“El intercambio”


| CRÍTICA |

  • Clint Eastwood es el director de El intercambio, rodada en el año 2008. Sitúa la historia en Los Ángeles durante los años 20
  • Su protagonista es Angelina Jolie que interpreta un papel muy triste y doloroso por la desaparición de su hijo y el trato que la policía tiene con ella

Clint Eastwood transmite la melancolía e impotencia de Christine Collins (Angelina Jolie), una supervisora de una central telefónica, tras la desaparición de su hijo de 9 años, Walter Collins, al dejarlo solo durante unas horas de su trabajo. Después de varios meses de búsqueda recibe noticias de su supuesto hijo, pero cuando la policía lo lleva a sus brazos, Christine se desilusiona al ver que no es Walter. El capitán J.J. Jones (Jefrrey Donovan), quien se ha encargado del caso, le corrige y hasta le convence de que sí lo es, además, el niño afirma ser Walter Collins. Ella, aunque confusa, no deja de insistir para que sigan buscando, pero aunque tiene algunos apoyos como el del reverente Gustav Briegleb (John Malkovich), la profesora de Walter y su dentista, para la policía son insignificantes. Los agentes la toman por negligente, mentirosa y hasta paranoica, terminando en un psiquiátrico por mandato del capitán, pero sin orden judicial, lo que luego causará la suspensión del puesto de trabajo de éste. Con el tiempo, si Christine quiere salir de allí tendrá que firmar un documento que acredite que todo ha sido una confusión y el niño es su verdadero hijo, pero ella se niega.

Vemos a una Angelina luchadora, llena de lágrimas en casi toda la película, la cual hará lo que sea para que le devuelvan a su hijo, pero no se rendirá firmando un documento que la policía insiste en que es la verdad. Durante su instancia allí, Gustav sigue investigando y descubre que en el gallinero Wineville se han llevado a cabo asesinatos en serie de niños, entre ellos Walter. A raíz de ahí, Christine sale del psiquiátrico, pero aún le queda una gran lucha y superación. Cinco años más tarde, aparece un niño que había sido raptado en el gallinero pero consiguió escapar junto con otros, entre ellos Walter. No se sabe el destino de éste, pero su madre está llena de esperanzas por encontrarlo.

Es una película basada en hechos reales, algo increíble pero cierto, como muchos otros casos, la mayoría ocultos u olvidados, de niños desaparecidos, luego asesinados o no. No es habitual que te devuelvan a un niño que no es tu hijo y como consecuencia te tomen por loca, pero perfectamente podría ocurrir, tal y como Eastwood nos ha recordado. Al estar basada en hechos reales tiene que ceñirse en ellos, pero es una historia demasiado larga con muchos problemas, de los cuales, el más importante, el destino de su hijo que tras tanta duración de película esperas que llegue a algún final. Su historia ha conseguido llegar al espectador y como consecuencia conseguir varias nominaciones, pero este factor final del film es lo que ha hecho que no obtenga ningún premio. Y a esto se ha de añadir el impecable trabajo de Angelina Jolie por el que también se ha llevado nominaciones, pero desafortunadamente inadecuado porque no permite a la actriz plasmar todas sus armas al ser un papel tan ceñido.

Anuncios


Categorías:cine & TV

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: