Un debut de cine


| CRÍTICA |

Escena de Bestias del sur salvaje.

Escena de Bestias del sur salvaje.

Bestias del sur salvaje, la primera película de Benh Zeitlin, no puede presumir de ver su nombre escrito en los primeros puestos de taquilla ni tampoco aparece anunciada en la cartelera de los grandes cines. Eso sí, es un filme con una originalidad y un talento que ruboriza a la mayoría de los que sí aparecen: una historia de realidad y magia con una actuación tan asombrosa como sobresaliente, la de esa pequeña niña que rebosa fuerza y rabia a borbotones llamada Quvenzhané Wallis, y con una fotografía preciosista acompañada de una banda sonora compuesta por el mismo director. Los resultados, de momento, son una suerte de sorpresa y reconocimiento: cuatro nominaciones a los Oscar (incluyendo mejor película y mejor actriz) y los premios de mejor película y mejor fotografía del Festival de Sundance.

En La bañera, una isla alejada de las desventuras del mundo occidental, se convive con reglas propias, con una armonía indefectible, de un modo único y mágico. Sin embargo, la estabilidad de este pequeño y anacrónico mundo natural se derrumba con la llegada de una tormenta que arrasa e inunda la isla en un momento. Hushpuppy, una joven niña que logra sobrevivir con la ayuda de su padre, un personaje tan duro como bueno que la prepara para las bofetadas de la vida, es de las pocas personas que no abandonan su hogar, su forma de vivir. Allí, en La bañera, deberá luchar como si fuera una bestia del sur salvaje para proteger su vida y la naturaleza que la une.

La aventura de Hushpuppy es un viaje de madurez y de autodescubrimiento. Un viaje que pasa por la búsqueda de su madre, que la había abandonado cuando era pequeña, por el encuentro con la cultura y los valores de la isla y por la visión de las últimas cenizas de vida de su padre. Esta mezcla, hace que la protagonista cobre una fuerza paulatina que la conducirá al descubrimiento de su propia identidad y a la ratificación de su propio hogar. Y es que ella, como su progenitor, tampoco quiere marcharse de La bañera. Es una bestia del sur salvaje, al igual que las criaturas mitológicas de las que le habla su padre.

La primera película de Benh Zeitlin no es solo un retrato social de un pueblo extemporáneo, es una historia de mitología y naturaleza en donde Quvenzhané Wallis hace un papel soberbio que le ha valido una nominación al Oscar a mejor actriz protagonista y un récord: es la intérprete más joven de la historia seleccionada para optar a este galardón.

Anuncios


Categorías:cine & TV

Etiquetas:, , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: