Primeros días de sol


| REPORTAJE |

Sin título

Se acercan, con el buen tiempo, las altas temperaturas y los largos días de sol para pasar más tiempo al aire libre, practicando algún deporte, caminando o tomando el sol para conseguir el , tan deseado, tono dorado en nuestra piel.

Es muy importante en estos primeros días, tomar el sol con precaución:

  • Utilizar un protector solar adecuado a nuestro fototipo (determina la capacidad de nuestra piel para asimilar la radiación solar) y a nuestro tipo de piel. No son recomendables productos con un índice de protección solar por debajo de 15.
  • Evitar la exposición solar en las horas centrales del día (12h a 16h). Los rayos del sol inciden con mayor perpendicularidad en nuestra piel y las temperaturas son más elevadas, la sudoración es mayor y con todo esto, también las quemaduras.
  • Tomar baños de sol gradualmente, comenzar con no más de 15min. el primer día para ir aumentando el tiempo de exposición, sin superar las 2 horas.
  • Aplicar el fotoprotector antes de salir de casa y renovar cada 2 horas si vamos a pasar más tiempo expuestos al sol. En caso de tomar algún baño, en la playa o en la piscina, después de este volveremos a renovar nuestro protector solar, ya que aunque muchos sean resistentes al agua, no lo son ni al sudor, ni al roce de la toalla, de la arena…
  • La ingesta de líquidos también es importante, agua, zumo de frutas…sobre todo en niños y ancianos ayudarán a evitar la deshidratación.
  • Si somos previsores, existen algunos complementos nutricionales que nos ayudarán a potenciar y mantener el bronceado. Son productos a base de betacarotenos y precursores de la síntesis de melanina que contribuirán a conseguir, más rápidamente, ese tono dorado. Recomendamos comenzar a tomar este tipo de productos 15 o 20 días antes de los principales meses de exposición solar, para prolongar su utilización durante el tiempo que dure el verano. Ojo, estos productos en ningún caso protegen del sol, nunca sustituirán el producto tópico que nos vayamos a aplicar.
  • La piel del rostro y escote merecen una mención especial. Esta piel es más fina, más frágil frente a la radiación ultravioleta. Os recomendamos utilizar un producto específico de media o alta protección y también cuidar especialmente las zonas de ojos y labios.
  • Tener la piel bien hidratada la hará más resistente frente a los efectos nocivos del sol. Además, obtendremos un bronceado más bonito y uniforme.
  • Por el contrario, debemos evitar ponernos al sol tras la depilación, un peeling profundo , si tenemos alguna cicatriz reciente o tomando determinados medicamentos que sean fotosensibilizantes (ej. anticonceptivos, retinoides, algunos antibióticos, corticoides), si queremos evitar quemaduras y/o manchas solares. También, la utilización de colonias y perfumes para ir a tomar el sol, nos pueden sorprender con alguna mancha inesperada.
  • Por último, después de haber disfrutado del sol, una ducha y un producto “after sun” para hidratar y calmar la piel. Muchas de estas fórmulas son también prolongadoras del bronceado y su cosmética suele ser tan agradable…, que resultan el broche perfecto.

La próxima semana os haremos un repaso de las últimas novedades en fotoprotección. Si os han gustado los consejos de Farmacosmetica.net no os podéis perder nuestra siguiente cita en Actualidad24. Feliz semana.

Anuncios


Categorías:Salud

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: