70 aniversario del nacimiento de George Harrison


| ESPECIAL |

El Beatle más místico cumpliría hoy 70 años. Éste es mi homenaje hacia su figura

Es algo sorprendente todavía que el guitarrista de la banda de los de Liverpool, siga pasando desapercibida a los ojos de los propios beatle-maniacos, ensalzando a John Lennon y Paul McCartney sin dar importancia al genial músico y compositor.

George Harrison es mi beatle favorito, por encima incluso de John Lennon. En mi opinión, no es casualidad que cuando él fue cogiendo peso en el grupo, coincidiese con el aumento en el grado de trascendencia en la historia de la música de los Beatles. Y es que, a partir del disco Help, pasó algo. Por supuesto, no olvido la importancia de su gira norteamericana, el encuentro con Bob Dylan, la lectura de los clásicos como William Blake, por parte de Lennon y McCartney, y el dejar de tocar en directo que les concentró más en la música, en detrimento de la popularidad; pero los Beatles no eran Lennon/McCartney como firmaban los dos la mayoría de las canciones.

George Harrison era un talento natural que tocó la guitarra por accidente, debido a que sufrió una nefritis con 12 años antes de empezar la escuela y su padre no quería que sufriese demasiado en la espera. Le compró una guitarra que dejaba mucho que desear, pero esa bendita nefritis nos dio uno de los mejores guitarristas de la historia. Sin embargo, volvió al instituto, y tras unos cuantos años conoció a Paul McCartney, un año mayor que él. Éste, sorprendido después de haber escuchado Raunchy de las manos de Harrison, no dudó en meterle en la banda que por entonces se llamaba The QuarryMen y que todavía no contaba con Ringo Starr, pero en pocos años daría lugar a los legendarios escarabajos.

Le costó conseguir la aprobación de John Lennon, pero a medida que practicaba y mejoraba su técnica, los Beatles dejaron de dudar. También lo consiguió porque era el Beatle más técnico. Su padre, por miedo a que no se ganase la vida como músico, le hizo tener formación de electricista, lo que le permitió por otro lado, tener más conocimientos sobre la mecánica del sonido, y comenzar a experimentar casi desde el principio. Así lo demuestra su primera canción, Don’t Bother Me.

En la ya mencionada gira americana, ocurrida en 1965, conoció a David Crosby, en ese momento en The Byrds, aunque luego fundó el genial grupo Crosby, Stills & Nash; y fue él mismo el que le introdujo en la cultura hindú, tan importante en sus composiciones. Por supuesto, no tardó en comprarse un sitar con el que realizó la introducción de la genial  Norwegian Wood . Años después se casó con una de las musas más influyentes en la música, Pattie Boyd, la cual acabaría divorciándose de él y casándose con uno de sus mejores amigos, Eric Clapton.  Sin embargo, ambos (Harrison y Clapton) siguieron manteniendo una fuerte amistad; de hecho en el matrimonio de Eric con Pattie, George tocó para ellos. Slowhand, años antes, cuando todavía estaba con Harrison, le dedicó a Pattie su hermosa canción Layla.

Pattie hizo antes que George, una peregrinación espiritual a la India, y le introdujo en parte varios libros sobre la reencarnación y la cultura hinduista, aunque finalmente fue la religiosidad algo fanática del artista lo que provocó el divorcio de la pareja. Incluso así, su amor dejó algunas de sus canciones más maravillosas, como “Something”, “I Need You”, “Long, Long, Long”, etc.

Indignado y furioso ante la indiferencia de la sociedad, Harrison formó parte activamente del movimiento pacifista hippie, especialmente a través del hinduismo y la búsqueda de la espiritualidad y el amor mutuo.

Sin embargo, se avecinaban malos tiempos. A medida que la dimensión musical de la banda se hacía cada vez más grande, el virtuosismo de cada uno de los integrantes del grupo les distanció en su amistad, en un proceso quizá inevitable debido a que cada uno quería tomar caminos diferentes. Harrison, cada vez con más canciones compuestas en los discos de los Beatles tuvo sus más y sus menos con el que era quizá su mejor amigo en los Beatles, Paul McCartney, debido a su forma de tocar la guitarra y a introducir nuevos sonidos e instrumentos constantemente.

Sin duda, Paul McCartney echaba de menos la gloria que se siente cuando el público abraza al grupo. Echaba de menos salir de gira, y echaba de menos en parte el protagonismo en los Beatles que quizá le quitó Lennon y Harrison. Sin embargo, el salir de gira le hizo bien al grupo, aunque esta última durase muy poco. El disco conocido normalmente como Let it be iba a ser llamado Get Back  en referencia a la vuelta a los escenarios de los Beatles. No obstante, a la hora de grabarlo McCartney le pidió a Harrison que tocase de otra manera la guitarra, a lo que Harrison contestó irónicamente:  “Bien, no me importa. Tocaré lo que quieras que toque o no tocaré nada si no quieres que toque nada. Todo lo que sea por complacerte, lo haré.” Al cabo de pocos días dejó los Beatles para luego volver hasta la disolución definitiva de la banda en 1970.  Antes de irse, Harrison dejó en los Beatles sus mejores frutos: Here Comes the Sun  y mi canción favorita (suya) While My Guitar Gently Weeps

Fuera de los Beatles, George siguió dejando maravillas en el mundo musical. Lo primero que hizo fue publicar un álbum triple (el primero de la historia) que contenía todo el material acumulado que Lennon y McCartney no le dejaron publicar. Se considera que su carrera fue la más exitosa de los miembros de los Beatles por separado. Sus canciones  famosas, las colaboraciones y los premios obtenidos son innumerables, y prefiero centrarme en anécdotas y en música.

Sobre todo en los 70s, Harrison aprovechó su tiempo para sacar lo mejor de sí. Prueba de ello son Give Me Love (Give Me Peace on Earth), What is Life, My Sweet Lord, All Things Must Pass, Isn’t It a Pity, Blow Away This Song.

George Harrison

George Harrison

Junto con su amigo Ravi Shankar, artista hindú culpable en parte del abrazo de la religión hinduista por parte de Harrison, en 1974, organizó un concierto benéfico en el Madison Square Garden en NYC, para la independencia del entonces Pakistán del Este, que hoy en día es conocido como Bangladesh. En ese concierto reunió a artistas como Bob Dylan, Billy Preston, Ringo Starr o Eric Clapton. En ese concierto, tuvo problemas con unos impuestos ilegales que se ejercieron sobre los fondos obtenidos para Bangladesh.

Tuvo además, otros problemas con la justicia, como el del supuesto plagio de George a la canción He’s So Fine  de The Chiffons, en la archi-famosa My Sweet Lord. En cualquier caso, él se lo tomó con humor como demuestra This Song.Era un amante del cine, sobre todo el de comedia y adoraba a los Monty Python. Prueba de ello es su papel como Mr. Papadopoulos en La vida de Bryan. 

Éxitos más tardíos de Harrison, como All These Years Ago (dedicada a John Lennon debido a su reciente muerte en 1980), Cloud Nine, o Any Road, prueban que su creatividad no tenía fin. Finalmente, el cáncer de pulmón le quitó la vida en 2001, el cáncer le quitó la vida, pero antes de ello él nos dejó algunas de las canciones más importantes en la historia del Rock and Roll.

Sus mejores amigos le hicieron tributo con el famoso Concert for George, y ya nadie podría borrar la grandeza del Beatle Silencioso, de uno de los mejores guitarristas de la historia; ni siquiera los propios beatle-maniacos.

Su guitarra sonará para siempre, y esperemos que en un futuro deje de llorar.

Anuncios


Categorías:Cultura, Música

Etiquetas:, , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: