Ilusión, egocentrismo y remontadas


| OPINIÓN |

Ya está aquí la vuelta de las semifinales de la Champions League. Una competición que atufa a alemán desde hace una semana. Ver en Mayo a un Londres repleto de alemanes con cerveza en mano cada vez parece más evidente. Los pronósticos, las apuestas y, sobre todo, los resultados que se dieron en la ida, invitan a ese optimismo. Pese a todo, tanto desde el Bayern de Múnich, que viene con una renta de 4-0, como desde el Borussia Dortmund, que viene con 4-1, son cautos a la hora de analizar sus enfrentamientos. Vienen con una gran ventaja, eso es evidente, pero no se fían. Enfrente están el Real Madrid y el F.C. Barcelona. Dos de los mejores equipos del mundo. Si alguien puede levantar un resultado tan adverso, son ellos. Pero esa es la teoría. En la práctica, van con mucha desventaja. Desventaja que se han ganado a pulso.

El Real Madrid, desde el momento en que el árbitro pitó el final del partido en el Westfalenstadion, ha ido contagiando ilusión y fe a todos sus aficionados y seguidores. Apelando, de manera un tanto agotadora, al espíritu de un Juanito al que no dejan descansar ningún año, el equipo blanco cree posible la remontada. Delante no está el Galatasaray, ni el APOEL, ni el CSKA. Hay un EQUIPO hecho, trabajado y con calidad. Además, los de José Mourinho pueden tener un hándicap. Y no es otro que estar a lomos de un Cristiano Ronaldo que está mermado físicamente y llega entre algodones al partido más importante de la temporada. No ha sido sencillo llevar a todo un equipo como el Real encima durante prácticamente toda la temporada, y al final el luso ha dicho basta.

¿Puede remontar el equipo blanco? Puede remontar. La dificultad es máxima. En escala numérica, sería 9 de 10. Pero puede. Puede porque tiene jugadores y entrenador para ello. No por otra cosa. El miedo escénico del Bernabéu es ya cosa del pasado. Por allí se han paseado desde el Bayern de Múnich hasta el Alcorcón consiguiendo su objetivo. Mentar a Juanito ha dejado de tener gracia y sentido. Es un partido para los jugadores. Con actitud y juego, sólo con eso, los madridistas conseguirán estar en Wembley. Si falta actitud, como comentó el propio Sergio Ramos en la ida, o piensan que será fácil, como bien dijo Pepe, el Borussia tendrá mucho ganado. Más de lo que ya lo tiene.

Al otro lado está el Barcelona. Los de Tito Vilanova buscan un auténtico milagro. En la misma escala de dificultad que el Real Madrid, los azulgrana se establecerían en 11 de 10. Ganar al equipo dirigido por Jupp Heynckess es complicado. Pero vencerles por 5-0 parece una utopía. Más si tenemos en cuenta el estado físico que atraviesan los culés. Muy lejos de su mejor versión, tan sólo Iniesta parece deslumbrar en un equipo que se ha apagado en la parte más importante de la temporada. A eso, se le debe sumar un Leo Messi renqueante de su lesión, que a pesar de todo, ya dio muestras en San Mamés de estar listo para, esta vez sí, como dijo Xavi Hernández, acometer lo único que le falta al mejor equipo del último lustro, una remontada histórica. La ilusión, aunque fina como la diferencia entre el éxito y el fracaso, vive en Camp Barça.

¿Puede remontar el Barça? Mi humilde opinión es que no. Enfrente está el equipo más en forma del viejo continente y el máximo aspirante a levantar la Liga de Campeones esta temporada. Un equipo muy compensado en todas sus líneas y que ha mejorado en lo único que fallaba la pasada temporada, la defensa. El Bayern no tendrá prisa y su contragolpe puede ser mortal para un Barcelona que tiene la defensa en cuadro, más si cabe con la ausencia del sancionado Jordi Alba. El partido no se debería parecer en nada al de la ida. Pero pese a eso, veo al equipo muniqués sacando un buen resultado del Camp Nou y clasificándose para la final.

En estas están Real Madrid y Barcelona. Que un año más han pecado de estar más pendiente del eterno rival que de su clasificación. Viéndose en un partido fratricida en Londres por ver quién sería el mejor de Europa, se ven en una situación aún peor que el año pasado, cuando el Propio Bayern y el Chelsea les bajaron a la tierra de un plumazo. La ilusión y las remontadas están y son posibles, pero el egocentrismo español les ha llevado ante esta situación. Suerte. Y que pase el mejor.

Anuncios


Categorías:Fútbol

Etiquetas:, , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: