¿Es el presidente ambicioso?


| OPINIÓN |

España atraviesa una crisis de credibilidad política por la oleada de casos de corrupción que nos invade. Pese a ello, el Debate sobre el Estado de la Nación se centra en la otra crisis, la económica.  Tanto Gobierno como oposición basan su confrontación dialéctica en su planteamiento y solución del problema

Rajoy anuncia que el déficit es inferior al 7% / FOTO: Diario Crítico CV

Rajoy anuncia que el déficit es inferior al 7% / FOTO: Diario Crítico CV

En la presentación y el transcurso del debate, el presidente Mariano Rajoy alabó las medidas que su partido ha llevado a cabo en materia económica, sin olvidar a los seis millones de parados. Siguiendo esta tónica anunció el cierre de 2012 con un déficit inferior al 7%, lo cual evidencia la enorme reforma presupuestaria que ha tenido lugar en el último año. O mejor dicho, la imposición de las medidas de recortes a las que se ha sometido a la ciudadanía en los últimos meses. La cifra final ronda los 21.000 millones de euros de ajustes. Como resultado tenemos una bajada y supuesta estabilidad en la prima de riesgo y un leve crecimiento de confianza en el mercado español. Pero no es la política de austeridad la única causante de este hecho. A ella debemos unir la fuerza política que ha transmitido el gobierno al exterior al realizar reformas económicas de tales dimensiones y, sobre todo, la mano que nos tendió Bruselas con su rescate sobre el sector financiero.

Con todo, la recesión continúa y con ella la época de austeridad por la que tanto pide solidaridad el Gobierno. Rajoy anuncia una segunda tanda de reformas que esta vez parecen menos ambiciosas. La reforma eléctrica, la reforma de la Administración pública o una ley de emprendedores son algunos de los retos que el Ejecutivo debería abordar con eficacia.  En el que caso de la ley de emprendedores parece haber sin duda, más de un acierto. Así lo son los incentivos para la creación de empleo juvenil, una tarifa plana en la Seguridad Social para emprendedores, menos impuestos para las nuevas empresas, el diferimiento del pago del IVA hasta el cobro de las  facturas correspondientes o una mayor facilidad de liquidez para las nuevas empresas.

La situación no da para más. La oposición reclama más medidas para el crecimiento pero las posibilidades económicas no ayudan. El tema innombrable, la corrupción, también cuenta con un programa de medidas en el discurso del presidente. Medidas que lucen mucho en el papel pero que habría que ver si son llevadas a la práctica. Cierto es que en estos momentos no nos podemos permitir un discurso plagado de corrupción política. Pero lo que tampoco se puede hacer es legislar sin contar con las herramientas para acabar con dicha corrupción.

Anuncios


Categorías:economía, Nacional

Etiquetas:, , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: