Implicados y claves del juicio de la Operación Puerto (I)


| REPORTAJE |

El juicio por la Operación Puerto no se trata de un proceso por motivos de dopaje, sino que es un juicio que trata un presunto delito contra la salud, penado con dos años de prisión y otros tantos de inhabilitación

El juicio es consecuencia de la Operación Puerto (OP), una operación contra el dopaje en el deporte de élite, que permitió desarticular una red de dopaje, cuyo cabecilla era el doctor Eufemiano Fuentes. Dicho médico ofrecía a diferentes deportistas profesionales hormonas, medicamentos y transfusiones sanguíneas, con los correspondientes peligros a la salud que estas prácticas ilícitas pueden conllevar.

Eufemiano Fuentes o Ufe

Eufemiano Fuentes, médico español especializado en medicina deportiva y ginecología, despertó desde sus inicios constantes sospechas, que fueron confirmadas en 2006 con la Operación Puerto. Es acompañado en el banquillo de los acusados por su hermana Yolanda, médica del Kelme y los exdirectores, Belda, Saiz y Labarta.

El médico, nacido en Las Palmas de Gran Canaria hace 58 años, llegó a ganar 6 millones de euros al año gracias a sus prácticas dopantes. Fuentes cobraba a los deportistas entre 6.000 y 10.000 euros por acceder a la máquina ACP-215, la congeladora de sangre y el contenido premium de los servicios de transfusiones.

Las igualas (convenio entre médico y cliente por el que aquel presta a este sus servicios mediante una cantidad fija anual en metálico o en especie) ascendían a cifras que variaban entre 30.000 y 70.000 euros. Según Interviú, los beneficios de clientes nacionales los recibía en metálico, mientras que los de los clientes extranjeros le llegaban a través de cuentas en Suiza.

El doctor Eufemiano Fuentes entrando en los juzgados de lo Penal de Madrid

El doctor Eufemiano Fuentes entrando en los juzgados de lo Penal de Madrid

Fuentes también tiene diligencias abiertas con Hacienda por un presunto delito fiscal. Según la Agencia Tributaria, el doctor había dejado de ingresar entre 2005 y 2006 una cantidad total de más de 516.000 euros, lo que, calculando sobre una base del 30%, la vigente entonces, significaría que dejó de declarar unos ingresos por esos dos años de millón y medio de euros.

El abogado de Fuentes basa su defensa en la repetición de las palabras hemolisis, temporizador, congelado, refrigerado, poliespán, nieve carbónica, arcón, cadena de custodia y cadena de frío. De esta manera pretende demostrar la plena consciencia de las operaciones llevadas a cabo por su cliente, y que si en algún caso se muestran rotos los glóbulos rojos de alguna bolsa no es para nada culpa de Eufemiano, sino del maltrato al que sometieron los agentes a las bolsas de sangre. Dichas bolsas, guardadas en un almacén de Barcelona, servirían para realizar análisis de ADN que, a través de un permiso de la juez, permitirían sacar a la luz los nombres de los tramposos ocultos detrás de números y apodos.


 ¿Por qué se consideran las prácticas del señor Fuentes un delito contra la salud?

Como ya se ha dicho, entre las prácticas ilegales realizadas por el doctor Fuentes se encuentran el suministro de hormonas, medicamentos y transfusiones sanguíneas. Estas últimas pueden ser de tres tipos:

  1. La homotransfusión (lo que le detectaron a Alexander Vinokourov): consiste en ponerse la sangre de otra persona con el mismo grupo sanguíneo. Podría ser sangre manipulada, que conseguiría que subieran los valores de la misma
  2. La autotransfusión: ponerse la sangre de uno mismo, una vez tratada con algún tipo de producto, normalmente EPO, después de una estancia en altura y del posterior congelamiento de la sangre durante un periodo determinado de tiempo.
  3. La heterotransfusión: que consiste en ponerse la sangre de otra persona de distinto tipo sanguíneo o bien de algún animal. Este último método es muy peligroso y puede provocar la muerte.

Entre los beneficios de las transfusiones de sangre están el aumento del índice de glóbulos rojos en la sangre y la mejora en el transporte de oxígeno hasta los músculos. Los riesgos son mucho mayores y más variados. Pueden ser una sobrecarga del corazón, hipertensión y trombosis, reacciones de intolerancia, alergias o posibilidad de enfermedades infecciosas

El jefe del departamento de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), César Hernández García, explicó como experto durante el proceso judicial el por qué la sangre no se considera un medicamento en España. Hernández aseguró que “en España por razones históricas ha quedado regulado fuera de los medicamentos, aunque perfectamente podría cumplir como tal […]. En España, con la donación altruista, no cabe la comercialización de sangre. Lo que marca la diferencia es la comercialización”. Hernández aclaró que “algunos hemoderivados de la sangre sí que se consideran medicamentos”.

La abogada de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que se incluye dentro de la media docena de acusaciones particulares en el caso, ha llamado a declarar al juicio al perito de la agencia, Olaf Schumacher, el cual ha dado una lección de hematología básica y ha desmontado la defensa de Fuentes. El médico canario, para tratar de desbaratar las acusaciones que se ciernen sobre él y sus compinches, había asegurado que el descenso de hematocrito de los ciclista según avanza la competición es un síntoma de anemia que debe ser tratado con una bolsa de sangre fresca, y así proteger la salud de los corredores.

Olaf Schumacher entrando en los juzgados de lo Penal de Madrid

Olaf Schumacher entrando en los juzgados de lo Penal de Madrid

Schumacher, el cual fue muy didáctico y claro en sus declaraciones, explicó que lo que le ocurre a los ciclistas no es que baje el número de glóbulos rojos, sino que para adaptarse al esfuerzo organismo aumenta el volumen de plasma (el líquido en el que flotan los glóbulos y viajan), con lo que aparecen más diluidos y su concentración de hemoglobina disminuye. Esta situación fue denominada por el experto de la AMA como “falsa anemia o anemia del deportista de fondo”.

En cuanto a la EPO, Hernández ha asegurado que su empleo para alterar los valores sanguíneos supone “un riesgo difícil de evaluar”. También ha opinado acerca de los riesgos que presenta la introducción de Eritropoyetina en la sangre: “es algo que no está contemplado en las utilización habitual de la EPO. Como todo uso de un medicamento fuera de su ámbito habitual, supone un riesgo difícil de evaluar”.

En días posteriores daremos más claves, datos, declaraciones e implicados en este complejo y largo proceso.

Anuncios


Categorías:Deportes

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: