El enemigo está en casa


| REPORTAJE |

  • Durante toda la historia de la Fórmula 1 hemos podido ver grandes rivalidades dentro y fuera de la pista.
  • Siguen llamando poderosamente la atención esas rivalidades dentro de los propios equipos, que han traído quebraderos de cabeza a más de un jefe de marca.

El mundo de la Fórmula 1 está lleno de caballeros. No son caballeros cualquieras, pues no galopan sobre un corcel. Estos caballeros con casco protector manejan en sus manos a cientos de petisos, rocines, llámelos como quiera. Tienen ante sí la oportunidad de llevar a una marca y, por qué no, a un país, a lo más alto del deporte. Pero en ocasiones estos caballeros dejan de serlo. Esa devoción hacia tu equipo o la fidelidad a un compañero se rompen a 300 km/h. El corazón tiene razones que la razón no entiende y, en determinados momentos, nos lleva a hacer locuras impropias de una mente razonable. Eso pasó con Sebastian Vettel en el Gran Premio de Malasia 2013. Desobedeció a su equipo y dejó a su compañero Mark Webber en evidencia, adelantándole cuando en el box del equipo no querían movimientos de posición. Este solo ha sido el último gran problema del australiano con el alemán. Y es que Mark Werbber se ha visto siempre en un segundo plano ante todos, incluidos sus propios mecánicos. Puede estar ante su última temporada en RedBulll.

Webber, Vettel y Hamilton en el GP Malasia 2013 | FOTO: eldiariodenavarra.es

Webber, Vettel y Hamilton en el GP Malasia 2013 | FOTO: eldiariodenavarra.es

Pero a lo largo de la historia de este deporte a cuatro ruedas no ha sido el único.

En 1981, Carlos Reutemann y Alan Jones tuvieron sus más y sus menos en la escudería Williams. Alan venía de ser campeón en la temporada anterior y el equipo ordenó al argentino Carlos que dejara ganar al australiano. Era Brasil, la segunda carrera del año. Éste se negó, afirmando que así ‘’negaría su condición de piloto’’. Desde entonces, el odio entre los dos aumentó y gran parte del equipo Williams se puso de parte de Jones, que acabaría ganando el campeonato en la última carrera, precisamente a su compañero. El australiano se retiraría tras conseguir ese título y el argentino, que aguantó dos carreras del año 82 también lo haría, alegando un profundo asco al equipo y el entorno político de la Fórmula 1.

Un año después, en 1982, se vivió otro enfrentamiento, que indirectamente terminaría de forma trágica. Gran Premio de San Marino, Imola, el Renault de Arnoux se para y pasan a ocupar las dos primeras posiciones los Ferraris de Gilles Villeneuve, primero y Pironi, segundo. La estrategia desde el muro era clara, ‘’Slow’’, no querían problemas. Así, Gilles decide decelerar el ritmo para poder conseguir un gran doblete en carrera. Pironi no lo entiende así. Se cree capaz de vencer y al acercarse a la parte trasera del monoplaza del canadiense, decide atacarle y sobrepasarle. Villeneuve no se lo toma a mal. Cree que estará jugando y que el orden volverá a restablecerse. Tras darse cuenta que no era así y que su compañero se escapaba, decide volver a acelerar y le adelanta, volviendo a las posiciones iniciales. Cuando ya todo parecía decidido, en la última vuelta, Pironi vuelve a hacer lo mismo y le adelanta. Gana la carrera y no esconde su felicidad. Esto le sirvió a Gilles para retirar la palabra a su compañero de equipo y asegurar además que jamás se fiará de nadie dentro y fuera de la pista. Durante los entrenamientos del Gran Premio de Bélgica, quince días después, perdería la vida.

Otra lucha entre dos grandísimos pilotos fue la llevada por Nelson Piquet y Nigel Mansell en 1986, en el equipo Williams. Este duelo se vivió más fuera de la pista que dentro, más por declaraciones. El brasileño llegó a decir que ‘’la esposa de Mansell era gorda y vieja’’ y su marido alguien ‘’idiota y sin educación’’, a lo que Piquet replicó de forma más suave, ‘’es un hombre malvado’’. Con el coche más rápido de la parrilla, se distrajeron en otros menesteres ajenos al deporte y el título se lo llevaría Alain Prost.

AProstASenna_GQ_23mar11_pa_b gpmagacine co uk

Prost y Senna | FOTO: gpmagazine.co.uk

Precisamente Alain Prost es otro de los protagonistas de estas historias. Su historia en McLaren junto a Ayton Senna, no fue del todo agradable. Tras la polémica que tuvieron en Portugal, en la que se jugaron más que una simple victoria con actitudes realmente arriesgadas, llegaron a un acuerdo interno en Imola. ‘’El que primero llegue a la curva tendrá prioridad en la primera vuelta’’. El brasileño, que hizo pole pero tuvo una salida horrible, fue superado por su compañero en Tamburello, primera curva del circuito. Senna hizo añicos su promesa y en la curca Villeneuve inició un complicado adelantamiento que terminó en la Tosa. Prost no quería perder su estela y en un intento para que no se escapase hizo un trompo que le privaría de cualquier opción a ganar. A pesar de eso, llegó segundo a casi un minuto del brasileño. Y es que la superioridad de McLaren era tan grande que Senna dobló a todos los pilotos. Esta situación es muy parecida a la vivida por Vettel y Webber, un pacto interno que se va al garete por las ganas de un piloto.

En este caso, ninguno se sintió el traidor. Esta tormenta duró años y terminó en aquel inolvidable y reconciliador podio en Australia, en 1993, meses antes de la muerte de Senna.

Y, como no. El caso que más de cerca toca a los amantes españoles de la Fórmula 1 fue el presenciado entre un novato como Lewis Hamilton y un reciente bicampeón como Fernando Alonso en Mclaren Mercedes, en 2007.  El inglés, protegido por Ron Dennis desde los 12 años, entró rápidamente en el corazón de todo el equipo y el español, que venía con la vitola de ser el mejor piloto en aquella actualidad, veía como la atención no iba a parar a él y se vio en la situación de tener que luchar en igualdad de condiciones. Como sucedió en 1986, la lucha favoreció a un tercero, Kimi Raikkonen. Todo comenzó en el Gran Premio de Mónaco. Fernando Alonso era líder y Hamilton segundo. El inglés se veía con más ritmo, pero desde el equipo le avisaron que las posiciones debían quedarse así. No querían riesgos y les pidieron bajar a 19.000 r.p.m. Hamilton desobedeció e intentó, sin éxito, sobrepasar a Fernando. El español ganó esa carrera, pero al inglés jamás se le olvidaría aquello. Es más, se quejó ante la FIA y los medios, provocando una investigación.

Pero fue en Hungría donde se vio lo más extraño de la temporada. Con su pacto de una vuelta extra en Q3 cada carrera para uno, ese fin de semana le tocaba al español. Lewis Hamilton se lo saltó y entró a cambiar neumáticos por su propia voluntad, detrás de Fernando Alonso. El inglés tuvo que esperar a que terminasen de cambiar ruedas al español, al que le colocaron neumáticos duros usados. Hamilton salió con blandos nuevos, pero no le dio tiempo a hacer una vuelta. Pese a todo, Fernando terminó con la pole position, provocando el disgusto de Ron Dennis, pillado por las cámaras de televisión y una nueva denuncia de Hamilton ante la FIA. Como consecuencia, Alonso fue retrasado 5 posiciones en la parrilla de salida y el equipo no puntuaría en esa carrera. El final ya está escrito. El finlandés Raikkonen se aprovechó de esta situación para llevarse el título y, Fernando Alonso, volvería a Renault un año después de su marcha. Pese a todo, en la actualidad tanto el español como el inglés se regalan flores constantemente y se tienen un respeto mutuo admirable.

Estos son sólo los ejemplos más sonados en este mundo, en el que ni con tu compañero puedes estar a salvo. El enfrentamiento entre Vettel y Webber es sólo el penúltimo problema que dará el tener al enemigo en casa. Porque sí, en este deporte, primero se tiene que tener cuidado con tu compañero. Todos están solos en busca de sus propios intereses. Esto es la Fórmula 1.

 

Anuncios


Categorías:Deportes

Etiquetas:, , , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: