Qué fácil es decir que sí


| OPINIÓN |

  • Tres jóvenes desaparecidas hace una década han sido encontradas con vida tras permanecer cautivas en una pequeña casa de Cleveland (Ohio, EEUU)
  • Una de las secuestradas ha dado a luz a su hija durante su cautiverio y se cree que las jóvenes podrían haber sufrido más de cinco abortos
  • La ley del aborto que prepara el Gobierno de España está levantando polémicas tanto a favor como en contra
  • Son muchos los grupos opositores de dicha ley

Viñeta de El Roto, del diario El País

Las tres jóvenes secuestradas hace una década en la ciudad de Cleveland (Ohio), Amanda Berry, Georgina DeJesus y Michelle Knight, han sido encontradas con vida “gracias” a un despiste de uno de los supuestos secuestradores, Ariel Castro.

No deja de sorprendernos, a pesar de que en los últimos años han sido varios los casos similares, que puedan existir en el mundo lugares y personas que no son lo que parecen. Algunos de aquellos desaparecidos, que en ocasiones ya se dan por muertos, están sin embargo encerrados bajo llave a merced de unos cuantos individuos sin escrúpulos. Es notorio que en la mayor parte de los casos que se han podido ver, por no decir todos, las víctimas han sido mujeres. Hijas, esposas, adolescentes e incluso niñas han sido secuestradas y en su cautiverio han sufrido todo tipo de vejaciones, maltratos y violaciones, éstas últimas derivando en varios embarazos y abortos.

En unos días en los que la interrupción del embarazo está levantando ampollas y despertando rígidos sentimientos e ideales, tanto a favor como en contra del aborto, este tipo de casos deberían hacernos por lo menos reflexionar. No debemos engañarnos y olvidar que vivimos en un mundo en el que las mujeres se ven, nos vemos, obligadas a aprender a cuidarnos de no ser violadas o maltratadas, y no en un mundo en el que se inculca el respeto y la igualdad hacia ambos sexos, por mucho que se diga.

Las mujeres una vez más estamos siendo tratadas como meros cuerpos sobre los que se puede decidir. Una mujer, a pesar de la grandeza de poder concebir vida en nuestro propio ser, no es una máquina a la que se puede programar o desprogramar. Las mujeres poseemos una vida y con ella una serie de responsabilidades y objetivos, emociones y sentimientos, planes de futuro. Una mujer también vive en un entorno en el que, hoy en día, seguramente y en la mayor parte de los casos, no sobra el dinero y las jornadas laborales.

Es curioso como una mujer que quiere acceder a un puesto de trabajo en muchas ocasiones se ve sometida a muchas más trabas de las que puede encontrarse un hombre. También es curioso que una mujer que se presenta en su trabajo embarazada corra mucho más riesgo de ser despedida, pues una baja por maternidad puede hacer mucho daño a una empresa.

Qué fácil es decir que sí, que todo embarazo deseado o no debe llegar hasta el final. Qué fácil es decirlo, pero qué difícil es que salga bien. Lo que debería ser una alegría, que en la mayor parte de los casos y a pesar de todo seguramente lo será, puede convertirse en un auténtico drama personal. Un hijo no deseado no supone solo dolor y tristeza para una madre, también puede serlo para una criatura que no tiene culpa alguna.

Escuchar y dejar de hablar por no callar. Dejar de gritar y vociferar sin antes no pensar. Ponerse en la piel de los demás y, sobre todas las cosas, respetar. Valorar a una mujer como lo que es, como lo que somos, seres humanos. No somos un simple cuerpo sobre el que se puede decidir, y perdonen la impertinencia, pero mucho menos un hombre.

¿Qué diría el ministro Gallardón si una de sus familiares se viera embarazada a consecuencia de una violación? ¿Qué pasaría si Soraya Sáez de Santamaría se quedara embarazada siendo una de esas personas desahuciadas de las que tanto se “compadece”? No estoy muy segura de que en estos supuestos casos alguno de los políticos que tan ferozmente ponen el grito en el cielo sobre la interrupción del embarazo siguieran gritando tanto.

Anuncios


Categorías:Internacional, Nacional, Opinión, política, Sociedad

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: