Mejor decir “factor de sostenibilidad” que “bajada de pensiones”


| INFORMACIÓN |

pensionistas

Pensionistas manifestándose ante la nueva ley de reforma de las pensiones

  • Desde 2007 la Seguridad Social cuenta con 3.300.000 afiliados menos
  • Los ingresos disminuyen mientras los gastos aumentan

Ante la situación que atraviesa nuestro país, parece ser cada vez más necesaria una reforma en las pensiones, y es que, el propio gobierno proyecta que la Seguridad Social tendrá déficit en el largo plazo  debido al impacto de la profunda recesión en la que está sumida España desde hace varios años.

El contexto de la situación por la que el gobierno se ve obligado a tomar medidas drásticas e impopulares como única opción parte del número de afiliados menos con los que ha contado la Seguridad Social desde el verano de 2007, donde comenzaron los efectos de la crisis.

Desde entonces y a día de hoy este organismo cuenta con 3.300.000 afiliados menos, y por tanto, cotizantes, lo que supone una disminución en los ingresos importante.

Los ingresos disminuyen, pero qué ocurre con los gastos.  Los gastos aumentan de forma constante.

Desde el pasado mes de mayo del 2012 hasta el mes de mayo de este mismo año el gasto ha repuntado 365 millones de euros siendo las pensiones por jubilación las que has supuesto un mayor gasto.

En este último año han aumentado un 6%, dato que no se barajaba desde el verano de 2009 cuando el ajuste laboral supuso que muchos trabajadores fueran despedidos y optaran por la jubilación anticipada.

Aumento también en las solicitudes para las pensiones de horfandad, concretamente en un 6,8%. No significa que haya más huérfanos ahora que en años anteriores, pero sí es cierto que este dato está ligado de forma proporcional al empleo.  La mayoría de personas que tenían derecho a esta prestación pero contaban con un empleo no recurrían a este tipo de ayuda.

Supone un gasto a tener en cuenta también.

Ahora, una contrapartida en el gasto, las pensiones por incapacidad. En un porcentaje pequeño, del 1%, se ha reducido la solicitud de este tipo de pensiones debido probablemente al miedo por la pérdida de empleo que hace que no se recurra a este tipo de prestaciones sino que se prefiera seguir trabajando.

Con todos estos datos la idea es sencilla, el ingreso disminuye mientras el gasto aumenta, por esta razón en el pasado año 2011 el déficit de la Seguridad Social fue de  10.000 millones de euros y para este año las previsiones no mejoran, el Gobierno prevé que aumente hasta las 15.000 millones de euros.

El Fondo de Reserva también se verá resentido puesto que si el año pasado tuvieron que retirarse 7.000 millones de euros para hacer frente a las prestaciones, este año el Ejecutivo deberá tomar las mismas medidas cuando tenga que abonar los pagos extras de verano y Navidad.

En este contexto económico las medidas a llevar a cabo son claras, o hay cambios o el sistema quiebra. Por este motivo, el Ejecutivo ya ha puesto en marcha un nuevo cambio a través del factor de sostenibilidad.

Este modelo está en vigor o está previsto que entre en funcionamiento cuanto antes en varios países de la Unión Europea.

Según ha reconocido el mismo Ejecutivo esta reforma obligará a elegir entre varias medidas como son por ejemplo, ampliar el período de cotización obligatorio para calcular la pensión, retrasar la edad de jubilación o separar la subida de las pensiones de la evolución de la inflación.

Según un primer cálculo de la Seguridad Social esta medida supondría un ahorro de 40.000 millones de euros al llegar a 2040.

Se habla de ahorro en las estimaciones, pero en la calle la primera respuesta ha sido una solicitud de la jubilación anticipada por un colectivo de personas que rondan los 63 años, con el objetivo de consolidar una pensión superior a la que probablemente podrán recibir en los próximos años con la aplicación de este llamado “factor de sostenibilidad”, que en el fondo no esconde otra cosa que una bajada en las pensiones.

En relación a este asunto, varios expertos aportan una posible solución a este problema en diversos medios de comunicación, esta solución se basa en el ahorro por parte de las clases medias.  Otra alternativa, menos impopular probablemente para las personas de a pie, y que los expertos reconocen tímidamente, consiste en la productividad con mejoras tecnológicas, lo que se traduce en una mayor productividad  que a su vez hace que aumente tanto la producción como los salarios, creando a su vez un mayor número de contribuyentes.

Anuncios


Categorías:economía, Nacional

Etiquetas:, , ,

1 respuesta

  1. una empresa que no es probable que se complete de la noche a la mañana. No en un montón de décadas. cuando comprar acciones http://wwwlabolsa.com/

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: