“La Décima” llega a Catalunya


| INFORMACIÓN |

La X legislatura del Parlament catalán transcurre bajo la incógnita de los detalles del pacto CiU-ERC

Parece ser que “la Décima”  es un concepto que genera sentimientos contrapuestos tanto en Madrid como en Barcelona. El Parlament de Catalunya se ha constituido bajo la presidencia de Núria de Gispert (CiU), reelegida en su cargo con los 71 votos a favor de CiU y ERC y otros 8 presumiblemente del PPC; 52 abstenciones (PSC, PPC, ICV-EUiA, C’s) y 3 nulos (CUP). A partir de ahora se abre un período de diez días para investir al President de esta nueva legislatura que, más que nunca, se prevé convulsa.

No hay nadie que a día de hoy se atreva a aventurar otra fórmula de gobierno monocolor de CiU en minoría apoyado desde la oposición por ERC. El líder de la formación republicana, Oriol Junqueras, parece estar muy convencido de esta estrategia, con la cual Artur Mas no comulgaba, en su idea de “corresponsabilizar” a otras formaciones en el día a día del Govern tras los resultados del 25N. Sea como fuere, las cartas están echadas, y ahora es el momento de ver cómo se jugará este partido.

La Presidenta del Parlament será la reelegida Núria de Gispert.

La composición del Parlament entraña pactos entre CiU y ERC bajo la mirada de Madrid.

ERC está condicionando más que nunca el futuro gobierno autonómico, consciente de que su decisión de permanecer en la oposición le puede pasar factura entre sus votantes. Pero, ¿en qué se basa esa influencia? Resuelta la primera incógnita, esto es la forma de gobierno (con su negativa a tomar cualquier tipo de responsabilidad interna), las otras cuestiones pasan por la economía y el proceso independentista. Treinta años después de su último gran pacto en el Parlament, las posiciones entre los dos partidos parecían estar muy cercanas en la hoja de ruta a seguir en la llamada Transición Nacional y en polos opuestos en lo que a economía se refiere. Si el resultado electoral fue una sorpresa para la gran mayoría de los ciudadanos, la velocidad con que han acordado pactar medidas económicas no ha provocado menos asombro. ERC ha aceptado seguir con la política de recortes de CiU a cambio de dar un giro social en ésta: impuestos sobre las grandes superficies, entidades bancarias y centrales nucleares, así como la restitución del impuesto de sucesiones para las rentas más altas (No hay que olvidar que su supresión fue uno de los grandes estandartes de CiU en la pasada legislatura.) Ambos coinciden, no obstante, en fortalecer la Agencia Tributaria de Catalunya, uno de los primeros pasos hacia la Hacienda Propia, una estructura de Estado que Mas ya reclamó en el mandato anterior.

¿Hay que fijar una fecha concreta para la consulta? Artur Mas no está nada convencido, ya que sostiene que procesos de esta envergadura (y más aun si no cuentan con el beneplácito del todavía Estado al que pertenecen) se deben construir paso a paso. Oriol Junqueras, desde la comodidad aparente de la “oposición constructiva” (concepto que no debería de sorprendernos), quiere marcar perfil y presionar para alcanzar el acuerdo de una fecha concreta, ante la “necesidad” y la “urgencia” que supone la independencia de Catalunya. En cualquier caso, la Ley de consultas (aun embrionaria y ya sentenciada desde el Gobierno Central) será el primero de estos pasos que reclama el actual President y que se dará “lo antes posible”.

Los diferentes tempos en el proceso de la consulta frenan un acuerdo inmediato.

Los pactos económicos y la consulta marcan las negociaciones entre ambos partidos.

Artur Mas ha cedido parte de su política económica y social ante las peticiones de ERC. ¿Debe esta formación transigir en el ámbito de la consulta, ya que, al fin y al cabo, CiU dobla en escaños a ERC, o la composición de un gobierno monocolor ya es suficiente contraprestación? En los próximos días veremos los frutos y detalles de estas negociaciones. Mientrastanto, en un momento crucial para la definición territorial del Estado, el gobierno de Rajoy ya está urdiendo su ofensiva. La Décima está a punto de llegar a Catalunya y, por ende, al resto de España.

Mientras un equipo prepara su defensa, la otra ensaya su ataque. El tiempo dirá si se trata de un simple entrenamiento puntual de miembros de un mismo equipo o del inicio de una competición que se vaticina ardua. Esperemos que, en ambos casos, la Décima pueda culminar a modo de partido amistoso. Por el bien de nuestra democracia.

Anuncios


Categorías:Nacional, política

Etiquetas:, , , , , , , ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. “Acuerdo histórico” entre CiU y ERC | Actualidad24

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: