Alguien tendrá que pagar


| OPINIÓN |

  • La Unión Europea tratará entre hoy y mañana de definir el presupuesto comunitario para el periodo 2014-2020
  • El objetivo es llegar a un consenso tras el fracaso de la pasada cumbre europea en noviembre
  • Herman van Rompuy ve un acuerdo posible en esta nueva cita.

¿Quién cederá en la cumbre europea?

¿Quién cederá en la cumbre europea?

La previsión de cerrar las negociaciones por parte del presidente del Consejo Europeo no está tan clara. De los 27 ninguno está dispuesto a pagar la cuenta de esta comida. Aunque unos coman más y otros menos y aunque unos tengan más hambre que otros. La opción de un acuerdo se vuelve inviable al estar las sillas de cada miembro muy alejadas entre sí. La cifra propuesta por Van Rompuy, 973.000 millones de euros, no convence a los comensales. Así, en este encuentro a cada lado de la mesa hay posturas e intereses diferentes. La división es insalvable.

A un lado están los contribuyentes netos comunitarios: Alemania, Finlandia, Reino Unido, Holanda y Suecia. No quieren pagar ni un euro más por la comida de los otros. Exigen más austeridad y defienden una ampliación del ahorro. Tal es la postura desde este lado de la mesa que el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, amenaza con vetar el acuerdo si no se cumplen sus exigencias. Por su parte, el finlandés Jyrki Katainen afirma que “todo el mundo tiene que estar dispuesto a renunciar a algo”. Lo que no queda claro es hasta qué punto van a ceder estos países.

Al otro lado de la mesa se sientan países como España, Francia e Italia con una postura contraria. Rechazan más recortes en la Política Agraria Común y de cohesión, las cuales consideran fundamentales para sus economías. Apuestan por un ajuste y un presupuesto que favorezcan el crecimiento. El precio final de la cuenta ha intentado reducirse desde noviembre, aplicando recortes en diferentes contenidos. Un total de 80.000 millones de euros que intentan repartirse de manera que se logre el acuerdo.

Presidiendo la mesa, los líderes del Consejo, la Comisión y el Parlamento Europeo tampoco tienen las mismas intenciones. La Comisión y el Parlamento apuestan por el crecimiento con menos recortes y más dinero. Pero las voces del Consejo concuerdan con las de los miembros contribuyentes netos, amigos de gastar menos y mejor. Es una incógnita el motivo de que esta unión de amigos quede para comer, si ninguno está dispuesto a pagar algo por la comida del otro.

Anuncios


Categorías:economía

Etiquetas:, , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: