La victoria del “sí” constitucional divide a Egipto en dos


| INFORMACIÓN |

  • La Carta Magna obtiene un respaldo de cerca del 57% de los votos
  • Organizaciones a favor de los derechos humanos piden la repetición del referéndum
Una mujer egipcia deposita su papeleta en las urnas

Una mujer egipcia deposita su papeleta en las urnas

La Constitución egipcia se acerca a su aprobación. Durante la primera ronda de referéndum constitucional celebrada este sábado en el país árabe, el “sí” a la Constitución se ha impuesto con cerca de un 56,5% de lo votos. 10 provincias y un total de 26 millones de ciudadanos estaban llamados a votar en un proceso envuelto en la situación de inestabilidad del país. El próximo fin de semana se completará la votación, pero miembros de la oposición ya han pedido su repetición, y han acusado al gobierno de “irregularidades” durante la jornada consultiva.

Más de cuatro millones y medio de egipcios han respaldado la Carta Magna salida de la Asamblea Constituyente. En un momento en el que el país se tambalea, el gobierno de Morsi ha salido respaldado de la primera parte de un proceso que tendrá que completarse el próximo sábado. La disputa que el gobierno en funciones mantiene con el poder judicial, ha provocado que no existan suficientes garantías para que la consulta pueda realizarse en un solo día y tan solo 10 de las 27 provincias llamadas a las urnas han podido ejercer sus derechos por el momento. La victoria de los partidarios del “sí” en 8 de las 10 regiones, solo se ha visto empañada por las acusaciones de ONGs y de miembros de la oposición de irregularidades y por la contundente derrota del gobierno en El Cairo, dónde el texto ha sido rechazado por cerca de un 57% de los ciudadanos. Los expertos, vaticinan que la victoria de los constitucionalistas es ahora muy probable, dadas las características de las 17 provincias restantes.

En una rueda de prensa , el presidente del Instituto de El Cairo para Estudios sobre Derechos Humanos, Bahi el Din Hasán ha censurado la primera jornada constituyente. Bahi, se ha mostrado muy crítico y no ha dudado en afirmar que el referéndum ha sido  “como los que se celebraban durante la era de Mubarak”. Junto a él, miembros de la oposición egipcia , han denunciado las “irregularidades” de un proceso en el que la sombra de los Hermanos Musulmanes se cierne sobre cada papeleta. Desde el grupo Shayfenkom , por su parte, han asegurado haber recibido cerca de “3.000 llamadas” denunciando anomalías. En el gobierno niegan la mayor. “El proceso tuvo lugar en una atmósfera de completa integridad y transparencia” , aseguran fuentes institucionales.

Los Hermanos Musulmanes, principales valedores del nuevo texto constitucional, no han tardado en lanzarse a celebrar los resultados obtenidos en esta primera jornada.    “El pueblo egipcio está aún haciendo historia, con los más altos índices de progreso y conciencia de la situación real en nuestro país” ,afirmaba ayer el líder de la oficina de la agrupación islamista en el centro y sur de El Cairo, Karem Radwan. Desde el gobierno, también se ha querido felicitar a las masas por apostar por la “estabilidad” y la “legitimidad constitucional”. A pesar de las acusaciones de fraude, de la huelga de los jueces y de las protestas, Morsi se hace fuerte día a día.

Un país dividido

El nuevo texto constitucional ha vuelto a aglutinar al pueblo egipcio entorno a dos posturas irreconciliables. Por un lado, los partidarios del gobierno, aseguran que la Carta Magna aportará estabilidad y democracia a un país destrozado internamente. Desde la oposición laica, cristiana e izquierdista, acusan al ejecutivo de promover una Constitución llena de ambigüedades donde el “islamismo más extremista” pueda campar a sus anchas y los dirigentes acaparen demasiados poderes. “Una Constitución debe ser un texto consensuado por todos, y éste no lo es. Divide a los egipcios” ,asegura Aliya, directora de una escuela egipcia. La de Aliya es, probablemente, la mayor preocupación de los ciudadanos.

Casi dos años después del inicio de la revolución que puso fin a la dictadura de Mubarak, los egipcios no son capaces de ponerse de acuerdo. El radicalismo se afianza en un país donde nadie es capaz de aceptar sus derrotas y todos hacen de la voz del pueblo su estandarte imaginario. La contundente derrota de los constitucionalistas en El Cairo, remarca las diferencias internas de un estado que se enfrenta a su futuro entre dudas. “La nación está cada vez más dividida y los pilares del Estado se tambalean” , afirmaba este fin de semana el premio nobel El Baradei. Egipto se debate en una lucha sin cuartel contra sí mismo.

Anuncios


Categorías:Internacional

Etiquetas:, , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: