El deportista del año 2012: Michael Phelps


| REPORTAJE |

El 2012 llega a su punto y final. Llega el momento de pensar, de hacer análisis personales y profesionales. Qué hemos hecho bien, qué hemos hecho mal. Que necesitamos cambiar en el próximo año para solucionar los males y para rubricar los bienes. Punto de inflexión de muchos para echar la vista atrás a lo que ha sido un año de emociones, alegrías, tristezas, sonrisas, llantos. Un año para elegir, bajo criterio íntimamente personal, quién es el mejor deportista.

En un país como España, en el que el fútbol lo inunda absolutamente todo, es bueno captar y fijar la esencia en otros deportes. Ha sido un año en el que la selección española de fútbol ha vuelto a ser campeona de Europa y ha logrado algo histórico, un triplete seguido (Eurocopa-Mundial-Eurocopa). También ha sido el año de Lebron James, que ha conseguido por fin el primer anillo. Destapado el principio, nadie sabe hasta dónde llegará el brote de un jugador que está marcado a crear época. Pep Guardiola se ha marchado del Barcelona con 14 títulos bajo el brazo. Sebastian Vettel ha conseguido, por tercer año, proclamarse campeón de Fórmula 1. Siendo además el piloto más joven que consigue tres títulos. Usain Bolt ha devorado marcas y ha vuelto a detener el tiempo de todo el mundo por 9 segundos. Pero, sin lugar a dudas, y entro en reiteración, bajo un criterio personal, el mejor deportista del año no es otro que Michael Phelps.

michael-phelps-olimpicos-REU-04082012-640x350Michael Phelps en Londres 2012.

Los Juegos Olímpicos tienen una tradición histórica que va más allá de 2500 años. Nacieron en Olimpia con un carácter sagrado. Eran festivales dedicados al dios Zeus. Esos primeros juegos tuvieron lugar en el 776 a.C, realizándose un total de 293 olimpiadas hasta que el emperador Teodosio decidió suprimirlos por su carácter pagano.

Hubo que esperar hasta el 23 de junio de 1894 para que el Barón Pierre de Coubertin los restaurase, siendo el comienzo de los juegos modernos. Celebrándose el primer año en Atenas, siguiendo la vieja tradición helénica.

29 olimpiadas después a la de Atenas, en pleno corazón de Londres y con la participación de 204 países y 10.919 deportistas, uno de ellos hizo historia en el mayor evento deportivo del mundo.

Nacido en Baltimore, Michael Fred Phelps ganó hasta 6 medallas en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 (cuatro oros, dos platas y dos bronces), lo que sumado a sus seis oros y dos bronces en Atenas 2004 y sus ocho oros en Pekín 2008, suman un total de 22 preseas olímpicas (dieciocho oros, dos platas y dos bronce), proclamándose así como el deportista con más medallas en la historia moderna de los juegos olímpicos, superando a la rusa Larisa Latynina, con 18 medallas entre 1956 y 1964 en gimnasia y, además, como el deportista con más oros, con 18.

Empezó sus andaduras en la piscina a los siete años. Influido por sus dos hermanas (Whitney y Hilary), que eran nadadoras y, también en parte, debido a que le diagnosticaron un trastorno por déficit de atención con hiperactividad, por lo que la piscina le venía bien para descargar energía.  Destacó muy pronto como un formidable nadador, y a la edad de diez años ya batió un récord nacional. Fue entonces cuando se cruzó en su vida el técnico Bow Bowman, quien se percató de sus cualidades innatas. Con él sigue entrenando en el North Baltimore Aquatic Club. 5 años después conseguiría clasificarse para los Juegos Olímpicos de Sidney con tan solo 15 años.

Antes de todo esto, Michael confesaba que tenía miedo al agua, pero quiso refugiarse en el líquido transparente para alejarse de las continuas discusiones que en su casa mantenían sus padres, que finalmente acabaron divorciándose.

No conseguiría medallas en estas olimpiadas, pero fue solo cinco meses después cuando Phelps mejoraría el récord mundial de 200 metros mariposa. 2 años después también mejoraría los récords mundiales de 400 metros y los nacionales de 100 mariposas y 200 estilos.

El resto es historia. En Atenas estuvo a punto de igualar las 7 medallas de oro de Mark Spitz y en Pekín se presentó a ocho pruebas y ganó la presea dorada en las ocho, convirtiéndose en el mejor nadador de la historia. Spitz ya se lo olía, llegó a decir que ‘’es quizás el más grande que hemos visto en los últimos 20 años. Creo que batirá mi récord, aunque mi mujer dice que no, por eso llevo casado 35 años’’. 4 años después, no sólo era el mejor nadador, sino también el mejor deportista de todos los tiempos en unos Juegos Olímpicos.

Phelps con una medalla de Londres '12.Phelps con una medalla de Londres ’12.

El agua es su medio natural. Pero fuera de ella es más serio. Destaca en todos los estilos. Algo que se ha ganado a base de esfuerzo, pues en los últimos siete años tan sólo ha dejado de entrenar cinco días. Tiene como norma nadar 80 kilómetros a la semana y, antes de tirarse a la piscina, suele escuchar a ‘’Eminem o 50 Cent’’.

Sólo él ha conseguido todo esto. Su esfuerzo, su sacrificio diario y sus ganas de hacer valer la natación. ‘’Quiero cambiar el deporte de la natación. Quiero que la gente hable sobre él, piense en él, y quiera verlo’’, dijo él mismo. Lo ha conseguido, qué duda cabe.

Y es que son numerosos los deportistas que tienen buenas palabras para el estadounidense. El jugador de baloncesto Kobe Bryant dijo en Pekín que ‘’es cabeza y hombros sobre todo lo demás. Déjenme ir a la Villa y recoger esos boletos para apostar por él’’. Tras los relevos de 4×200 que dieron su undécimo oro olímpico al ‘tiburón de Baltimore’, el ruso Alexander Sukhorukov afirmó que ‘’puede ser humano, pero es de otro planeta, de una galaxia diferente’’. Y el que fuera su máximo rival, el australiano Ian Thorpe, declaró que no creía ‘’que pueda conseguir los 8 oros, pero me encantaría verlo’’. Algo que Michael se tomó como motivación para lograrlo.

Como cualquier deportista, o persona, tiene sus luces y sus sombras. Y como cualquier joven, ha cometido errores y ha caído en tentaciones que posteriormente ha reconocido públicamente. En 2004 fue detenido por conducir ebrio y pasarse un alto policial. Pronto salió al paso: ”La semana pasada cometí un error, Conducir un vehículo después de haber bebido es incorrecto, peligroso e inaceptable. No importa lo joven que seas para ser responsable de tus actos, que es lo que yo haré”. Y en Noviembre de 2008, Phelps asistió a una fiesta casera durante una gira en la que visitó la Universidad del Sur de California, donde se puso a fumar marihuana de manera natural. Al publicarse fotos, Michael aceptó los hechos y, nuevamente, salió al paso: ”Tengo 23 años y demostré tener mal juicio por cometer una conducta lamentable. Actué de forma juvenil e inapropiada. Por esto lo siento, lamento lo sucedido a mis seguidores, no volverá a pasar”. Este hecho provocó 3 meses de suspensión por la Federación de Natación de EEUU.

Pero de vuelta al tema por el que estamos aquí, Phelps es un DEPORTISTA con todas las letras. Un hombre que destina parte de sus emolumentos a obras benéficas y que es voluntario de ‘Child Life Center’, de la universidad de Johns Hopkins. Es el mejor deportista que ha pisado nunca el planeta, pero alguien de carne y hueso. 22 veces Phelps. El hombre que no conoce límites. El velero que surca las piscinas de todo el mundo a un ritmo incansable, insaciable, incipiente. Uno de los nadadores más fuertes  que han existido, ha dedicado su vida a desafiar los límites físicos del agua y de sí mismo. El rey de los Juegos Olímpicos. Y es que, ¿cómo no va a ser el Rey de 2012 el hombre con más medallas del mayor espectáculo deportivo el mundo?

Anuncios


Categorías:Deportes

Etiquetas:, , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: