Susana Trimarco, la madre coraje argentina


| REPORTAJE |

Esta semana, los jueces encargados del caso de Marita Verón han decidido dar por unanimidad la absolución a los 13 imputados por la desaparición de la joven y por la trata de blancas y prostitución en Argentina

La "madre coraje" mostrando una foto de su hija Marita, desaparecida en 2002.

La “madre coraje” mostrando una foto de su hija Marita, desaparecida en 2002.

Susana Trimarco se ha convertido en una heroína para millones de personas en Argentina. Hasta la misma presidenta argentina, Cristina Fernandez, en una llamada telefónica a la mujer le admitió: “Susana: no sé cómo podés aguantar tanto. Contá conmigo”. Susana, funcionaria en Tucumán, estaba casada y tenía dos hijos, llevaba una vida normal hasta que hace 10 años, cuando su hija María de lo Ángeles Verón, entonces de 23 años, fue secuestrada en plena calle el día 3 de abril de 2002 en la localidad de San Miguel de Tucumán. En ese momento, la vida de esta heroína se transformó en una lucha contra los proxenetas y la trata de blancas.

María de los Ángeles, a la que llamaban Marita, tenía una hija de 3 años y un carácter alegre y vivo. Había cursado estudios de Bellas Artes y le encantaba dibujar. Ayudaba a sus padres en la decoración de pasteles y repostería en la tienda que regentaban y cuidaba de su hija, quien hoy con 14 años posee la misma alegría que su madre, tal y como cuenta su abuela. Desde el momento de su desaparición, Susana Trimarco comenzó a investigar dada la inactividad policial en el caso de su hija. Tras las sospechas de que tras la desaparición de su hija se encontraba una red de prostitución, esta madre coraje tuvo el valor de disfrazarse de prostituta y salir a las calles argentinas tratando de descubrir el paradero de la joven.

Noche tras noche y por varias regiones de Argentina, preguntó, conoció, vio y descubrió una auténtica mafia de explotación sexual en Argentina que también le llevó hasta España en una ocasión. En estos burdeles, finalmente, consiguió averiguar cuál había sido de la suerte de su hija Marita: golpeada con la culata de una pistola en las calles de San Miguel de Tucumán, amarrada y metida en un coche de color rojo, drogada, violada, apuñalada y vendida a una red de trata de blancas en la que se vio obligada a tener un hijo con un proxeneta, José Fernando Gómez, conocido como el Chenga.

En el año 2007, Susana Trimarco recibió el Premio Internacional a las Madres Coraje por parte del Gobierno de los Estados Unidos, y ese mismo año creó la fundación María de los Ángeles, destinada a la ayuda y rescate de prostitutas. Ese mismo año, el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero envió a Susana a Madrid, después de que ésta fuera informada de que a su hija la habían llevado, la misma red de prostitución, a España. “A finales de 2007 o principios de 2008 fui a Burgos y hablé con el fiscal de ese lugar, porque supuestamente a Marita se la habían llevado en 2004. En un prostíbulo de Burgos y en otro de Bilbao habían liberado a unas 17 chicas, la mayoría Argentinas” contaba Trimarco. Sin embargo, volvió con las manos vacías.

En el año 2010, Ssu lucha seguía en pie, pero su vida personal se complicó algo más. Su marido Daniel Verón, padre de Marita, quien sufría una grave depresión desde la desaparición de su hija, murió sin antes rogarle en numerosas ocasiones que abandonara su lucha y no se metiera con las mafias de prostitución. Sin embargo, Susana siguió acusándolos y buscando personas relacionadas con estas mafias y con la desaparición de su hija, obviando las amenazas, insultos y menosprecios que recibía.

Diez años después de que comenzara su lucha y tras recibir numerosas informaciones falsas sobre el paradero de los restos de su hija, Susana Trimarco consiguió este año sentar en el banquillo de los acusados del juzgado de Tucumán, al proxeneta con quien su hija se vio obligada a tener un hijo, el Chenga, y a 12 supuestos colaboradores suyos. Tal y como expresaba Trimarco al periódico El País este año, “Para mi, tenerlos ahí es ya una gran victoria. Porque me decían que con la misma plata que ganaban con mi hija le iban a pagar a los jueces. Y todavía pienso que ahí debería haber mucha gente más. Faltaban más cómplices”.

Con ese “Faltaban más cómplices”, Susana se refería, entre otros, al expresidente del club de fútbol argentino San Martín, Rubén Ale. Según una de las acusadas en el caso, Daniela Milhein, Ale la había introducido en el mundo de la prostitución cuando solo contaba con 16 años de edad.

El juicio contra los 13 imputados comenzó en febrero de 2010 en Argentina. A todos ellos se les acusaba de privación ilegítima de la libertad y de promoción de la prostitución. Había más de 150 testigos. Susana había conseguido el apoyo de millones de personas, entre ellos periodistas del canal TN, del grupo Clarín y de la asociación kirchnerista La Cámpora. Todo parecía ir bien. Por fin la justicia, promovida siempre por Susana Trimarco, iba a dar un fuerte golpe a las redes de tráfico de blancas y a la prostitución. Pero sorprendentemente, la noche del pasado martes los jueces Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero decidieron por unanimidad dejar en libertad a los trece acusados. Llegó la absolución.

La Sala II de la Cámara Penal de Tucumán estalló, y lo hizo de alegría y alivio para unos, y de rabia e ira para otros. Los insultos y gritos comenzaron a sonar mientras los abrazos y las lágrimas de los acusados se hacían más fuertes. Susana Trimarco no derramó ni una sola gota. Ni un ápice de debilidad. “Estoy más fuerte que nunca (…) Soy una persona fría porque ellos me hicieron así. Mica (hija de Marita) se crió en los ventanales de los tribunales. No voy a parar hasta que estos tipos sean enjuiciados. Estoy muy tranquila por todo lo que hice y todas las chicas a las que rescaté. Esto terminará acá pero mañana comienza otra lucha nueva” declaró al canal TN.

No dudo de su fuerza ni de su coraje. No dudo de su lucha. No pierdo la ilusión de que un día, lo que esta mujer está haciendo y todo el camino que lleva recorrido sirva para mucho más de lo que sirve ahora. La “madre coraje” de Argentina seguirá luchando, estoy segura. Le apoyo personalmente desde aquí.

Anuncios


Categorías:Internacional

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: