El chavismo respira una vez más


| INFORMACIÓN |

El presidente venezolano supera una nueva intervención quirúrgica en su lucha contra el cáncer

El presidente de Venezuela antes de ser intervenido

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, antes de ser intervenido

Chávez ve la luz. El vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, anunciaba ayer el “éxito” de la operación contra el cáncer a la que se había sometido el mandatario. El actual presidente de la República vuelve a salvar un “match ball” en la que es ya su cuarta operación desde que le diagnosticaron la enfermedad. De no poder asumir sus funciones, Venezuela volvería a ser llamada a las urnas en el plazo de un mes. El comandante marca una vez más el futuro de la nación.

Los partidarios de Hugo Chávez están de enhorabuena. En medio de la vorágine electoral que suponen los comicios del domingo para elegir a los gobernadores regionales del país,  el mandatario venezolano se ha enfrentado al cáncer en un hospital en La Habana y ha vuelto a salir ileso de la que es ya su cuarta operación en menos de dos años . El vicepresidente de la nación, recientemente designado por Chávez como su sucesor ante cualquier eventualidad, ha afirmado que el presidente ha comenzado con los “tratamientos especiales” previstos para la “etapa post operatoria”, signo inequívoco de su recuperación. El “gigante”, como lo ha denominado Maduro, tiene cuerda para rato.

Situemos los hechos. El pasado 8 de diciembre, Hugo Chávez, reciente vencedor de las elecciones de octubre, anunciaba que tenía que ser sometido a una intervención quirúrgica para eliminar las “células malignas” que le habían sido detectadas una vez más. Una nueva operación de la que ya se venía alertando por expertos internacionales que sospechaban que tras la negativa del dirigente a explicar el foco de origen de la enfermedad, se encontraba la sombra de un cáncer terminal. Al mismo tiempo, Chávez designaba a Nicolás Maduro como su sucesor en caso de no superar la enfermedad. Se alargaba así el culebrón que mantiene en vilo a la población venezolana desde  hace año y medio. Una historia que aún no ha vivido su último capítulo.

Tras la comparecencia de Chávez, no tardaron en aparecer las primeras reacciones. Mientras desde su partido se esforzaban por ensalzar a su líder, el opositor Henrique Capriles cuestionaba la posible continuidad de un “chavismo sin Chávez”, pero confiaba en la recuperación del mandatario por “sentido humanitario”. “Nuestro deseo es que la operación sea exitosa, que el presidente de la República se recupere y cumpla todo lo que prometió” , afirmaba a los medios locales.

En el ámbito internacional, Chávez también  ha recibido  múltiples muestras de apoyo a lo largo de estos días. Desde Ecuador, el presidente del país , Rafael Correa, y el jefe de estado colombiano, Juan Manuel Santos, lanzaban el martes un mensaje de apoyo al líder venezolano. “Nuestro corazón y nuestra solidaridad con él” ,aseguraba Correa. En Bolivia,por su parte, Evo Morales, enviaba ánimos a su colega venezolano. Finalmente, desde la primera potencia mundial, EEUU,  la portavoz de la Casa Blanca deseaba una “pronta recuperación” al dirigente. Las viejas heridas parecen haber cicatrizado.

Seis años más

La recuperación de Chávez y su regreso a la escena política , si se confirma, permitiría al mandatario afrontar 6 años de legislatura de intensa actividad y en los que, por primera vez, se enfrenta a un verdadero opositor. Las promesas electorales, la solución a los problemas de inseguridad y las crecientes precupaciones por la situación económica del país siguen a la espera de que se confirme la continuidad de la conocida como “revolución bolivariana” impulsada por un político ,Chávez, siempre envuelto en la polémica.

En las calles, los mensajes de apoyo se entrecruzan con aquellos que profesan un odio incondicional al que califican como el peor presidente de la historia venezolana. Y es que en los últimos comicios, casi un 45% de la población se mostró contrario  a la reelección del ex-golpista. La bipolaridad latente en la población venezolana, y mundial, llega hasta su ciudad natal, Sabaneta. “Para mí Hugo es sagrado”, afirma por un lado Adrián Frías, un agricultor de la zona. “Con tantas mentiras que ha metido, no se le puede creer, ahorita yo no le creo”, asegura en contraposición Ramón Vargas desde la misma ciudad. Mientras, Chávez  prepara su retorno en La Habana. El domingo hay elecciones regionales y el comandante vuelve a marcar el ritmo de la escena política del país. El chavismo respira una vez más .

Anuncios


Categorías:Internacional

Etiquetas:, , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: