La transparencia aún no es creíble


| OPINIÓN |

  • El Gobierno aprueba el Plan Director de Cooperación Española para los años 2013-2016, en el que garantiza total transparencia en la política de cooperación internacional
  • Es necesario una reestructuración de los objetivos de la política de cooperación internacional

¿Se conseguirá la transparencia que se promete en el Plan Director de Cooperación Española 2013-2016?

El pasado año acabó el Plan Director de la Cooperación Española para cuatro años y si le sumas el marco actual de crisis, corrupción y transparencia en el que se encuentra España se ve claro la necesidad de una reorganización de los objetivos a los que inspiran la política de cooperación al desarrollo. Por esta razón el Gobierno ha aprobado el Plan Director de la Cooperación Española 2013-2016, “una estrategia en materia de cooperación para los próximos cuatro años, que se caracteriza por ser realista, innovadora y por efectuar un rediseño de la cooperación española apostando por una cooperación enfocada a resultados, que evalúe su impacto y que sea transparente”, aclara Gonzalo Robles, secretario General de Cooperación Internacional, en el Diario ABC. Esta necesidad de reestructuración, junto con el 10% menos de presupuestos con el que cuentan respecto al año anterior, afecta a los países destinatarios que recibían ayudas de España, reduciéndose de cincuenta a veintitrés. Entre esta veintena se encuentran países de América Latina, del Norte de África y África subsahariana (más Etiopía y Mozambique) y Filipinas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha preferido reducir la cantidad de países a los que ayudar y hacer un plan realista que facilite esa transparencia prometida, que colaborar en más lugares y mal por falta de dinero. Pero, ¿cómo aseguran que es realista? Porque, según Gonzalo Robles, los objetivos planteados se pueden cumplir, es transparente y busca mayor rendición de cuentas e innovación de los instrumentos. He aquí el quid de la cuestión: ¿transparencia? ¿Por qué habría que tragárselo? Se entra en una polémica en la que resulta difícil creer a Robles. Esto es así porque si uno se fija en el desarrollo de la propia Ley 23/1998, de 7 de julio, de Cooperación Internacional para el Desarrollo, en su apartado II, Estado actual de la cooperación, expone que no puede evitar los problemas que presenta el marco actual. Este ámbito complicado se refiere a la necesidad de una mayor transparencia, entre otros objetivo. Si a esto se añaden todos los casos de corrupción en la política debido a una falta de transparencia resulta aún más difícil confiar en lo que expone el plan. Y no es complicado encontrar ejemplos: “el Caso Gürtel”, la “operación Pokemon”, el “caso Nóos” o las cuentas en Suiza del extosorero del PP, Luís Bárcenas.

A pesar de tal situación en España, el Gobierno insiste en que se debe dar un voto de confianza porque, sabiendo esta preocupación, el departamento de Cooperación se ha adelantado y aclara en el Plan Director cuáles serán las tácticas para aumentar la transparencia de la  Cooperación Española y mejorar su rendición de cuentas ante los ciudadanos españoles y sus países socios. Una medida es la  consolidación de info@od, un Sistema de Información de la Ayuda Oficial al Desarrollo. Éste es un portal abierto al ciudadano que facilita la coordinación de los actores para recoger datos de la Cooperación Española. Por otro lado, la Cooperación Española, más en concreto la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo, AECID, dispondrán de un sistema de información global que mejore a medio plazo la disponibilidad de datos sobre su actuación. Un ejemplo es el plan que se compromete a publicar las memorias anuales por sector con datos relevantes y actualizados para todos  los países de asociación a partir de 2013, así como ampliar la información disponible de manera regular.

Pero la ciudadanía no es ingenua. Solo hay que fijarse en los medios de comunicación y redes sociales para darse cuenta de que la sociedad está harta de simples palabras sin obtener hechos demostrables. Solicitar transparencia requiere de una mayor información, ante todo veraz y no movida por intereses, basada en la credibilidad para que el periodismo sea bueno, lo que conlleva a una mejor democracia y, con esto, a una situación donde la corrupción sería más complicada producirse. Entonces así será más sencillo creer que el nuevo Plan Director de Cooperación Española 2013-2016 vaya a ser transparente y más efectivo en su objetivo final, la lucha contra la pobreza, sin llevarse al bolsillo nada del fondo público.

Anuncios


Categorías:economía, Opinión

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: