Peña Nieto da un golpe de efecto


| OPINIÓN |

  • Elba Esther Gordillo fue detenida el martes por desvío de capitales
  • El encarcelamiento de la líder sindical ha sacudido el país
Elba Esther Gordillo durante un discurso / Foto: Vonoticias

Elba Esther Gordillo durante un discurso / Foto: Vonoticias

Poco ha tardado el presidente Peña Nieto en hacerse notar. El pasado martes 26 de febrero, Elba Esther Gordillo, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, fue detenida por las autoridades mexicanas acusada de desvío de fondos. Fuentes oficiales aseguran que esta operación se enmarca en un contexto de regeneración y limpieza del sector educativo en el país latinoamericano. Las malas lenguas opinan que La Maestra -como se la conocía- simplemente se había convertido en un problema para el gobierno.

La realidad en México siempre tiene historia. En teoría, la detención de Gordillo se forjó en diciembre, cuando la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda comenzó a investigarla. En la práctica, sus inicios se remontan mucho más atrás, a 1989 concretamente,  cuando fue nombrada para el cargo. Cerca de 2.000 millones de pesos (unos 120 millones de euros) desviados en los últimos años, son solo una pequeña certificación de algo que ya se conocía. Entre los ciudadanos, Gordillo se había convertido en una persona ´non grata´ por su vida de lujos injustificados. La opacidad en las cuentas de su sindicato era una norma, y los trapicheos tomaban cariz de ley.

El sistema promovido por Elba Gordillo hacía tiempo que había caducado. Solo su oscuro modelo de gestión explica que en México aún sea imposible llevar un recuento de profesores en activo, o que la herencia y venta de puestos sea moneda de cambio común. En 2009 un informe de PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) situó a México en el último lugar de los 34 que integran la OCDE. Una tasa de abandono escolar de casi el 40% y unos datos descorazonadores en relación a la inversión educativa del país, provocaron entonces que  la miradas  se giraran hacia Elba. “Soy una dirigente sindical, no secretaria de Educación”, se justificaba ella. Lo cierto es que desde hacía años, nada pasaba en educación en México sin que Elba lo apoyara. Ante La Maestra se dice que los gobiernos se plegaban. De ella se comenta que llevó a Felipe Calderón al poder. Lo que nadie esperaba es que en los planes de Peña Nieto sobrara.

La reforma del sistema educativo, impulsada por el ímpetu regeneracionista con el que el nuevo presidente ha empezado su mandato, llamaba a gritos a las puertas de México. Elba, sin embargo, se había mostrado contraria. Con un sindicato y un partido político, Nueva Alianza, tras ella, se sentía fuerte y se oponía prometiendo lucha. “Ni amenazas ni nada me van a intimidar”, aseguraba La Maestra recientemente. En un golpe de efecto, Peña Nieto ha decidido ignorar las advertencias y abrir las ventanas del sector educativo. Había que descabezar al dragón. Dejar que el aire fluya entre lo corrompido.

Un mar de dudas se vislumbra ahora en el horizonte de México. En plena crisis de inseguridad y de posible estancamiento económico, el PRI de Peña Nieto comienza a dar los primeros pasos en el derribo de los pilares del inmovilismo político de las últimas décadas. La principal incógnita ahora es saber si el ejecutivo completará el desmantelamiento de las estructuras degeneradas o si, como viene siendo habitual, se quedará en una pequeña muestra de poder. En un toque de atención para iniciados. En un problema menos que se interponga en el camino del gobierno.

Anuncios


Categorías:Internacional, Opinión

Etiquetas:, , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: