Habemus papam


| INFORMACIÓN |

  • Tras cinco votaciones y dos días de cónclave, habemus papam
  • Jorge Mario Bergoglio se ha convertido en Francisco I, primer papa sudamericano y jesuita

Francisco I saluda desde el balcón a la repleta Plaza de San Pedro del Vaticano

Se llama Jorge Mario Bergoglio y desde ayer es conocido como Francisco I, papa Francisco I. Argentino de 76 años pero de padres italianos, hasta hace unas horas desempeñaba el cargo de arzobispo de Buenos Aires desde 1998.

Nació el 17 de diciembre de 1936. Sus padres fueron inmigrantes italianos en Argentina, donde trabajaron como empleado ferroviario y ama de casa. Sus años como estudiante se desarrollaron en la escuela pública, donde estudió para ser técnico químico hasta los 21 años, cuando tomó la decisión de ingresar en el seminario jesuita. Posteriormente obtuvo la licenciatura de Filosofía en el Colegio Máximo San José, un colegio jesuita de Buenos Aires, donde posteriormente trabajaría como profesor de Teología hasta que en 1969, con 33 años, se ordenó como sacerdote. Comenzó aquí su carrera en la Compañía de Jesús. Pronto, con solo 37 años, consiguió ser jefe de los jesuitas argentinos, cargo que desempeñó hasta que finalmente fue nombrado obispo auxiliar de Buenos Aires en 1992.

Sus años como jefe jesuita se vieron salpicados por el régimen militar argentino. Éste detuvo a dos sacerdotes jesuitas de posiciones progresistas, Orlando Dorio y Francisco Jalics, y como alto cargo de la congregación se acusó a Bergoglio de haber denunciado a los dos sacerdotes ante la dictadura de Jorge Videla.

En el año 2001 el papa Juan Pablo II nombró al sacerdote, cardenal del Vaticano, desde donde llegaría a ser presidente de la Confederación Episcopal Argentina y mantendría varios enfrentamientos con la presidencia de los Kirchner, quienes lo veían como un contrario político y no respiraron hasta que dejó la presidencia de la Confederación Episcopal Argentina en el año 2011.

Nadie se imaginó que acabaría como sucesor de San Pedro del Vaticano, pero ayer la fumata blanca que salió desde la chimenea y se propagó por toda la plaza de San Pedro, donde miles de fieles, turistas y medios de comunicación aguardaban con nerviosismo conocer al nuevo papa. Tras 5 votaciones y dos días de cónclave, a última hora de la tarde de ayer Francisco I salió al balcón, sonriente, y saludó a todos los ahí presentes con un “han ido a buscarme al fin del mundo”.

Comienza ya haciendo reír y con gestos de modestia. Se supone que deber ser el que marque una revolución y una “limpieza” dentro del mundo de la Iglesia, algo que solo sabremos con el tiempo. Por ahora, se distingue por haber pronunciado varios discursos denunciando la pobreza y la corrupción política en su país, poniendo “de los nervios” a la presidenta Fernández Kirchner, a pesar de que otros sectores lo criticaban por su poco conservadurismo frente al matrimonio homosexual o el aborto.

A ver qué pasa. Por ahora, habemus papam.

Anuncios


Categorías:Internacional

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: