Pinturas volumétricas en Madrid


| CRÓNICA |

La Galería Emma situada en ese Madrid de los de antes, abrió sus pequeñas puertas de la entrada el pasado 6 de abril, para inaugurar la exposición de Joaquim Falcó. Unas puertas, que como he dicho, eran pequeñas para poder meter dentro un chupete tan grande o un zapato de tacón que tan solo Guliver podría calzarse.

Chupete de Joaquim Falcó

Chupete de Joaquim Falcó

Los voluminosos cuadros pintados sobre tela eran admirados el mismo día de la inauguración por casi medio centenar de personas que paseaban entre los cuadros que mostraban todo aquello sin lo que a mi parecer no podemos vivir. Un teléfono, un peine, el chupete, e incluso una botella de coca-cola (de 250 o 500 ml, según los gustos de cada uno). Lo creativo y experimental analizando la sociedad consumista y los objetos cotidianos en nuestras vidas le daba luz a la exposición, mientras que los asistentes aprovechaban para llenar el estómago y saciar su sed a la vez que comentaban que “lo importante es el color, es lo que te llama la atención al estar mezclado con unas texturas muy abruptas y llamativas”.

Zapato. De Joaquim Falcó

Zapato. De Joaquim Falcó

El artista estuvo toda la tarde en la sala acompañando a sus invitados y a los curiosos que veían “Las Pinturas Volumétricas” de Falcó en tres dimensiones desde la acera y se acercaban tímida y espontáneamente como gruesas manchas detrás del cristas imitando los duros brochazos del pintor.
Colocados en una serie horizontal continua en varias paredes blancas que formaban un pequeño laberinto, los cuadros se comunicaban entre ellos y parecía como el de la izquierda estuviera hablando con el de la derecha. Este efecto, Falcó lo consigue gracias a la técnica utilizada que, evidentemente influenciado por el “pop art” hace del color y de lo usual de lo pintado algo especial.

Fregona. De Joaquim Falcó

Fregona. De Joaquim Falcó

Joaquim consiguió que muchos de los asistentes, se parasen frente a una escoba o frente a un teléfono mucho más tiempo del que hubieran imaginado. Un estilo que se acerca al neoexpresionismo, en el que los elementos plásticos son muy importantes ya que le dotan de personalidad y carácter, además de generar una complicidad inmediata con el espectador que entiende perfectamente lo que está viendo ya que pinta cada cuadro de una manera individualizada y con una técnica a base de poliuretano y resinas de dotan a cada lienzo de un significado específico y único cada vez que se contempla.

Flor. De Joaquim Falcó

Flor. De Joaquim Falcó

Anuncios


Categorías:Cultura

Etiquetas:, , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: