La muerte de Amanat levanta las mayores protestas en India


| INFORMACIÓN |

La joven ingresada el pasado 16 de diciembre en estado “muy crítico” en un hospital de Singapur, Amanat, tras ser atacada y violada por un grupo de hombres en un autobús, murió ayer tras luchar casi dos semanas por su vida. Su muerte ha levantado fuertes protestas en el país indio

Millones de mujeres salen a la calle para protestar por las constantes agresiones sexuales a mujeres indias.
Millones de mujeres salen a la calle para protestar por las constantes agresiones sexuales a mujeres indias.

Amanat era una joven india de 23 que residía en Nueva Delhi. Viajaba en un autobús de la ciudad junto a un amigo el 16 de diciembre, como hacen millones de estudiantes en todo el mundo, cuando un grupo de jóvenes la atacaron durante más de una hora, propinándole una brutal paliza y violándola antes de arrojarla desde el vehículo en marcha en el que viajaba, dejando su vida pendiendo de un hilo, un hilo que finalmente acabó por desaparecer ayer, 29 de diciembre de 2012 en un hospital de Singapur a causa de un fallo multiorgánico. Luchó por su vida durante casi dos semanas, pero no fue suficiente.

La madrugada del sábado el centro de salud en el que se encontraba ingresada la joven, estudiante de fisioterapia, anunciaba la muerte de Amanat mediante un comunicado de prensa: “Con gran tristeza anunciamos que la paciente ha fallecido en paz a las 4.45 horas del 29 de diciembre”, junto a su familia y responsables de la misión diplomática de la India, tal y como expresó el director del centro médico, Kelvin Loh. Tras la noticia, el primer ministro indio, Manmohan Singh, prometió que “las emociones [del pueblo] se canalizarán en una acción constructiva” y llamó a la calma a la población tras las primeras protestas multitudinarias: “Hay una cólera y una angustia reales y justificadas después de este acontecimiento atroz […]. Os aseguro que haré todos los esfuerzos necesarios para velar por la seguridad de las mujeres en este país”, añadió.

Por el momento, la policía ha detenido a seis presuntos agresores de Amanat y el Gobierno ha prometido establecer medidas de seguridad en la capital para las mujeres que eviten que sucedan de nuevo este tipo de agresiones.

India, un país en el que las mujeres viven amenazazas por este tipo de delitos, se encuentra estos días representada mundialmente por las protestas que se están llevando a cabo por la muerte y violación de esta joven y de todas aquellas que, antes que Amanat, sufrieron la misma suerte. Solo en la región de Nueva Delhi se lleva a cabo cada 18 horas una denuncia por delitos sexuales, teniendo en cuenta que muchos de los ataques son ocultados por las victimas, ya sea por miedo o amenazas. Tal y como indica el periódico El País, la mayor parte de los acosos y agresiones las sufren las mujeres que visten de manera occidental, sin el tradicional velo y los típicos trajes hindúes. Se hace referencia así, una vez más, a la violación de los derechos de las mujeres, quienes sufren discriminaciones constantes por pertenecer al sexo femenino.

Miles de personas, hartas de que se den semejantes situaciones, han salido a las calles de Nueva Delhi para pedir un endurecimiento de las penas por violación y más seguridad para las mujeres, lo que está provocando revueltas y masivas manifestaciones. El pasado fin de semana, una de las revueltas ocasionó la muerte de un policía durante un enfrentamiento violento entre las autoridades y los ciudadanos, quienes tienen prohibido por ley las reuniones de más de 5 personas. El sábado día 22 de diciembre, se registró la mayor manifestación en el país desde las marchas en 2011 con motivo de la corrupción. Las protestas comienzan a propagarse por el resto del país, donde ya son varias las ciudades en las que se están llevando a cabo grandes manifestaciones.

El caso de la muerte de Amanat ha sido la chispa que ha hecho explosionar el montón de denuncias y miedo de millones de mujeres que, con miedo, viven cada día en India. Mujeres que, conocedoras de sus derechos, sufren cada día vejaciones y amenazas por ser lo que son, parte del sexo femenino, algo que para algunos sigue siendo, al parecer, la parte débil de la humanidad.

Anuncios


Categorías:Internacional

Etiquetas:, , , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: