Hora de decir la verdad


| INFORMACIÓN |

El paro registrado vuelve a subir y ha alcanzado su tope histórico mientras el Gobierno sigue buscando toda clase de refugios lingüísticos para poder explicar la dramática situación

Tras aquellas maravillosas explicaciones de José Luis Rodríguez Zapatero para no querer reconocer que España estaba metida en una crisis sin precedentes, hasta las actuales “se destruye empleo, pero menos que antes”, han pasado casi seis años en los que nadie quiere poner el cascabel al gato y hablar con propiedad. Pero no se puede seguir así, principalmente porque la España sumergida, aunque ahora sea una forma de salir adelante, tarde o temprano no da para recaudar impuestos y gastar posteriormente en materia social.

empleo paro crisis

Las cifras, todas en su conjunto, no invitan al optimismo. Por más que digan que no se trata de alarmar y utilizar palabras catastróficas, no hay otro modo de explicar la alerta económica en la que se encuentra sumergida España.

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en 59.444 desempleados en febrero, un 1,2% respecto a enero, lo que situó la cifra total de parados en más de cinco millones de personas, nuevo récord del registro. Este dato, por sí mismo, debería hacer replantear muchas cosas al actual Gobierno. Aunque sigue enrocado en su discurso de “la destrucción va decreciendo”, o “la Reforma Laboral dará sus frutos”.

El problema, si es que puede ir a más, llega con los datos subsiguientes a éste. La Seguridad Social registró en febrero un descenso medio de 28.691 afiliados respecto a enero, un 0,18%, con lo que el total de ocupados se situó en 16.150.747 cotizantes al finalizar el mes. Pero la fiesta continúa. Y es que los gastos totales de los servicios públicos de empleo en prestaciones de desempleo ascendieron a 2.777 millones de euros el pasado mes de enero, lo que representa un aumento del 2,6% respecto a igual mes de 2012, según los datos difundidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Duro, verdad. Pues queda el dato definitivo, porque cerca del 45% de estos desempleados ya no cobran ningún tipo de prestación por desempleo.

Por lo tanto, si sube el paro, aumentan las prestaciones por desempleo, pero baja el número de personas que tienen acceso a ese dinero, y también se reduce el número de afiliados a la Seguridad Social, tenemos un coktail difícilmente explicable para un país que no tiene previsto generar crecimiento económico hasta Dios sabe cuándo, o alguna Virgen bondadosa.

Hablar claro
Por todos estos motivos ha llegado la hora de hablar muy alto y muy claro. Sin miedo, y sin ningún temor, el Gobierno debería ir convenciendo a la gente para que vaya creando fondos de pensiones privados en entidades financieras, pero la situación sí es dramática y no tiene dobles raseros. Asimismo, también debería hacer ver a los trabajadores que las prestaciones por desempleo se reducirán, entre otras cosas porque no se pueden mantener.

De este modo el Gobierno haría un doble bien. Por un lado dejaría de mentir y conseguiría un poco de credibilidad, cosa que no le viene mal, y por otro lado, sería un beneficio para todos los españoles que estaríamos prevenidos ante lo que puede llagar, que no tiene muy buena pinta.

Anuncios


Categorías:economía, Nacional

Etiquetas:, , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: