El Atlético pone fin a su racha en el Vicente Calderón


| CRÓNICA |

19 victorias y 1 empate después, el Atlético de Madrid cosecha una sorprendente derrota en el Vicente Calderón ante un buen Rubin Kazan. Derrota que, como no podía ser de otra manera en este club, ha llegado de la forma más cruel posible. Gol en los primeros minutos precedido de un despeje fallido de Sergio Asenjo. Jarro de agua fría para una afición que aún no se había acomodado en su sitio correspondiente. Tras una primera parte en la que el equipo rojiblanco no había saltado al terreno de juego, al menos en espíritu, y en la que el equipo ruso dominó el partido sin mayores complicaciones y haciendo un juego muy fácil, llegó la segunda parte. Con las mismas imprecisiones que la primera, pero con más ocasiones. Bueno, realmente, con ocasiones, a secas. Un disparo de Falcao al larguero y dos goles cantados por todo el estadio que mandaron al limbo un apático Adrián y un sobreexcitado Cebolla Rodríguez. El preludio de lo que estaba por llegar. La mujer barbuda planeaba por el Manzanares. Y en una de esas llegó. Un error de primero de entrenador de Diego Simeone, que dio el ‘ok’ a Sergio Asenjo para subir a rematar el último córner del partido (minuto 94), habiendo todavía 90 minutos por disputarse en Rusia, desencadenó lo que se veía venir. Cuando no se tiene el día, no se tiene. El centro desde la esquina cayó a un defensa del Rubin, que despejó y corrió mediocampo con los 11 atléticos en el área. Juanfran ‘decidió’ no cortar la contra. Pase en largo para un Orbaiz que en toda su carrera deportiva nunca se habrá visto con una ocasión así. La sentencia se empezó a masticar. El esfuerzo de Asenjo por llegar fue en vano, y el 0-2 cayó como una losa para la afición y jugadores. Un gol que complica la existencia del vigente campeón de la Europa League en competición y, que de rebote, dinamita el super récord de victorias consecutivas en casa del Atlético.

Todo comenzó tras un doloroso 1-4 del Real Madrid con un colosal partido de Cristiano Ronaldo un 11 de abril de 2012. 8 días después, los de Simeone se jugaban la vida en las semifinales de la Europa League ante el Valencia de Unai Emery. La superioridad rojiblanca no se notó tanto en el marcador como en el terreno de juego. 4 a 2, sí. Pero el Valencia se mantenía en la eliminatoria gracias a sendos goles al final del primer y el segundo tiempo.

Falcao celebrando uno de sus goles al Valencia | FOTO: championsleague.es

Falcao celebrando uno de sus goles al Valencia / FOTO: championsleague.es

La siguiente cita fue en Liga. 3-1 contra el Espanyol. Un colosal partido de Arda Turan permitió al Atlético volver a entrar en la lucha por la última plaza de Liga de Campeones. Plaza de la que se despediría casi definitivamente al permitir que la Real Sociedad sacase un empate en el minuto 90. Carlos Vela dejaba helado a una afición y una plantilla que soñaba con alcanzar la meta. Más si cabe teniendo en cuenta el siguiente rival, el Málaga de Pellegrini. Al que ganó por 2-1 en un partido que remontaron Koke y Adrián tras el golazo de bandera de Eliseu. Victoria ante los malagueños que acabaría por no servir para nada. Así cerraba el Atleti la temporada 2011/2012 en su estadio.

Tuvo que esperar hasta el 27 de agosto, contra el rival al que arrebató la Europa League, el Athletic de Bilbao. Le endosó un contundente 4-0 con una exhibición rematadora del colombiano Radamel Falcao, con tres goles.

Tras el parón de selecciones, con Supercopa por medio, llegaría el derbi ante el Rayo Vallecano. 80 grandes minutos de los colchoneros, que derrotaban por 4-0 a los de Paco Jémez, que aprovecharon la siesta que se echó el Atleti para marcar 3 goles que metieron el miedo en el cuerpo a más de uno. El siguiente en visitar el Calderón sería el Valladolid de Djukic, que hizo una primera parte para olvidar, que aprovecharon los de Simeone para poner el 2-0 en el marcador. Al descanso los pucelanos mejorarían su nivel y dejarían el marcador de 2-1, pero una sensación de satisfacción en la hinchada colchonera al escuchar el pitido final.

En octubre llegaría la Europa League, pero los resultados seguirían siendo positivos. Tras un partido raro y taciturno ante el Viktoria Pilsen, el Cebolla Rodríguez se calzaría un zapatazo salvador en el minuto 90 para dar la victoria por 1-0 a su equipo. 3 días después volvería el Málaga al Calderón, y repetiría el resultado de la pasada temporada. 2-1 con un gol de Weligton en propia puerta que vino precedido de un peleón Falcao que no quiso dar por bueno el empate. De nuevo en la competición europea, el Atlético venció a un pobre Académica por 2-1 con un magistral lanzamiento de falta de Emre. Cissé pondría emoción a un partido que adormeció hasta a las ovejas. La visita de Osasuna se subsanó con un tranquilo 3-1.

El Cebolla Rodríguez celebrando su gol al Viktoria | FOTO: mundodeportivo

El Cebolla Rodríguez celebrando su gol al Viktoria | FOTO: mundodeportivo

Noviembre comenzaría con las dos primeras derrotas de la temporada del Atlético ante Valencia y Académica fuera de casa. La visita del Getafe a feudo colchonero no alteró la racha. 2-0 con goles de Adrián y Arda Turan aupaban a un equipo que jugó a medio gas. En Europa League y ante el Hapoel Tel Aviv, bastó un solitario gol tempranero de Raúl García para ganar el partido y asegurarse la clasificación a la siguiente fase. Volvería la liga y en frente el Sevilla de Míchel. Muy necesitado. La expulsión de Fazio en el minuto 20, que además significó el penalti que transformaría Falcao, marcó el resto del partido. Un gran Atlético pasó por encima de un Sevilla irreconocible (4-0). El mes acabaría con el partido de Copa ante el Rea Jaén que se resolvió con un postrero gol de Raúl García. Nada más en un partido sin chicha.

Llegaba diciembre con su habitual tensión. 10 goles se vieron en el Vicente Calderón en tres partidos. Eso sí, mal repartidos. 6 se llevó el Deportivo a Galicia, 5 de Radamel Falcao, que hizo historia con la camiseta rojiblanca. 3 se volvió a llevar el Getafe, esta vez en Copa del Rey, con una gran actuación de Diego Costa, convertido en ídolo de la hinchada local. El partido más difícil fue contra un buen Celta, que no estaba haciendo buenos partidos fuera de casa, pero que dio guerra en el Manzanares. Un golazo de Adrián cuando el partido agonizaba, fue un colofón perfecto para un año perfecto.

Enero seguía con la misma sintonía. 2 partidos de Liga y 2 de Copa se vieron en Madrid. 2-0 al Zaragoza y otro 2-0 al Levante en unos plácidos partidos permitían al equipo seguir en la segunda posición liguera. En copa, los dos equipos sevillanos serían derrotados. 2-0, resultado muy repetido en Enero, ante el Betis de Pepe Mel, en un partido en el que los verdiblancos perdonaron dos clarísimas ocasiones. Y 2-1 al Sevilla, que rompía la racha de imbatibilidad en el coliseo rojibanco. El encargado fue Álvaro Negredo. El partido terminó con 3 goles de penalti y la vuelta aún abierta.

La última victoria fue de nuevo ante el Betis, esta vez en Liga. Un cómodo Atético derrotó al Betis gracias a la insistencia de Diego Costa, dueño y señor de un partido en el que sólo jugó media hora.

El resto es historia. El Rubin Kazan ha sorprendido a propios y extraños y deja en 20 partidos invicto al Atlético en casa. El próximo rival será el Espanyol, que viene en alza tras llegar Javier Aguirre al banquillo. Será el punto de partida para, quien sabe, establecer un nuevo récord.

Anuncios


Categorías:Fútbol

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: