados por la ‘traidora’ decisión de Howard.

Son sólo algunas escenas de la película completa de la NBA que no ha hecho más que comenzar. Los directores han elegido ya a su elenco de artistas, de aquí al inicio sólo algunos extras cambiarán de producción, pero lo importante ya está hecho. Comienza una larga travesía hacia los ‘Oscars’ que representan el anillo de la NBA y que todos quieren, pero al final sólo un equipo oirá su nombre en el mayor escenario posible. Allá va un análisis de todos los candidatos, ya sea al anillo o al número uno del draft. Siéntense, cojan palomitas y disfruten porque está a punto de empezar el mayor espectáculo del mundo. ¡Luces, cámara…y NBA!

[Te puede interesar: Sobre el diario Marca, el EGM y la NBA]

CONFERENCIA ESTE

Miami Heat. Su carta de presentación son los dos anillos seguidos y tener a Lebron en sus filas. Wade seguirá siendo una incógnita, pero no menos que Bosh en un año en el que la competencia va a ser feroz. Acertaron renovando a Andersen y firmando a Oden por si sale bien. Beasley llega para revocar ese cartel de “talento sin cabeza”. Por supuesto, el equipo aspira al three peat.

New York Knicks. Veteranía, veteranía y más veteranía. Esa ha parecido ser la premisa en los despachos de la Gran Manzana. Melo acaba contrato el año que viene y mucho tendrán que hacer los Knicks para poder aspirar al cetro y así retener a su estrella. El fichaje de Bargnani genera muchas dudas, como las que siempre acompañan a Metta World Peace. Pinta mal el asunto.

Indiana Pacers. Llevan dos años subiendo peldaños y este curso lo tienen todo para poder ganar a cualquiera. Hibbert y West tienen un recambio de lujo en Luis Scola, a los que se suman el mismo bloque bajo el mismo mando. Como se dice al otro lado del charco, ‘sky is the limit’.

Brooklyn Nets. Protagonistas del mayor movimiento de mercado, ficharon a los veteranos Pierce, Garnett y Terry para aspirar a todo. El quintento asusta y más con Kirilenko en la recámara. No obstante, las rotaciones no parecen que vayan a responder bien, y eso con un quinteto titular tan ‘viejo’ puede ser la sentencia. Considero que seguramente decepcionen.

Chicago Bulls. Todo su resumen se basa en la vuelta de Rose. Si está a tope (como parece) son aspirantes con mayúsculas. Un grupo muy unido, duro y compacto con un gran líder. Lo tienen todo para hacer daño y cargarse a cualquiera. Será apasionante ver de qué son capaces este año.

Atlanta Hawks. Ayon, Elton Brand o Paul Millsap son algunos de sus movimientos tras la marcha de Josh Smith. Sencillamente, parece complicado que puedan mantener incluso el puesto de Playoffs. La plantilla genera gran desconfianza.

Boston Celtics. Traspasan a sus dos emblemas y se quedan con Jeff Green y la incógnita de Rondo (aunque seguro volverá al 100%). Para comprender el panorama verde, sólo hay que pensar en los fuertes rumores de tanking (tirar la temporada por una futura estrella en el draft). Aun así siempre compiten, pero con las piezas de este año se presenta todo muy complicado.

Milwaukee Bucks. Los flashes han sido el fichaje de OJ Mayo y la renovación de Larry Sanders, comparado con Ibaka hasta en este asunto. Probablemente no contar con Jennings les beneficiará a la larga, pero por el momento les espero un mínimo de un año sin postemporada. No pinta bien el futuro para ellos.

Nerlens Noel y Michael Carter Williams, dos rookies en los que los Sixers tienen mucha confianza. | Foto: nba.com

Nerlens Noel y Michael Carter Williams, dos rookies en los que los Sixers tienen mucha confianza. | Foto: nba.com

Philadelphia 76ers. Moverse para perder. Eso parece que han hecho en Philly, donde dejaron salir casi por nada a Jrue Holiday y se quedaron con el hypeado Nerlens Noel. Bynum les hizo mucho daño, no sólo la pasada temporada, sino para su futuro a medio plazo…salvo que el número uno de draft que buscan lo impida. Este debería ser el año de Thaddeus Young.

Toronto Raptors. Oportunidad de ver, desde un principio de temporada y ya en la era post-Barganani, como se deselvuelven unos Raptors que tienen buena pinta, pero que adolecen de ese punch que marca diferencias. Rudy Gay puede haber demostrado mucho, pero los DeRozan, Fields o Valanciunas son una incógnita difícil de descifrar.

Detroit Pistons. Toda la falta de movimiento de la ciudad por la quiebra contrasta con el verano de Joe Dumars, en el que se hizo con Josh Smith y Brandon Jennings. Dos jugadores cuya regularidad todavía se busca pero que pueden hacer maravillas. El problema estará en el juego interior, donde Monroe parte como titular, dejando la progresión de Drummond en un posible estancamiento. Veremos como responden, pero los Playoffs deberían hacerlos seguro.

Washington Wizards. Acabaron la temporada pasada como un tiro, principalmente por el regreso de John Wall a niveles ‘Westbrookianos’. La falta de movimientos significativos les quitan todo favoritismo, pero es lo que tiene seguir pagando las secuelas de Gilbert Arenas. Complicados los Playoffs este año.

Cleveland Cavaliers. Líder joven y plantilla joven. Muy atractiva pero probablemente difícil de ensamblar, y más si cuentan con un Bynum en modo espectador. Nadie duda de que Irving mejorará, o incluso Thompson. El resto, toda una incógnita que se resolverá en cuanto pongamos un pie en la temporada. El número 1 del draft, Anthony Bennett, va a tener que hacer mucho para acallar las dudas que giran en torno a él.

Charlotte Bobcats. Se deshicieron de Mullens para traer a Al Jefferson, todo un seguro de vida. Pero el resto de la plantilla sigue siendo bastante limitado, a excepción de Kemba Walker, Gerald Henderson y un Michael Kidd Gilchrist que está ante su oportunidad de oro. Por supuesto, esta temporada seguirán perdiendo.

Orlando Magic. Otro equipo que paga los efectos de Dwight Howard y que sigue en su reconstrucción desde los más bajo. Vucevic les salió por encima de los esperado el año pasado y este se confía mucho en el rookie Oladipo. De todos modos, aún les quedan varios años de drafts (o un gran golpe de suerte) para comenzar a tomarles en serio.

James Harden y Dwight Howard, dispuestos a hacer historia | Foto: nba.com

James Harden y Dwight Howard, dispuestos a hacer historia | Foto: nba.com

CONFERENCIA OESTE

Oklahoma City Thunder. Un año más, Westbrook, Ibaka y Durant volverán a poner contra las cuerdas a cualquiera. Lo cierto es que la lesión del explosivo base rebajó mucho el nivel, pero no todos los días tienes a dos de los diez mejores jugadores en tu plantilla. Como siempre, aspirantes a todo pero con varios emergentes del oeste al acecho. Este debería ser el año (individualmente) de Kevin Durant. Deshacerse de Kevin Martin, todo un acierto.

San Antonio Spurs. El clásico Big Three sigue en marcha, pero entre las incorporaciones destaca Marco Bellinelli. Tras la derrota del año pasado las esperanzas de venganza se van diluyendo. Se atisba cambio generacional con un Kawhi Leonard que debería tomar galones de líder. La historia demuestra que a estos no se les puede dar por muertos, por muchas señales que envíen de lo contrario.

Denver Nuggets. Desmantelaron lo principal del equipo desde el directivo hasta la máxima estrella (Iguodala). Se han movido bien en el mercado con Nate Robinson y JJ Hickson, pero es bastante complicado que mantengan el listón del año pasado. Continuarán a la espera de un JaVale McGee que seguirá, una temporada más, viviendo de su salto vertical.

Los Angeles Clippers. Fichan por fin a un entrenador (Doc Rivers), renuevan a Paul y se hacen con JJ Redick. El panorama pinta bien en Lob City salvo por el hecho de que como sigan bajando los números de Blake Griffin habrá que plantearse otras vías. Típico equipo que puede poner las cosas difíciles, pero sin llegar a plantarse arriba.

Memphis Grizzlies. La franquicia sigue con su política de hacer las cosas despacio y con buena letra, pero no deja de ser un equipo extremadamente cauto. Año tras año mejoran, pero nunca tienen la mordiente necesaria para hacerse con el anillo. Tal vez este curso Gasol dé otro paso al frente y puede hacerse cargo del equipo, porque de lo contrario el modelo de futuro se tambaleará. Muy valorable la contratación de Koufos, al igual que innecesaria la de Miller.

Golden State Warriors. Sin llegar a entrar a la élite, la plantilla y el juego que ofrecen será para saborearlo una y cada vez en las madrugadas NBA. Curry hará de las suyas con gente como Barnes, Lee o el mismísimo Iguodala, un jugador que por sus características le puede dar muchísimo a su equipo.

Los Angeles Lakers. El verano se resume en la espantada de Howard y los constantes contratos de un año. Kaman, Young o el viejo conocido Farmar completarán la plantilla para hacer creer que los Lakers pueden competir por algo. A la espera queda el regreso de Kobe Bryant y el último esfuerzo de Pau Gasol. Muchísimas dudas sobre ellos.

[Te interesará: Vino Kobe Bryant, cosecha del 78]

Houston Rockets. Se hicieron con la pieza más cotizada de mercado y lograron mantener a sus jugadores de la temporada pasada. Magnífica gestión de Daryl Morey en una plantilla que no debe conformarse con cualquier cosa. Será interesante ver la reválida de Howard, que tiene en su debe mostrar al mundo que es un ganador. Finales de Conferencia puede ser una buena meta para ellos.

Los New Orleans Pelicans estrenan uniforme con Davis y Holiday como líderes | Foto: nba.com

Los New Orleans Pelicans estrenan uniforme con Davis y Holiday como líderes | Foto: nba.com

Utah Jazz. Llevaron a cabo el movimiento que debían salvo por los plazo de ejecución, realizado con al menos dos temporadas de retraso. La progresión de Kanter y Favors ha terminado por sustituir a la pareja Jefferson/Millsap, de gran calidad pero que no aportaba ese extra necesario. El gran pasotismo en el mercado hace que uno se plantee si de verdad, con la mejoría esperada en Hayward, pretendan pasar a luchar por el campeonato.

Dallas Mavericks. Ellis y Calderón completan los nuevos Mavs. Del primero uno espera que por fin mire más por el equipo que por su ego. El segundo deberá ser más líder que nunca en una plantilla que tiene pinta de ser el enésimo juguete roto de Mark Cuban. Playoffs sí, pero seguramente no mucho más.

Portland Trail Blazers. Los de la eterna reconstrucción. El interminable quiero y no puedo de aquel que sabe que un día pudo competir, pero que en este caso las lesiones trastocaron. Afrontan, eso sí, el futuro con más ilusión por el joven Lillard, que tendrá un nivel superior de carga a sus espaldas. Los playoffs, para otro año, ya que en este el panorma no pinta mucho mejor que el curso pasado por mucho que haya llegado Robin López.

Minnesota Timberwolves. Para hacer este pronóstico uno tendría que pasarse primero por el hospital. Una vez más, las lesiones serán las que marquen la temporada de los Wolves en una dirección u otra. A priori vuelve Kevin Love y se ha unido Kevin Martin. Unidos al basket-fantasía de Ricky Rubio y algún paso adelante, pueden dar caña. Sanos, en playoffs justos. No sanos ya si que…

Sacramento Kings. Otro de los equipos que ya sea por mercado o por falta de movimiento que llevo un par de años sin mejorar la plantilla. Incluso se plantean renovar a su máxima estrella que compagina grandes actuaciones con problemas de comportamiento. Les quedan todavía varios años de travesía por el desierto.

New Orleans Pelicans. Atractivo el proyecto que presentan liderado por Ryan Anderson, Jrue Holiday y uno de los jugadores con más futuro y proyección de toda la NBA, Anthony Davis. Por supuesto que no van a luchar por la postemporada pero sí que pueden dar guerra y sentar las bases de un futuro que, en este caso sí, tiene buena pinta.

Phoenix Suns. Muchos movimientos pero ninguno significativo que sólo confirman el lento pasar del tiempo en la era post-Nash. El fichaje de Bledsoe aporta frescura al equipo además de una buena dosis de atleticismo.

Anuncios


Categorías:Baloncesto, Deportes

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. Diez jugadores que mejorarán o decepcionarán en la temporada NBA « Actualidad24.net

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: