“El lado bueno de las cosas”, recomendable


| CRÍTICA |

  • El lado bueno de las cosas con ocho nominaciones a los Oscar, consigue el de mejor actriz gracias a Jennifedr Lawrence
  • El film de David O. Rusell busca contagiar el optimismo en el espectador

Nunca es tarde para comentar una película con ocho nominaciones a los Oscar de la cual su protagonista, Jennifer Lawrence, consigue llevarse el Oscar a la mejor actriz. Se trata del film de David O. Rusell  El lado bueno de las cosas en el que Lawrence hace de Tiffany, una joven con problemas y mala fama en el barrio en el que viven los padres de Pat (Bradley Cooper). Al principio, aunque con harte, consigue que el espectador coja manía a su personaje por sus cambios de humor tan repentinos y la influencia que crea en el personaje de Cooper. Pat solo intenta enfrentarse a una nueva etapa de su vida dejando atrás sus ocho meses que ha pasado en una institución mental por agredir al amante de su mujer. Para ello, vuelve al barrio de sus padres con una mentalidad positiva dispuesta a cambiar para conseguir reconquistar a su mujer, pero se cruza con Tiffany y eso le dificulta las cosas. Al principio hay desconfianza entre los dos pero, en el fondo, son tan iguales porque están luchando por superar un pasado (a Tiffany se le murió su novio) que termina habiendo química entre ellos. Cuando surge ese vínculo se empieza a ver el lado más sensible de Tiffany y, aunque sigue caprichosa, sus ojos de enamorada hacen que no sea tan arrogante.

A Pat aún le cuesta mantener el control cuando alguna historia no tiene un final feliz, no hace nada más que decir: “Si mantienes el optimismo verás el lado bueno de las cosas”, y este es su axioma. Su deseo es recuperar a su mujer y con Tiffany tiene la oportunidad de hacerlo porque ella la conoce. Ella es astuta y chantajea a Pat para que sea su pareja en un concurso de baile y a cambio ella le entregará las cartas que él escribe a su mujer, aunque la pícara de Tiffany tiene un plan detrás de todo ese favor mutuo; una de esas locuras que se suele hacer por amor. Durante las semanas de ensayo ocurren una serie de acontecimientos que ponen a Pat en un compromiso y crisparán a Tiffany, lo que no les impedirá llegar hasta la sala de baile con ganas y optimismo. Solo falta una cosa, ilusión por parte de Tiffany al pensar que no va a conseguir lo que quiere, a Pat.

Como todos esperamos con una película de esta categoría, esta comedia dramática con un poco de romance no termina tal y como todos pensamos desde un primer momento. El film consigue, no solo sorprender con el final, sino llevarte una lección aprendida a casa: con optimismo se pueden llevar mucho mejor las cosas. También acierta porque, aunque pone el amor por medio, no lo hace de manera empalagosa ni demasiado romántico. Recomendable para todo tipo de personas: los negativos para que vean la posibilidad de cambiar y llevar mejor los problemas y los positivos para que se sientan bien por ser así.

Anuncios


Categorías:cine & TV

Etiquetas:, , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: