Y entonces apareció Spanoulis


| CRÓNICA |

El Real Madrid de baloncesto cayó derrotado en la Final de la Euroliga frente a un duro y poderoso Olympiacos. La ventaja de 17 puntos que los blancos tenían al final del primer cuarto se fue diluyendo a pasos agigantado en el segundo cuarto, momento en que empezaron a hacer su aparición los hombres de Olympiacos. Un brillante Spanoulis manejó el partido a su antojo y se llevó por tercera vez el MVP de la Final Four.

Olympiacos se alzó con su  segunda Euroliga consecutiva.

Olympiacos se alzó con su segunda Euroliga consecutiva.

El espectacular primer cuarto de los hombres de Laso fue un espejismo en el partido. Durante los primeros diez minutos y con Spanoulis asfixiado por la hiperactiva defensa del Real Madrid, el conjunto blanco fue implacable en ataque y en defensa. Begic estaba irreconocible, Rudy y Lull comandaban el ataque con 5 de 7 en triples y la táctica de Laso apabullaba a los griegos. El marcador al final del cuarto arrojaba un 10 – 27 a favor de los madrileños, que parecían tener bien encarrilado el partido. Ni mucho menos iba a ser así.

El comienzo del segundo cuarto fue una demostración de fuerza y talento de Hines, Law y Perperoglou. La defensa de Olympiacos era un muro ante el que el Madrid se atascó. Por si  esto fuera poco,  aparecieron Antic y los triples de Perperoglou. La agresividad del equipo entrenado por Bartzokas, sumada a la permisividad de los árbitros, intimidó al Real Madrid hasta el punto de parecer un equipo juvenil, sin ideas y con miedo al choque. Los griegos, mucho más expertos en estas situaciones, hicieron volar esa desventaja sin ningún tipo de compasión.

La segunda parte comenzó con ventaja del Madrid, ventaja que pronto desaparecería. Spanoulis dijo sus primeras palabras sobre la cancha y comenzó su recital ofensivo. Slaughter y el “Chacho” Rodríguez sostuvieron al conjunto blanco con destellos de fuerza y calidad. Parecían los únicos dispuestos a contestar el empuje del conjunto heleno. Increíblemente, el Real Madrid aguantó hasta el final del tercer cuarto y con un triple de Rudy y el buen hacer de Slaughter en el poste bajo, consiguió afrontar el último cuarto con empate a 61 en el luminoso.

Spanoulis fue el jugador más valorado de la Final Four.

Spanoulis fue el jugador más valorado de la Final Four.

Fue entonces, en el último cuarto, cuando el musculo, la veteranía y la táctica de los helenos finiquitaron el partido. El Madrid frustrado consigo mismo y con los árbitros se mostraba como un equipo débil y parecía tener miedo a entrar a canasta. Sergio Rodríguez parecía una isla dentro del conjunto merengue, que se veía incapaz de hacer daño a los griegos y que estaba sufriendo un duro castigo de Spanoulis desde la línea de tres. El partido no tuvo mucha más historia. Olympiacos se puso doce por encima a tres minutos del final, ventaja que supo mantener hasta la conclusión del encuentro. La final terminó con un marcador final de 100 – 88 y con la sensación de haber visto una lección magistral de baloncesto por parte de Olympiacos, campeón por segunda vez consecutiva de la máxima competición europea de baloncesto a nivel de clubes.

Anuncios


Categorías:Baloncesto, Deportes

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: