El 15M, dos años después


| OPINIÓN |

¿Qué ha quedado de esa movilización con la que todos pensamos que un cambio era posible?

Mucho ha llovido desde que miles de personas llenasen la Puerta del Sol como protesta hacia una clase política totalmente desentendida de las cuestiones cotidianas.

Dos años después, el Movimiento 15-M está, según los expertos, más disperso pero va más al grano de las cuestiones que nos rodean. Se centran más en acciones locales como evitar desahucios o formar una red de ayuda para quien lo necesite. Hacen más escraches y encierros, siendo su lema de este año “De la indignación a la rebelión, escrache al sistema”. Bien es cierto que ya no cuentan con el mismo apoyo que antes, pero fueron el caldo de cultivo, la chispa que hacia falta para que la gente se movilizase.

Crearon en Sol un “microestado” organizado en asambleas en donde todo el mundo era bien recibido. Dentro de él, había gente de todo tipo: mayores, pequeños, familias, parados, gente de derechas, gente de izquierdas… Todo el mundo bajo la misma idea: esta clase política no nos representa.

Cartel que animaba a los ciudadanos a sumarse a las protestas el 15 de mayo de 2011

Se mantuvieron en esa plaza hasta que los echaron. “Nos vamos, pero volveremos” fue la despedida de esa acampada que hizo que los que vivimos en este país estuviésemos un poco más concienciados sobre lo que estaba pasando. Ellos se fueron, pero quedaron ideas. Ideas como la de que un cambio es posible, como la de que no podíamos votar cada cuatro años y luego que hiciesen con el país lo que les diera la gana.

Ha habido gente en contra de este movimiento. Los primeros, algunos partidos políticos. Es el caso de las declaraciones de Beatriz Talegón, que insinuó que detrás del 15-M puede estar la derecha o la delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid que ha acusado al movimiento de “radicalizarse”. Tampoco las declaraciones de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre que decía que así se promovían golpes de Estado quedaron indiferente a nadie

También los comerciantes recuerdan las acampadas como “un arañazo a la Marca España”, una marca un poco defenestrada ya, que es utilizada por unos y por otros a voluntad.

Ha habido políticos que los han valorado positivamente como el presidente Mariano Rajoy. Es como decir “Sí, nos parece bien las propuestas. Geniales, en serio, pero vamos a pasar de vosotros”. También los hay que dicen que los valores del 15M los han asumido los partidos políticos. Si hombre, ¿y qué más?

Dos años después, los que se supone que nos representan siguen sin representarnos, siguen con sus ideas de empujarnos por el precipicio. Esperemos que el 15M siga vivo durante mucho tiempo.

Anuncios


Categorías:Opinión

Etiquetas:, , ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. 15M, dos años después. | ¿Qué esta pasando?

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: