El agente del caos


“Instaura una pequeña anarquía. Altera el orden establecido. Y comenzará a reinar el caos. Soy un agente del caos”.

El malogrado Heath Ledger, en su interpretación del Joker en la película “El caballero oscuro”, es el autor de esta frase. Y bien se podría aplicar al jugador que nació bajo el nombre de Ronald William Artest, ahora llamado Metta World Peace.

ron-artest

Su historia es la historia de un jugador que siempre ha ido al margen de la normalidad, fuera de la manada y siempre dando la nota de una forma u otra. No es algo que le salga sin querer, que sea consecuencia indirecta de sus actos. Es algo que él mismo provoca y alardea de ello. Es su estilo de vida. “Me gusta la tensión, me encanta cuando las cosas salen mal. En la NBA no promocionan a tíos como yo, les gustan tíos que comen Cheerios, buenos tíos, pero yo encuentro la forma de darme a conocer”.

Como buen agente, Metta World Peace provocó en su día la pelea más salvaje jamás vista en una cancha de la NBA. La estupefacción, el mal, y por supuesto el caos se apoderaron del Palace of Auburn Hills.

El 19 de noviembre del 2004, en Detroit, se enfrentaron los Pistons a los Indiana Pacers. Era la reedición de la final de conferencia de la temporada anterior, por lo que había cierta tensión en el ambiente. En una jugada al borde de la conclusión del partido (apenas quedaban 45 segundos), el por aquel entonces Ron Artest y Ben Wallace comenzaron una pelea que nadie preveía que fuera lo grave que acabó siendo.

El proceso normal diría que el conflicto, provocado entre los dos jugadores, acabaría ahí, entre los jugadores. Pero eso es lo normal. De algún modo, Artest consiguió que incluso varios aficionados que habían acudido a ver el partido se vieran implicados.

El proceso normal también diría que en una pelea entre varios participantes, al menos hubiera tensión por parte de todas las personas. Pero mientras el resto de jugadores se enzarzaba en una pelea que él había provocado, Ron Artest se mantenía tumbado plácidamente en la mesa de los marcadores, contemplando desde la primera fila y con aparente indiferencia su caótica obra. Incluso se le ocurrió la idea de intentar hablar por el micrófono para todos los espectadores, idea que desestimó acertadamente el locutor.

ron-artest-at-the-malice-in-the-palace

¿Y sabes qué tiene el caos? Que es justo

Lo que sucedió posteriormente no tiene ni pies ni cabeza, y tampoco atiende a cualquier razón lógica. Un aficionado, seguramente harto de que el instigador de aquel lamentable espectáculo estuviera cómodamente recostado, decidió tomarse la justicia por su cuenta. El vaso de Diet Coke con el que calmaba su sed durante el partido le pareció la mejor arma disponible, cuando le lanzó su contenido al jugador de los Pacers. Éste despertó de su inexplicable letargo, aceleró sus pulsaciones de 0 a 100 en un segundo y salió embalado dirección a la grada. El objetivo, causar el caos.

En ese momento comenzó el momento denominado “Malice in the Palace”. Aficionados y jugadores se vieron envueltos en un combate de grandes proporciones, de la época en que el Coliseo romano vivía sus mejores tardes. Ben Wallace, Jermaine O’Neal y Stephen Jackson fueron los alumnos aventajados de un Ron Artest totalmente desatado. “Ron ron” se dirigió hacia un hombre de camiseta negra como un toro y lo embistió sin piedad. El único inconveniente, que se había equivocado de víctima.

tumblr_luw81iqSED1qfkop6o11_r1_1280

A partir de entonces, volaron puñetazos en todas direcciones. Los jugadores de los Pacers contra los aficionados de los Pistons. Stephen Jackson y Jermaine O’Neal lanzaban derechazos a todo aquel que se cruzaba por su paso. Artest hacía lo propio por su cuenta. Uno de los fans, Charlie Haddad, tuvo la desgracia de enfrentarse a O’Neal. Quienes se encontraban a su lado temieron por su vida tras recibir un poderoso puñetazo tras carrera del pívot de Indiana.

Mientras tanto, los miembros de seguridad del recinto no daban abasto. Según cuentan, en aquella época estaban preparados para peleas en la grada o en la cancha, pero no en ambas partes. Como suele ocurrir, tuvo que pasar este hecho para que se tomaran mayores medidas de cara a la prevención de éstos casos.

Una vez terminado el incidente, con todos los jugadores en los vestuarios y la policía rodeando el edificio para evitar males mayores, Artest y Jackson conversaron sobre las consecuencias de su acto. “Tendremos suerte si conseguimos un puto empleo”, se limitó a decir S-Jax. Éste ya vislumbraba los resultados de sus actos. Pero Ron Artest, el agente del caos, padre y madre del espectáculo más lamentable visto en la NBA, todavía tenía una guardada. Y es que se resistió a terminar entre rejas la noche en la que llevó a cabo su mayor obra.  En compenetración con los estamentos de su equipo, consiguió llegar al autobús del club para permanecer fuera del alcance de los agentes del orden. Una vez más, había desafiado el orden impuesto, se salió de lo normal y consiguió librarse temporalmente de tener que rendir cuentas.

Sin embargo, las sanciones no tardaron en llegar y Artest, principal culpable, fue el más castigado. Le suspendieron sin jugar el resto de la temporada (un total de 86 partidos), perdió casi 5 millones de salario, le impusieron 60 horas de servicio a la comunidad y le obligaron a asistir a terapia.

Ron Artest, ahora llamado Metta World Peace, siempre ha tenido algo de diferente. Quizá ese sea el motivo por el que tras ese altercado, todavía siga teniendo un puesto en una de las mejores plantillas de la liga. Y quizás la NBA haya encontrado en World Peace el caos del que hablaba Isaac Asimov. “Le faltaba irregularidad, le faltaba el caos de la vida permanente en la que una habitación o incluso una mesa se adapta a las sinuosidades y fluctuaciones de una personalidad particular”.

Anuncios


Categorías:Baloncesto, Deportes

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: