El ocaso de Silvio


| ANÁLISIS |

  • El líder del PDL intenta escapar de la justicia provocando una crisis gubernamental italiana
  • El caso “Mediaset” provoca que el Senado vote su expulsión en los próximos días

Durante todos estos años, Silvio Berlusconi ha representado el ejemplo perfecto de político corrupto, que hace y deshace a su favor, como las leyes de justicia que quería promover para favorecerle a él mismo. Pensaba que Italia era su cortijo privado, y que él era amo y señor desde los Alpes hasta el mar Mediterráneo. Como muestra de ello, no escasean vídeos denigrando a las mujeres o frivolizando sobre temas bastante serios. Por ejemplo, al producirse el fatídico terremoto de l’Aquila en 2009 dijo a los que se habían quedado sin casa y que vivían en tiendas de campaña que “se lo tomaran como un fin de semana en el camping”. Todo ese aura de “intocabilidad” que disfrutaba “Il Cavaliere” durante todos estos años parece marchitarse al mismo ritmo que los procesos judiciales se le vienen encima.

Berlusconi en una manifestación. / Gabriel Bouys (AFP)

Sus frentes abiertos con la justicia no son pocos, como el caso “Mediaset”, relacionado con fraude fiscal en la venta de derechos televisivos; el caso “Ruby”, por proxenetismo (ya es conocida su afición a la fiesta y a las mujeres jóvenes) y otros como “Unipol”, “di Pietro” o “Gregorio”, en relación a difamaciones, filtraciones y sobornos con el fin de hacer caer  los gobiernos, un trabajo que se le da realmente bien. Sin embargo, a pesar de todos estos litigios, Berlusconi permanecía imperturbable. Parecía no importarle, hasta ahora.

Arrinconado por la condena inminente del anteriormente mencionado caso “Mediaset”, Silvio Berlusconi utilizó su poder para chantajear al gobierno de Enrico Letta diciendo que, si no había una reforma en la justicia, dejaría de dar su apoyo al gobierno. Esta estratagema, que ya le había funcionado para acabar con el gobierno tecnócrata de Mario Monti, no ha surtido efecto con Letta. Tras una sesión de infarto en el Senado italiano, varios senadores del PDL (Pueblo de la Libertad), partido de Silvio Berlusconi, se rebelaron y votaron a favor apoyando el gobierno actual. “Il Cavaliere”, al ver que su estrategia no llegaría a buen puerto, decidió hablar y decir: “Hemos decidido, no sin trabajo interno, otorgar un voto de confianza al Gobierno”.  Finalmente, la razón pudo a los intereses personales: Letta ganó el apoyo del Senado para poder seguir gobernando y, en un plazo de dos semanas, el Senado tiene que votar si, finalmente, Berlusconi es expulsado y pierde su condición de parlamentario.

Silvio Berlusconi ha permanecido en política desde el año 1992, en el cual entró de lleno tras el caso “Manos Limpias” que destapó una red de corrupción en todo el país. Gracias  a las alianzas con partidos neofascistas (Alianza Nacional) y secesionistas (Liga Norte), Silvio Berlusconi ascendió al poder gubernamental. Desde entonces, ha estado dirigiendo el país cuando le han elegido las urnas y haciendo caer a los ejecutivos cuando no. Magnate de las comunicaciones, emplea su poder mediático para hacer llegar su mensaje a las masas y su poder político para influenciar a los que están a su alrededor. Su poder parecía no tener límites hasta el 2 de octubre, fecha en la que Berlusconi dejó de tener ese poder absoluto. Fecha en la que fue expulsado de su cortijo italiano.

Para más información sobre Silvio Berlusconi.

Anuncios


Categorías:Internacional

Etiquetas:, , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: