El Atlético de Simeone


Han pasado ya 16 jornadas de Liga y el Atlético de Madrid se encuentra en segunda posición, a nueve puntos del mejor Barcelona de la historia, con un débito de 12-3-1. El único empate vino en la primera jornada, en la visita al feudo del Euro Levante. Las derrotas en Mestalla, el Santiago Bernabéu y el Nou Camp escuecen, pero pese a todo mantienen intactas las aspiraciones del conjunto rojiblanco, que aventaja en 9 puntos a Málaga y Betis (4º y 5º) por la lucha de ‘la otra Liga’. Incluso a su eterno rival, el Real Madrid, le supera en 4 puntos con la Liga a punto de llegar al ecuador.

Pero en el fútbol no todo son números, también son sensaciones, y es ahí donde el conjunto que dirige Diego Pablo Simeone ha encontrado la cordura que hace mucho tiempo perdió. Gana. Y gana jugando bien al fútbol y marcando goles de 4 en 4. En el Vicente Calderón apabulla y cuenta sus partidos por victorias. Fuera de casa también gana. Sufriendo un poco más. Sólo ha perdido en los campos de los 3 primeros clasificados la pasada temporada. Tras el partido en Barcelona, pierde la comba de la Liga, que ya está a 9 puntos, pero continúa su marcha directa hacia su participación la próxima temporada en la Liga de Campeones. Hablamos de un  Cholo que ha sabido instaurar en un vestuario alicaído y vendido el espíritu que él tenía tatuado en el verde, pero sobre todo, el espíritu de grandeza que el Atlético de Madrid ha tenido siempre en su historia.

Simeone dando instrucciones en el Vicente Calderón.

Simeone dando instrucciones en el Vicente Calderón.

La llegada de Simeone al Atlético de Madrid se produjo en Enero de 2012. Catapultado por la destitución de un Gregorio Manzano que en su segunda oportunidad en el conjunto del Manzanares tampoco supo sacar el potencial que tenía delante. Hundido en la clasificación, el argentino tenía claro desde un principio lo que quería. ‘’Jugadores que corran, que presionen, que se dejen en alma en la cancha. Jugadores que sepan que camiseta están portando cuando están en el césped’’. De esa manera consiguió recuperar a Juanfran Torres para la causa, exiliado en el banquillo y con pie y medio fuera del Atlético, el extremo reconvertido en lateral por ‘Goyo’, gozó de la plena confianza del Cholo, hasta convertirse en un fijo. Temporada excelsa que le llevó a la Eurocopa con España.

Volviendo a los números, la realidad atlética se antoja frucífera cuando nos ponemos a mirar desde el primer partido de Simeone, un 0-0 en la Rosaleda contra el Málaga, hasta la derrota en el Camp Nou. Ha dirigido en 38 partidos ligueros al equipo del Manzanares y los números hablan por sí sólos. 74 puntos en esos 38 encuentros. Con estos datos, los rojiblancos, desde el doblete, hubieran conseguido tres títulos, seis segundos puestos y tres terceros.

La regularidad, una palabra que parecía prohibida al sur de Madrid, se ha convertido en una premisa para el argentino y todo el estamento rojiblanco. ‘’Partido a partido se consiguen los objetivos’’. Y la plantilla se ha creído a ciegas esas palabras. ‘’No hay partido más importante que el siguiente que se tiene’’. Con esas, el Atlético ha conseguido llegar a los 16 puntos en tan sólo 6 jornadas, la mitad de lo que tardó la temporada anterior en llegar a los mismos registros.

Diego ha conseguido transmitir el gen atlético a una plantilla que estuvo zombie. Todos saben ahora qué es ser del Atleti y por qué es importante serlo. ‘’A mí, más que ganar la Supercopa lo que de verdad me alegra es que mañana todos los chavales irán con la zamarra rojiblanca por la calle, con una sonrisa’’. Porque ahora ver al Atlético en un campo de fútbol es ver 11 Cholos. Ya lo dijo el día que se jugaba la Liga contra el Albacete en el Vicente Calderón, ‘’o ganamos, o morimos ganando’’. Ese es Simeone. Ese es el Atlético actual. Vendrán las derrotas, sí. Pero que nadie espere que el equipo se desestabilice o entre en un bucle de negativismo. Nada de eso pasará, no con él en el barco.

El Cholo con la Supercopa ganada al Chelsea de fondo.

El Cholo con la Supercopa ganada al Chelsea de fondo.

Ha conseguido dos títulos en tan sólo 12 meses al cargo del club, derrotando de manera inexorable al Athletic de Marcelo Bielsa  y al Chelsea de Di Matteo. Pero sobre todo ha generado una corriente de ilusión. Hacía mucho tiempo que los aficionados indios no veían a su equipo ahí arriba con la Navidad encima.

Además de todo esto, ha conseguido recuperar a jugadores defenestrados por la afición o por su mal juego como es el caso de Juanfran, Filipe Luis, Godín, Mario Suárez o Raúl García. Ha implantado una mentalidad a todo el conjunto. Todos son importantes, jueguen más o menos minutos, cada uno conoce su rol en el equipo.

Pero si hay algo que sorprende realmente a la hinchada colchonera, es que por fin puede decir ‘’sé a lo que juega mi equipo’’. Saldrá bien o mal, pero este Atleti sabe muy bien a lo que juga. Marcar gol, replegarse, y esperar un balón para estirarse a la contra y matar el partido. Contragolpe, palabra que ya es historia de este club.

Simeone tiene todo controlado en todos los sentidos. En el táctico, en el emocional, en las ruedas de prensa, en el banquillo y en las celebraciones de los goles. Y un equipo que, como él dice, gana porque juega ‘’con el corazón de todos los hinchas del Atlético de Madrid”, es lo que todos los hinchas llevaban tiempo reclamando.

Como digo, es pronto para hablar de palabras mayores, pero el Cholo Simeone una vez dejó clara una cosa, que quizás es la clave del Cholismo, “hay que tener fe, hay que tener convicción, hay que tener coraje, hay que asumir ciertos desafíos, porque el que no asume no arriesga, y el que no arriesga, no gana”. Y este Atlético, parece decidido de una vez por todas a intentar un imposible, intentar tumbar a los dos gigantes del fútbol mundial, en el primer asalto no pudo.

Sea como fuere y, pase lo que pase, un atlético no tendrá otra que espetar un ‘’Gracias Cholo’’ sentido y real, porque el argentino, desde su furia y fuerza, ha devuelto la ilusión al Atlético de Madrid y ha recuperado a un grande que se asomaba pequeñito. Su renovación por una temporada más está a caer. Y esa es la mejor medicina para un equipo que por fin parece en calma. El Atleti, o al menos el Atleti del Cholo, ha vuelto.  Que dure.

Anuncios


Categorías:Deportes, Fútbol

Etiquetas:, , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: