Vuelve el anticristo


| CRÍTICA |

  • El joven director uruguayo Fede Álvarez  se dio a conocer tras dar el pelotazo con “Ataque de pánico”, un vídeo de 300 dólares de presupuesto que se difundió como un virus por Youtube
  • Ahora firma “Posesión infernal”, un remake al amparo de Sam Raimi, creador de la película original, y conocido por sagas como la de “Spiderman” o la actual “Oz: un mundo de fantasía”  

Cartel de "Evil dead", película original

Cartel de “Evil dead”, película original

Vamos a plantearnos esta película “infernal” como si fuera una receta de cocina. El chef será Fede Álvarez, director de cine novel, que posiblemente dé que hablar si sigue creando monstruos. Los ingredientes que se van a utilizar son los siguientes:

El protagonista de la pellícula, Shiloh Fernández, dándole a la sierra como si no hubiera un mañana

El protagonista de la película, Shiloh Fernández, dándole a la sierra como si no hubiera un mañana

Primero, un kilo de historia tipo. Un grupo de amigos decide pasar unos días en una antigua cabaña. La casa está desvencijada y las maderas de la estructura medio podridas (pero no importa, porque todavía es habitable), además de encontrarse en medio de un frondoso y remoto bosque al que se accede por un río que de un momento a otro puede desbordarse.

En segundo lugar, necesitamos cinco incautos que decidan participar en la aventura: los hermanos Mia (Jane Levy) y David (Shiloh Fernández), la novia de éste, y dos antiguos amigos de la infancia. Todos jóvenes, guapos, inocentes. Como debe ser, parece que esta comida va a salir rica…

Luego hay que coger una sorpresa en forma de libro indescifrable y muy siniestro, que hace que surja una nube de rareza y muerte sobre las cabezas de nuestros protagonistas. Es un libro de magia negra, para que nos entendamos, uno de esos que si alguna vez encuentras, por favor, por favor, no leas lo que dice en alto. ¡Intenta ir lo más lejos posible!

A partir de ahí, la comida puede ser de lo más agradable o totalmente indigesta (porque nunca sosa). Para quien tiene el estómago a prueba de balas, un estar inamovible ante los sustos repentinos, y no le dé al coco con el miedo psicológico -lo admito, soy de esos-, “Posesión infernal” es su película.

Previsible desde el primer momento, sí, no hay que vender humo. Protagonizada por actores y actrices guapísimos a los que aún les quedan unos cuantos añitos de aprendizaje en las aulas de arte dramático, también. Un regustillo gore que se aprecia en las amputaciones, golpes, cortes, mordiscos, y litros de sirope -o lo que sea con lo que se simula la sangre-; lo que más.

Pero esto es como las comidas de mamá. Si te gustan las lentejas, sucumbirás, aunque te den la tarde. Y si eres de los que aprecian más la novedad, te parecerá un plato antiguo y mil veces cocinado. Así que los ingredientes están ahí, a ti te corresponde hacer el papel de buen comensal, o ser de aquellos de los que reclaman.

Anuncios


Categorías:cine & TV

Etiquetas:, , , , ,

1 respuesta

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: