Mercado de Tetuán, un espejo más de la crisis


Los Mercados Municipales han sido durante años adalides del comercio más tradicional, lugares donde la calidad de los productos ofrecidos hacía posible la competencia con los grandes comercios. Hoy en día esta realidad está cambiando peligrosamente, y el Mercado de Tetuán es fiel reflejo de ello.

“En la calle Marqués de Viana, muy cerca de la confluencia con las calles Sor Ángela de la Cruz y Bravo Murillo, el Mercado de Tetuán cuenta con comercios de toda la vida, una amplia variedad de puestos que se dedican a la venta de productos frescos del día a precios asequibles, como panaderías, carnicerías, ultramarinos, fruterías, verdulerías… Se trata de un mercado con solera, un punto de reunión, conversación y compra para los vecinos del barrio”. Así es como define el glosario de lugares de la página web de Madrid Ciudad a este emblemático lugar del norte de Madrid. Hoy en día, su realidad, al igual que la de muchos otros mercados municipales de la capital, es bastante más cruda de lo que esa definición cuenta.

Julián Ramos Lara lleva 2 años y medio al frente de su pequeño negocio de aceitunas y conservas en el puesto 75 del Mercado Municipal de Tetuán. Habla con resignación de la durísima situación a la que se están viendo sometidos su comercio y muchos otros a su alrededor: “desde que comenzó la crisis, el balance de pérdidas globales de los puestos de este mercado habrá sido de un 25 o 30%…”. Cuenta cómo muchos tenderos han cerrado sin opción a vuelta atrás. “Ya nadie se atreve a abrir”.

mercado tetuan

Sin embargo, a la hora de encontrar culpables directos de su situación, Ramos nos habla de algo más que de la crisis. “Aquí alrededor tenemos 3 Mercadonas que nos están terminando de matar”. La nueva ley que permite a los grandes comercios abrir en domingo está quitando a los Mercados una franja de ventas que tradicional e históricamente les pertenecía. Esta medida, tomada “para fomentar la contratación” según palabras del propio Gobierno, está teniendo unas consecuencias bastante diferentes a las esperadas, habiendo anunciado despidos gigantes de la talla del Corte Inglés. “Nos han dado la puntilla, nos están destrozando y además nos engañan por todos los lados” sentencia el comerciante.

A pocos metros del puesto de Ramos Lara trabaja como pollero desde hace 4 años Carlos David Álvarez. Narra como la facturación de su negocio en particular ha disminuido aproximadamente un 70% desde sus comienzos. Como su compañero de Mercado, señala a la apertura de los grandes comercios en los domingos como la principal razón del descalabro económico de los puestos. Al ser preguntado por si ve futuro a 5 años vista, Álvarez no tiene dudas: “Si esto sigue así, sinceramente, no”.

Entrada al Mercado de Tetuán desde la calle Marqués de Viana.

Entrada al Mercado de Tetuán desde la calle Marqués de Viana.

Detrás de la barra de su carnicería responde a las preguntas Raúl Vera, que hace un diagnóstico ligeramente diferente al de sus compañeros. “El principal problema es que con la crisis, los inmigrantes están volviendo a sus países”. En la actualidad, más del 70% de la gente que compra en este Mercado es de origen extranjero, algo común teniendo en cuenta que Tetuán es un barrio de marcado tinte multicultural, pero a lo que Vera le suma otras razones “Los inmigrantes son los que más compran, no los únicos, pero sí los que más. Hay muchas mujeres que se quedan en sus casas mientras que en los matrimonios españoles esto no se da tanto, por lo cual tienen mucho menos tiempo para comprar”.

Vera no anda desencaminado en sus apreciaciones. Los inmigrantes no comunitarios en paro lo tienen claro. España no tiene futuro a corto plazo. Desde enero hasta junio cada día 108 desempleados extranjeros se han beneficiado del plan para capitalizar la prestación contributiva que habían generado en España para disfrutarla en su país de nacimiento. En el primer semestre se beneficiaron del programa 19.421 trabajadores extranjeros, una cifra cinco veces superior a la del año 2009. “Yo tengo mi gente que viene a despedirse” dice el carnicero. “Cada mes se van más”.

Los tres comerciantes coinciden en algo. La franja de edad que menos visita sus establecimientos es la de la juventud. Álvaro y Alberto son dos jóvenes residentes en Tetuán, de 20 y 18 años respectivamente. Al ser preguntados por el Mercado, afirman que nunca lo han pisado. “Es que el Mercadona está a 200 metros calle arriba, es mucho más cómodo” dice uno de ellos. “Yo creía que era solo para personas mayores” espeta el segundo. Dicen que les daría pena que lo quitasen porque siempre ha estado ahí desde que ellos recuerden, pero parecen ser ajenos al drama social que viven los comerciantes: “La verdad es que nunca lo había pensado” confiesa Alberto antes de proseguir su camino hacia el metro con una última frase en la boca: “Es que la crisis… no perdona”.

¿Hay más razones ocultas detrás de la durísima situación que atraviesan estos lugares? Parece que sí. Los comercios de todos los Mercados Municipales de Madrid están edificados sobre suelo del Ayuntamiento madrileño. Ahora que los mismos han dejado de ser rentables, no son pocos los que piensan que las leyes de ampliación del horario de libre comercio aprobadas en el consistorio tienen un segundo objetivo que no es otro que echar a los comerciantes. De esta manera, podrían vender los terrenos que, en el caso de algunos Mercados situados en los distritos Centro y Chamberí, valen una fortuna. Aún así, esta posible “conspiración” no va más allá de una teoría, dado a que el Ayuntamiento siempre ha mostrado su apoyo a los Mercados Municipales, al menos en público.

Entre todas estas culpas, teorías y razones, la realidad es una. Los Mercados están entre la espada y la pared. Parece que solo el fin de la crisis o uno de esos caprichos del destino podrían revertir la angustiosa situación a la que han llegado estos puntos de reunión comercial. Nos quedamos con una frase del tendero Ramos Lara “El Mercado tuvo su época de esplendor, que fue muy buena, pero que acabó… tristemente acabó”. ¿Tendrá razón en su afirmación o serán los Mercados como el de Tetuán capaces de revivir de sus cenizas? No lo sabemos, pero si de alguna manera esto último es posible, el apoyo ciudadano será una vez más, imprescindible y clave.

Anuncios


Categorías:Nacional

Etiquetas:, , , , , , , , ,

1 respuesta

  1. La verdad es que la palabra crisis, significa cambio, pues bien ante un cambio uno no se puede quedar parado, si algo no enseña nuestra experiencia, es que cuando ves que te cae una piedra, lo único que no haces es quedarte parado. Pues bien, en esta caso es igual, si algo tienen estos mercados, es la atención personalizada y el trato amable que han dado toda la vida a su parroquia, pues ese es el principio de una posible mejora. Salgan a la calle, salgan de sus puestos, hablen con los vecinos que pasean por la calle y ofrezcan sus productos, acérquense a sus casas ofreciéndoles sus servicios y extraordinarios productos, hagan jornadas de gustación, regalen flores, caramelos, productos del propio puesto por cada compra, hagas fiestas con actuaciones de payasos, cantantes, mimos…. hagan algo…. esto no se soluciona pensando que los políticos están haciendo tal o cual cosa.
    “Aunque no lo creamos” cada uno debemos acercar el ascua a nuestra sardina, eso dice un dicho popular, y en esta caso, es decir en la vida, nadie te regala nada…
    ANIMO…!!! ESTA CRISIS NO PODRÁ CON NOSOTROS… SEA CUAL SEA NUESTRA SITUACIÓN… NO DEBEMOS DEJARNOS LLEVAR.. ACTÚA..!!!

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: