Sube el pan


| OPINIÓN |

Recuerdo cuando vivía mi padre que cada vez que alguien decía algo y luego sucedía lo contario, decía que “cada vez que hablaba subía el pan”. Todos conocemos gente a la que le pasa eso, que tienen esa habilidad, que sin proponérselo, basta hacer un vaticinio o afirmar algo para que la deriva de la vida se dirija hacia el hecho contrario. Esto afecta a las personas y afecta también a los conceptos. Por ejemplo al concepto de nacionalismo y concretamente al nacionalismo apellidado español.

Ese nacionalismo español que el ministro de ¿educación? señor Wert pretende hacer que, como la lluvia, empape a los niños catalanes, chorreantes, según él, de nacionalismo catalán. Los nacionalistas españoles se llenan la boca de España y del yo soy español, español, español… Pero cuando el nacionalismo español habla, sube el pan, porque en cuanto a la defensa de las lenguas españolas deja mucho que desear. España es un país muy rico, tanto que tiene cuatro lenguas. La Constitución Española de 1978, en su artículo 3.1 dice que “el castellano es la lengua española oficial del estado”. ¿Qué nos está diciendo? Pues que en España hay más lenguas que también son españolas, como lo son el catalán, el euskera y el gallego. Se escogió el castellano porque lo hablaba más gente que los otros idiomas, tan españoles como éste. Desde el Estado se debería fomentar el conocimiento de esas otras lenguas. Fuera de los territorios donde son cooficiales, ¿dónde se pueden estudiar?. Tomaré como ejemplo el catalán. Fuera de Cataluña, en España hay 11 Universidades que imparten estudios de Filología catalana, en Alemania hay 27, en Reino Unido 23, en USA 19, en Italia 18 y en Francia 17 (Diario PUBLICO, 5/02/2008). Aparte de las universidades, sólo en la Escuela Oficial de Idiomas de Madrid y Zaragoza imparten cursos de lengua catalana. Buscad datos del gallego y del euskera y los resultados serán muy parecidos.

Considero que el que no sabe es como el que no ve, y que si se dieran a conocer más todas las lenguas españolas en toda España, dejarían de existir muchos malentendidos y visiones distorsionadas. Y si hay algún nacionalista español que considere que el catalán, el gallego y el vasco no son idiomas españolas que lo diga y veremos a ver quien son los verdaderos separatistas.

Anuncios


Categorías:Opinión

Etiquetas:, , , , , , , ,

4 respuestas

  1. “Nacionalismo español”… si eres capaz de definirme esas dos palabras, ese concepto tan abstracto, tan complejo y tan incompleto, te lo agradecería muchísimo -y no me digas que ondear la rojigualda cuando la selección española gana alguna competición de fúrgol es una manifestación del mismo-. A poder ser una definición objetiva, vamos, casi imposible. Para más inri pones como abanderado del “nacionalismo español” al señor Wert, del Pepe. Primera contradicción.
    Pero bueno, no es eso lo que ha activado mi resorte. El tema de las lenguas regionales, cooficiales según la Prostitución de 1978 en sus respectivas CCAA, fue, es y seguirá siendo utilizado para argüir el secesionismo. Como arma de ataque y ‘defensa’. Ve y dile a un catalán, alguno que haya votado al actuar desgobierno de la Generalidad, que el catalá es una lengua española, ve y dile a un ‘gudari’ que el vascuence es una lengua española, lo mismo en Galicia y en otras regiones. Te van a mandar a la a la merda, kaka y a la merda, respectivamente (cortesía de guguel translator).
    Por último creo entender que sugieres que el resto de españoles deberíamos conocer esas lenguas, estudiar: gallego, bable, catalán, vascuence, valenciano, aranés, balear por qué no el esperento…[yo instaría a aprender más y mejor el español (muchos no saben hablarlo, muchísimos ni escribirlo)]. Aprender todas esas lenguas, idiomas, dialectos… ¿para qué? Ese chovinismo regional (algunos diría nacional) es un lastre, muy pesado, para España. Que la hunde más en un pozo que parece no tener fondo.

    • Pues sí que te podría definir el concepto de nacionalismo español. Es el sentimiento que quiso inculcar la clase dominante en España en el siglo XIX a los súbditos de la Corona española. ¿y quién formaba parte de ésa clase dominante? Las burguesías catalana y vasca y las aristocracias castellana y andaluza. ¿y por qué quisieron inculcar ese sentimiento? Para que la clase trabajadora pudiera ser dividida y se identificase antes por la nación que por la clase social. Eso fue algo que pasó en toda Europa en unos momentos en que el proletariado unido suponía un peligro para las burguesias industriales.
      En España la industrialización fue muy debil y localizada, cosa que hizo que también lo fuese la burguesía, la cual, con el acceso vetado al poder político que estaba en manos de élites castellanas tuvo que buscar una vía de acceso a ese poder a través de lo que comenzó llamándose regionalismo y derivó en el término nacionalismo después de la Primera Guerra Mundi al y el nacimiento del concepto de autodeterminación, alentado por el presidente norteamericano Wodrow Wilson.
      Es por lo tanto el nacionalismo español un sentimiento y como tal arraigará en unos y no lo hará en otros. Por mucho que te diga que te tiene que gustar algo, si no nos gusta pues eso, que los sentimientos no se les puede imponer a nadie.

  2. Una breve lección de Historia, sí. Todo para concluir que es un sentimiento. Añadiría que junto a ese sentimiento hay unas convicciones, unos valores, unos principios, fundados, motivados y férreos. Pero, ¿hacia qué?
    Es lo que envidio de los catalanes y vascos; ese sentimiento, esa convicción, ese respeto casi venerado hacia sus símbolos, Historia -en algunos casos pura Sci-fi- su identidad, su tradición -aquí entra sus lenguas- que defienden ante todo y frente a todo como, si no lo más, una de las cosas más importantes que tienen como ‘pueblo’.

    No es una envidia real, es más bien añoranza, echo en falta esos ‘sentimientos’ en el resto de españoles hacia España, su Historia -olvidada en la mayoría de los casos, eliminada en el peor de ellos- tradiciones, símbolos -ultrajados una y mil veces-, Lengua -que viene sufriendo incontables violaciones-…

    Esto que parece una una oda al ‘nacionalismo español’ no lo es, ni siquiera al patriotismos, es una oda al SENTIDO COMÚN.

    No quiero extenderme mucho más, pero en referencia a tu última frase: eso llevan haciendo en las escuelas vascas y catalanas, también gallegas y en alguna otra región. Decirles a los alumnos qué tienen que admirar y qué repudiar. Y quien niegue esto, a parte de insultar a la inteligencia de las personas que lo lean, es que vive en una dimensión paralela.

    • Pues sin ánimo de insultar a nadie, lo niego y vivo con los pies tocando la tierra, y toda mi educación ha sido en escuelas catalanas. ¿no te has preguntado nunca el por qué el nacionalismo español se ha tenido que manifestar siempre en contra de algún otro nacionalismo? Fíjate en lo que has dicho: “Es lo que envidio de los catalanes y vascos; ese sentimiento, esa convicción, ese respeto casi venerado hacia sus símbolos, Historia -en algunos casos pura Sci-fi- su identidad, su tradición -aquí entra sus lenguas- que defienden ante todo y frente a todo como, si no lo más, una de las cosas más importantes que tienen como ‘pueblo’”. Dices ésto y ni tú mismo sabes el por qué. Y está tan claro!!!!

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: