Medidas reales, crecimiento factible


| OPINIÓN |

Si miramos a nuestro alrededor, todos conocemos a alguien que trabaje gratis. Situación que se hace aún más habitual dentro del sector periodístico.  Pero claro, ¿quién va a remunerar nuestro trabajo si somos muchos los que lo hacemos gratis?

El paro juvenil en España supone el 55% de la población activa menor de 25 años. O lo que es lo mismo, de uno de cada dos jóvenes que quieren trabajar, uno no puede. De los 5,97 millones de desempleados, 930.200 pertenecen a este sector. En Comunidades Autónomas como Canarias la cifra supera el 70%. Diferentes formas de decir lo mismo: las nuevas generaciones viven una situación insostenible.

De tal magnitud es la cuestión, que muchos dirigentes de la eurozona la han colocado en la primera página de sus agendas. Parece ser que la única que sigue creyendo que todo el monte es orégano es nuestra ministra de empleo Fátima Báñez. Tras la reunión que tuvo lugar ayer para frenar los contratos basura que se están llevando a cabo, se sigue sin contar con el apoyo necesario para realizar un cambio. Las nuevas medidas establecen, entre otras cosas, que la retribución en un contrato temporal estará vinculada al salario mínimo de convenio, y no al salario mínimo interprofesional.

El problema es aún más grave de lo que parece. La destrucción de empleo en nuestro país crece a un ritmo superior al número de desempleados. Se trata no solo de una crisis económica, sino de valores, de ideas, de medidas estables que aporten soluciones factibles. En este momento, España no es un país atractivo internacionalmente, lo cual conlleva a que la entrada de capitales sea escasa. Sería conveniente la creación de un plan fiscal que resultase creíble desde el exterior, apoyado por una estructura de medidas sólidas orientadas al crecimiento. Pero parece que no tenemos (o no tienen) facultades para hacer algo así. Quizá, convendría una mayor inversión presupuestaria para crear empleo y no un intento de rescate centrado únicamente en salvar el sector financiero.

El último invento de Báñez es la cotización de 50 euros durante 6 meses para los jóvenes emprendedores. Tras esos 6 meses, podrán tener una rebaja de hasta el 30% durante 24 meses. La idea de la ministra sería más acertada si viniera acompañada del brazo de otras similares. No se puede avanzar sin invertir, no se puede crecer sin generar confianza, y las medidas de ajustes impuestas hasta el momento, no lo están consiguiendo.

Anuncios


Categorías:economía

Etiquetas:, , ,

1 respuesta

  1. Muy realista, es la cruda realidad y un solo arbol no nos deja ver el bosque.
    Aquellos que no pueden realizar pequeñas tareas, no pueden realizar grandes obras. (Aristides Briant).

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: