Directo al grano


| REPORTAJE |

Seguramente muchos de vosotros habréis sufrido o estaréis sufriendo los dichosos “granos”… El acné es una enfermedad inflamatoria de la piel, que generalmente se presenta en la adolescencia, aunque en muchos casos se sigue manifestando en la edad adulta. Con mayor o menor intensidad, aparece una inflamación en la glándula pilosebánea, un aumento en la secreción de sebo, la presencia de una bacteria (Propionibacterium acnes) y la descamación anormal de la piel.

Pueden aparecer comedones o puntos negros, pápulas y pústulas (granos y espinillas) e incluso nódulos y cicatrices en los acnés más severos. Estas lesiones se manifiestan con más frecuencia en el rostro y la parte superior del tronco.

Contamos con multitud de herramientas para curar o, al menos, mejorar en gran medida las pieles acnéicas. Tratamos de ir agotando fases, comenzando con los tratamientos más livianos y con pocos o prácticamente ningún efecto secundario, para llegar a otros más potentes (tratamientos de prescripción dermatológica), pero que en muchas ocasiones serán necesarios para resolver el problema.

Los tratamientos son diferentes en función del tipo de acné, su severidad, la causa o el sexo del individuo. Sin atender a los casos más severos, que siempre pasarán por la consulta del médico especialista,  hoy nos ocupamos del tratamiento cosmético del acné leve o moderado.

jhvhu

Como ya os he comentado en otras ocasiones, el primer paso es una limpieza adecuada de la piel. Geles, espumas, soluciones micelares adecuadas que limpian la suciedad, impurezas y el exceso de grasa y células muertas que asfixian la piel, y dejarán el terreno preparado para el tratamiento posterior. Estos productos de higiene deben utilizarse por la mañana y por la noche, son el pilar básico para conseguir la máxima eficacia del tratamiento tópico que vayamos a emplear. En ocasiones, nos encontramos casos de acné muy leve, donde simplemente la limpieza muestra unos resultados espectaculares.

Decir a los chicos, que existen productos preparadores del afeitado, muy útiles cuando hay granitos en la zona de la barba, que se aplican por la noche haciendo más fácil el afeitado de la mañana, ayudan a salir el pelo y evitan posibles infecciones y cortes (DermoK de Avène).

Utilizar una mascarilla purificante y un exfoliante una vez en semana es el complemento ideal. Pero, ojo, en el caso de los exfoliantes nos vendrán muy bien para zonas con puntos negros y para mejorar la renovación celular, pero siempre evitando los granos. Si aplicamos un exfoliante donde hay granos, masajeamos la glándula sebácea exacerbando la producción de grasa y contribuimos a extender la pequeña infección que pudiera haber.

Continuamos con un tratamiento tópico, hay que hidratar la piel pero controlando la producción de grasa, mejorando la textura de la piel y evitando que queden marcas dónde hubiera imperfecciones. Prácticamente, todas las líneas cosméticas que tenemos en farmacia    (ej. DermoPurifiyer de Eucerin o Normaderm de Vichy) cuentan con una selección de productos que prometen el fin que buscamos. Fluidos ligeros y matificantes son muy apropiados para usar por las mañanas en todo el rostro. Además, existen productos concentrados para aplicar sólo en los granos, contienen agentes calmantes, queratolíticos y antibacterianos que tratan de controlar la evolución de la lesión.

Por la noche podemos recurrir a productos más activos, que aprovechan la serenidad y renovación celular de nuestra piel mientras dormimos. Activos como el ácido glicólic,o el ác. salicílico y el retinaldehído  exfolian, renuevan y previenen la aparición de marcas en la piel. Otros como el zinc, la niacinamida tienen acción astringente, antibacteriana, seborreguladora y antiinflamatoria. En esta línea os recomendamos Salizin Gel de Neostrata o TriAcnéal de Avène.

Importante, sobre todo en verano, protegerse del sol. El sol es un falso amigo del acné, la sequedad que ahora nos ofrece, se transformará en un brote de mayor secreción sebácea cuando empiece el invierno. Además, la lesión que deja el grano es fácil de hiperpigmentar, donde había una imperfección la sustituiremos por una mancha solar.

Seguir nuestros consejos es fácil y obtener buenos resultados lo es más, siempre que seáis constantes en el tratamiento. Os esperamos la próxima semana, no nos falléis… ¡¡¡Y no os toquéis los granos!!!

Anuncios


Categorías:Salud

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: